El mejor consejo para mejorar tus presentaciones: practica, practica, practica

marzo 29, 2012

Uno de los oradores más excepcionales a quien he tenido ocasión de ver en acción es Tony Robbins, el famoso gurú del crecimiento personal y autor de los best-sellers Poder sin límites y Despertando al gigante interior.  Sus charlas ante miles de oyentes entregados suponen un derroche extraordinario de energía. ¿Crees que nació con esa habilidad? Escucha lo que él mismo cuenta:

La gente a menudo me pregunta en mis seminarios: “¿Cuánto tiempo crees que me llevará dominar realmente esta disciplina en particular?”. Y mi respuesta inmediata es: “¿Cuánto tiempo quieres que te lleve?”. (…)

Yo me convertí en un orador público excelente porque en lugar de ofrecerme para hablar una vez a la semana, lo hacía tres veces al día. (…)

Mis socios comentaban qué “suerte” tenía de haber nacido con semejante talento “innato”. Traté de decirles lo que ahora te estoy diciendo a ti:

La maestría lleva tanto tiempo como tú quieras.

La falta de talento suele ser la justificación para la pereza

Deja de inventar excusas y de hablar de la falta de tiempo. No esperes al momento perfecto, porque nunca llegará. El famoso director de cine Stanley Kubrick daba el siguiente consejo a los aspirantes a cineastas:

“Coge una cámara y un rollo de película y rueda una película de cualquier tipo”.

No esperes a disponer de todos los recursos. No sueñes con las condiciones ideales. En lugar de lamentarte de lo que no tienes, saca partido a lo que ya tienes. Lo más importante al principio no es hacerlo bien, ni siquiera regular, sino empezar y tirar para adelante. Y cuanto antes empieces, tanto mejor. Mejor fallar al principio, cuando aún no tienes cargos de responsabilidad o de mucha visibilidad, que postergarlo y postergarlo, hasta que ya has ascendido y tus errores serán mucho más visibles y su coste, mucho mayor.

Así que empieza a hablar en público a la primera oportunidad.

(Si estás motivado y no sabes por dónde empezar, puedes apuntarte a alguno de mis próximos cursos para crear y exponer presentaciones)

ENTRADAS RELACIONADAS

- No hay ingrediente secreto

- Las cuatro excusas más habituales para no ensayar antes de tu presentación

- Para presentar mejor, grábate en vídeo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Crees que el orador nace o se hace? ¿Tus presentaciones no son mejores por falta de talento o por pereza?

Anuncios

No todos se representan el mundo como tú ni comparten tus preferencias personales de aprendizaje

marzo 27, 2012

Puedes tener en cuenta los distintos estilos o estrategias de aprendizaje que cada persona utiliza para recibir y procesar estímulos de información. A lo largo del último siglo se han ido proponiendo numerosas taxonomías de estilos de aprendizaje, entre ellas el Indicador de Myers-Briggs (Myers-Briggs Type Indicator, MBTI), el Índice de Estilos de Aprendizaje de Felder (Index of Learning Styles), los Estilos de aprendizaje de CHAEA y los Estilos de Aprendizaje Perceptivos (Perceptual Learning Styles).

Las cuatro dicotomías de MBTI

MBTI

En esta entrada voy a centrarme en el Indicador de Myers-Briggs, el cual  describe los tipos de personalidad en términos de cuatro pares de preferencias o dicotomías:

1) Mundo favorito: introversión (centrado en el mundo interior) o extroversión (centrado en el mundo exterior).

2) Percepción o recolección de información: sensación (centrado en la información básica) o intuición (centrado en interpretar y añadir significado).

3) Toma de decisiones: racional (lógica y consistencia) o emocional (personas y empatía).

4) Estructura del mundo: calificador (tener las cosas resueltas) o perceptivo (mantener las opciones abiertas).

Para mí lo más importante de estas taxonomías es que pueden ayudarte a tomar conciencia de que no todas las personas se representan el mundo como tú ni comparten tus preferencias personales de aprendizaje. Con toda seguridad, el tipo de presentaciones que realizas se ajusta a tus propias preferencias y funcionarán muy bien con los miembros de la audiencia que las comparten. ¿Y el resto?

Presentas para la audiencia, no para ti

En la siguiente tabla adaptada por el Dr. Andrew Abela en su libro Advanced Presentations by Design: Creating Communication that Drives Action, tienes un ejemplo de cómo aplicar la tipología de MBTI a la caracterización de los miembros importantes de la audiencia puede ayudarte a tomar decisiones con respecto a cómo orientar tu presentación.

DICOTOMÍA NECESIDADES TÍPICAS IMPLICACIONES AL PRESENTAR
Introvertido Tiempo para reflexionar sobre la información Proporcionar toda o parte de la presentación por adelantado
Extrovertido Discusión interactiva Planificar para abundante discusión y Q&A
Sensitivo Los hechos y (todos) los detalles Incluir todos los hechos relevantes y detalles en la presentación o en un apéndice
Intuitivo La gran foto Proporcionar el resumen en primer lugar
Racional Principios, costes, beneficios Identificar principios, costes, beneficios
Emocional Para quién es valioso y por qué Explicar las implicaciones para cada persona o grupo de los involucrados
Clasificador Conclusiones Presentar las conclusiones al principio
Perceptivo Alternativas Listar todas las alternativas consideradas

El mayor riesgo que corres al crear tu presentación es hacerlo según tus propias preferencias personales. Diferentes personas reciben y procesan la información de maneras diferentes y se ven influidas diferentemente. Adáptate a la personalidad de la audiencia.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Cuanto más te preocupes por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectarás

- Nueve técnicas para transmitir una imagen positiva que te ayude a conectar con la audiencia

- No busques hacer presentaciones perfectas, busca ser útil

- Conoce a la audiencia de tus presentaciones con un mapa de empatía

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cambias tu forma de hacer presentaciones en función de la audiencia? ¿Tratas de apelar a una amplia variedad de estilos de aprendizaje?


Si tu presentación no produce un cambio en la audiencia, es una pérdida de tiempo para todos

marzo 22, 2012

“No hay viento bueno para quien no sabe adónde va.”

—Séneca

Cuando comienzas a preparar una presentación, debes visualizar desde el principio qué pretendes con ella. Sin un objetivo claro, sin una intención evidente, la presentación deambulará como un rebaño de ovejas sin pastor, rumiando hierba de aquí y de allá por el prado de la confusión mental, sin rumbo fijo. La audiencia marchará con la sensación de no saber para qué le han hablado.

Así pues, tu primera tarea al encarar un nuevo proyecto de presentación es poner por escrito con la mayor claridad posible cuáles son las expectativas de la organización que te ha solicitado la presentación, las de la audiencia y las tuyas propias. Estas ideas actuarán posteriormente como brújula a la hora de seleccionar y adaptar los contenidos a la audiencia y a las circunstancias.

Tu presentación debe satisfacer los objetivos de todas las partes implicadasToda presentación busca inspirar algún cambio en la audiencia

Según Aristóteles, existen tres propósitos para un discurso: informar, persuadir o distraer. Por supuesto, estos propósitos no son mutuamente excluyentes. Un mismo discurso puede perseguir el objetivo fundamental de informar, a la vez que introduce elementos que lo hagan ameno, mientras intenta convencer al auditorio de un punto de vista concreto. Piénsese en las charlas de Al Gore por medio mundo, capturadas en el documental Una verdad incómoda, ganador del Oscar en 2007, donde se ofrece una mezcla equilibrada de los tres propósitos.

Bien mirado, durante una presentación acompañas a la audiencia en un viaje intelectual y emocional. La meta última de toda presentación es producir un cambio en la mente, corazón o comportamiento de la audiencia: que pase de un estado de ignorancia a uno de conocimiento (informar); de un estado de duda a uno de confianza, de uno de inacción a uno de acción (persuadir); de uno de aburrimiento a uno de distracción (entretener).

Al Gore combina de forma equilibrada en sus presentaciones los tres propósitos básicos de un discurso según Aristóteles: informar, persuadir y entretener, siendo el más importante la persuasión

Al Gore combina de forma equilibrada en sus presentaciones los tres propósitos básicos de un discurso según Aristóteles: informar, persuadir y entretener, siendo el más importante la persuasión

Si no hay cambio, no hay arte

Por este mismo motivo algunos autores consideran que existe un único discurso: el persuasivo; por definición, el más centrado en la audiencia y en producir un cambio en ella, bien sea en sus ideas, sentimientos o comportamientos. La persuasión necesita además proporcionar evidencias que apoyen tu punto de vista para conducir a la audiencia a la acción.

Por consiguiente, tu primera tarea será sentarte a reflexionar sobre el viaje que conjuntamente vais a emprender: ¿Qué cambio buscas que se produzca en la audiencia? ¿De qué estado actual parte (punto A) y a qué estado deseas que llegue (punto B)? Y más importante aún: ¿Qué acción específica esperas de su parte como resultado de tu presentación?

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Dónde está el arte en tus presentaciones?

- ¿Qué metáfora usas para pensar en las presentaciones?

DIÁLOGO ABIERTO

¿Te planteas antes de tus presentaciones cuál es el cambio que deseas inspirar en tu audiencia como resultado de tu presentación?


Si puedes decirlo con una sola palabra, no uses dos

marzo 20, 2012

“Si tienes algo que merezca la pena ser dicho, dilo brevemente y con claridad; si no, mejor que permanezcas en silencio.”

—John C. Maxwell, El poder de las relaciones

Lo sé bien porque en mis primeros años solía pasarme de tiempo sistemáticamente y sepultaba a la audiencia bajo montañas de información. Quería demostrar que “soy un profesional competente que domina mucha información, sabe de qué habla y conoce los detalles”. Y no vayas a creer que era todo puro egocentrismo. Yo también anhelaba compartir el máximo conocimiento posible sobre temas que me apasionaban: pretendía que los demás aprendieran en una hora lo que yo había tardado años en asimilar. Quería contarlo todo porque todo me parecía interesante y no veía qué podía eliminar. Había sucumbido a la Maldición del Conocimiento.

Ahora comprendo que buena parte de la culpa proviene de centrarse excesivamente en uno mismo dejando de lado los intereses y necesidades de la audiencia.

Ir directo al grano implica ahorrarse la paja

Los detalles excesivos y prolijos son como la estática de las radios, que sólo añaden ruido sin contribuir a entender mejor la emisión. Demasiado a menudo queremos contarlo todo, sin darnos cuenta de que sólo debemos contar lo relevante para la audiencia. Nos resistimos con uñas y dientes a dejar fuera materiales que nos gustan especialmente o que nos ha costado gran esfuerzo preparar, aunque no sirvan realmente a la audiencia.

“Reinicia: Borra lo aprendido y piensa la empresa de otra forma”

Los autores de Reinicia: Borra lo aprendido y piensa la empresa de otra forma ilustran este vicio de querer incluirlo todo con la analogía de una exposición en un museo:

“No se hace un buen museo poniendo todo el arte del mundo en una única sala. Eso es un almacén. Lo que hace que un museo sea grande es el material que no está en los muros. Alguien dice no. Se involucra al conservador, tomando decisiones conscientes sobre qué debería quedarse y qué irse. Existe un proceso de edición. Hay mucho más material fuera de los muros que sobre los muros. Lo mejor es un sub-sub-subconjunto de todas las posibilidades.

Es el material que dejas fuera lo que marca la diferencia. Así que busca constantemente qué cosas eliminar, simplificar, racionalizar. Quédate sólo con lo que es verdaderamente esencial. Reduce las cosas hasta que te quedes sólo con lo más importante. Después, repite el proceso. Siempre puedes añadir material más adelante si lo necesitas.”

No se trata de lo que tú sabes ni de lo a que ti te resulta interesante, sino de lo que la audiencia necesita. A la audiencia no le importa cuánto sabes hasta que no sabe cuánto le importas. Interésate por ella en lugar de hacerte el interesante. Cuenta solamente aquello que hará que la audiencia busque más.

No lo cuentes todo, despierta la lujuria por más.

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Somos capaces de plasmar una idea en una presentación de 20 minutos sin correr?

- ¿Cuántas transparencias debería tener una presentación?

- Las noches de Pecha Kucha o las metamorfosis del PowerPoint

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué cantidad de información das en tus presentaciones? ¿Cómo afrontas la Maldición del Conocimiento?


Nuevos cursos en abierto en Madrid sobre El Arte de Presentar

marzo 15, 2012

Nuevos cursos en abierto en Madrid sobre El Arte de Presentar

Durante los días 14-15 de junio de 2012 impartiré en Madrid sendos cursos sobre El Arte de Presentar, de ocho horas de duración cada uno:

  • Curso 1: Cómo crear presentaciones de alto impacto
  • Curso 2: Cómo exponer presentaciones de alto impacto

INSTRUCTOR

En ambos cursos, el profesor será Gonzalo Álvarez Marañón.

INSCRIPCIÓN

El aforo es limitado. Para formalizar la inscripción, rellena el siguiente formulario:

LUGAR

El curso tendrá lugar en MSL Formación, calle Marqués de Ahumada, 5; 28028, Madrid.

FECHAS

Los dos cursos tendrán lugar en días consecutivos:

  • Curso 1: Cómo crear presentaciones de alto impacto (2ª ed.): 14 junio 2012
  • Curso 2: Cómo exponer presentaciones de alto impacto (2ª ed.): 15 junio 2012

HORARIO

La duración del curso es de 8 horas netas, en horario de 09.00 a 19.00. La jornada cuenta con una pausa para el desayuno y otra para almuerzo.

[Desayuno y comida incluidos en el precio del curso.]

PRECIO

  • Curso 1: Cómo crear presentaciones de alto impacto: 300 € (IVA incluido)
  • Curso 2: Cómo exponer presentaciones de alto impacto: 500 € (IVA incluido)

DESCUENTOS

  • 10% de descuento si el curso es abonado con una antelación mínima de un mes.
  • 10% de descuento por persona si se realizan inscripciones para grupos de la misma empresa (mínimo 2 personas).

[Ambas ofertas son acumulables]

METODOLOGÍA

El curso es eminentemente práctico y participativo. A la hora de explicar todos los conceptos presentados, se incluyen numerosos ejemplos de presentaciones sobresalientes desde estilos personales muy diferentes.

Se realizan numerosas prácticas en las que los alumnos trabajan en la construcción de presentaciones. En el curso 2 se realizan además breves presentaciones grabadas en vídeo para ser después examinadas por todo el grupo.

Se trabaja con grupos reducidos.

MATERIALES

En todos los cursos se entregará a los alumnos un ejemplar del libro El Arte de Presentar escrito por el propio instructor y editado por el sello Gestión 2000 del Grupo Planeta.

CONTENIDOS DE LOS CURSOS

CURSO 1: Cómo crear presentaciones de alto impacto

Objetivos

El curso tiene por objeto ayudar a los profesionales a planificar sus presentaciones teniendo en cuenta los objetivos, la audiencia y tiempo asignados, a seleccionar y estructurar adecuadamente sus contenidos y a diseñar las transparencias de manera atractiva y eficaz. Como resultado, las presentaciones conectarán mejor con la audiencia, mantendrán y dirigirán su atención, y finalmente fomentarán la comprensión y el recuerdo del mensaje principal, mejorándose así la comunicación en todos sus aspectos.

Audiencia del curso

El curso está dirigido a profesionales (ventas, marketing, comunicación, informática, finanzas, ingeniería, etc.) cuyas tareas incluyen la creación habitual de presentaciones, aunque no necesariamente su exposición en público.

Contenidos

Módulo 0: Introducción a las presentaciones

  • Objetivos de una presentación
  • Organización del curso

Módulo 1: Planificación de presentaciones

  • Audiencia: análisis de su ADN (Actitudes, Demografía, Necesidades)
  • Metas: cómo definir y alcanzar los objetivos de la presentación
  • Mensaje: cómo destilar la idea fundamental de la presentación
  • Circunstancias: Cómo adaptar la presentación a la ocasión
  • Lugar: Elementos a tener en cuenta en función del tipo de sala
  • Ponente: Construcción de la imagen del ponente
  • Herramientas: Lápiz y papel, post-its, mapas mentales, storyboards, visual thinking

Módulo 2: Estructura y organización de presentaciones y discursos

  • Selección de ideas
    • Afirmaciones: proposiciones, ecuaciones, teoremas
    • Evidencias: estadísticas, encuestas, definiciones, demostraciones, citas y testimonios de autoridades reconocidas, gráficos, diagramas, noticias
    • Ilustraciones: historias, anécdotas, ejemplos, casos de estudio, las citas, objetos, demostraciones, chistes, imágenes, fotografías, música, papelógrafos, transparencias
    • Participación de la audiencia: preguntas y respuestas, discusiones y proyectos en grupo, resolución de problemas, encuestas, juegos, magia, movimiento e improvisación
  • Ordenación de ideas
    • Aperturas con fuerza
    • Cierres memorables
    • Patrones estructurales: Temático o jerárquico, Problema/Solución, Cronológico o secuencial, Numérico, Comparación/Contraste, Espacial

Módulo 3: Principios y técnicas de diseño de presentaciones multimedia

  • Principios básicos de diseño
  • Texto: tipografía, listas de viñetas, títulos, mensajes, citas, referencias, tablas, ecuaciones
  • Multimedia: animaciones y transiciones, vídeo, audio, imágenes y fotografías, demos
  • Gráficos: circulares, de líneas, de barras, otros gráficos

CURSO 2: Cómo exponer presentaciones de alto impacto

Objetivos

El curso tiene por objeto ayudar a los profesionales a exponer sin nervios, con confianza y naturalidad: dominar las posturas, expresiones, gestos, atuendo, posición, movimientos, entonación, entusiasmo, pausas, mirada, con el fin de conectar con la audiencia y superar los miedos a hablar en público.

Audiencia del curso

El curso está dirigido a directivos, jefes de proyecto, mandos medios y profesionales (ventas, marketing, comunicación, informática, finanzas, ingeniería, etc.) cuyas tareas incluyen hablar ante grupos, realización habitual de presentaciones, venta de sus ideas a otros o apariciones frecuentes ante cámaras o micrófonos.

Contenidos

Módulo 1: Lenguaje paraverbal

  • Volumen
  • Articulación
  • Cadencia
  • Entonación
  • Muletillas
  • Pausas

Módulo 2: Lenguaje corporal

  • Imagen personal
  • Gestos
  • Contacto visual
  • Posición espacial
  • Movimiento por el escenario

Módulo 3: Preguntas y respuestas

  • Cómo gestionar con éxito la sesión de Q&A
  • Ruedas de prensa
  • Gestión de situaciones difíciles

Módulo 4: Cómo superar el miedo a hablar en público

  • Técnicas de relajación
  • Técnicas de respiración
  • Técnicas de meditación
  • Pensamiento realista
  • Terapia cognitiva-conductual
  • Elaboración de un plan de cambio para superar el miedo

Las cinco plantas del viaje de tu presentación de ascensor

marzo 13, 2012

“El propósito de un elevator pitch no es cerrar la venta. El objetivo ni siquiera es dar una descripción corta, precisa, estilo Wikipedia, de tu proyecto. Y resulta estúpida la idea de utilizar palabras vacías y vagas para crear una insípida frase de misión. No, el propósito de un elevator pitch es describir una situación o solución tan cautivadora que, una vez acabado el viaje en ascensor, la otra persona desee escuchar más.”

—Seth Godin

El jueves pasado disfruté del gran privilegio de compartir mi experiencia y conocimiento con numerosos emprendedores sociales en Galicia. Diez entidades gallegas prestadoras de servicios sociales habían sido seleccionadas como beneficiarias de Más Social, un programa pionero con el que la Fundación Barrié y la Fundación PwC pretenden promover un modelo de acción social económicamente sostenible facilitando a las entidades medios y estrategias que optimicen las áreas de gestión, en especial la de captación de fondos. A través de un breve seminario aporté mi visión de la aplicación del storytelling a las “presentaciones de ascensor” para conseguir conectar con la audiencia, captar y mantener su atención, fomentar la comprensión y el recuerdo y, finalmente, impulsar a la acción. Posteriormente, cada una de las entidades tenía que preparar su mini-presentación en dos formatos: un minuto y ocho minutos.

En esta entrada comparto con todos vosotros mi propuesta de cinco ejes vertebradores del discurso de ascensor.

Elevator Pitch - Las cinco plantas del viaje de tu presentación de ascensor

Primera planta: Qué necesidad resuelves

¿Qué necesidad no resuelta has identificado? ¿A quién afecta esa necesidad? Dicho de otra forma: ¿quiénes serían tus clientes? ¿Cuál es el mercado?

Segunda planta: Por qué eres el más indicado para resolverla

Una idea no vale nada sin la ejecución. Lo que de verdad diferencia a unos emprendedores de otros es su capacidad para ejecutar la idea. Habla de tu equipo. Cuenta quiénes sois y qué os diferencia del resto. ¿Qué os hace únicos para resolver esta necesidad?

Tercera planta: Cómo pretendes resolverla

Explica en qué consiste tu proyecto, describe brevemente sin entrar en detalles cómo funciona tu solución. Debe quedar claro cómo planteas llevar la idea a la práctica. ¿En qué se diferencia tu solución de otras parecidas?

Cuarta planta: Qué necesitas para resolverla

¿Qué te falta para realizar tu sueño? ¿De qué recurso clave no dispones aún? Formula tu petición. Sé meridianamente claro. A veces da vergüenza pedir las cosas con franqueza. Evita las ambigüedades. Sé preciso y realista en las cantidades.

Quinta planta: Qué beneficio aportas al inversor

Tu audiencia no está formada por los usuarios de tu producto, sino por los inversores en tu proyecto. Buscas seducir a  inversores, no a clientes. ¿Qué tienes que ofrecerles? ¿Por qué deberían invertir en ti? ¿Qué sacan ellos?

Abre los ojos: el inversor busca en tu presentación razones para no invertir. No le des ninguna. El objetivo de esta presentación no es que inviertan ya, sino que queden contigo para una segunda presentación más detallada. No intentes contarlo todo. Despierta la lujuria por más.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu gran idea en 5 minutos

- Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

- ¿Somos capaces de plasmar una idea en una presentación de 20 minutos sin correr?

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has tenido que hacer una presentación de ascensor? ¿Cómo la has abordado? ¿Qué resultados obtuviste?


Empieza tu presentación comunicando desde el territorio común

marzo 8, 2012

Un ejemplo extraordinario de cómo un orador puede llegar a convencer a su auditorio para hacer algo completamente contrario a su idea inicial puede encontrarse en el discurso de Marco Antonio al pueblo romano tras el asesinato de Julio César.

Marco Antonio persuadiendo al pueblo romano de la bondad de César

Según muestra la recreación cinematográfica realizada por Joseph Mankiewicz de la obra de Shakespeare y la majestuosa interpretación de Marlon Brando, Marco Antonio se dirige a los ciudadanos romanos congregados en el Foro, llevando en brazos el cadáver de César, apuñalado por los libertadores, encabezados por Casio y Bruto. Los ciudadanos rugen de alegría por la muerte del tirano después del discurso de Bruto y abuchean a Marco Antonio, el mejor amigo de Julio César. ¿Es posible imaginar un contexto más desfavorable para iniciar un discurso?

Sin que al público o a los traidores les parezca que les quiere convencer de algo, Marco Antonio tratará de persuadir a la muchedumbre de la bondad de Julio César y de incitarla a la rebelión contra los asesinos. Usando la técnica de la cortesía aparente con el enemigo, al principio de su discurso muestra un gran respeto y estima por los asesinos. Comienza obteniendo respuestas afirmativas de su audiencia para llevarlos a su terreno. Mediante preguntas retóricas hace ver al pueblo que César no era el personaje ambicioso que el honrado Bruto les había retratado. Sus repetidas alusiones a la honradez de Bruto, “pero Bruto es un hombre honrado”, que al principio granjearon la simpatía del auditorio, rápidamente se tornan en ironía.

Marco Antonio utiliza además dos recursos potentísimos: el cuerpo aún caliente de Julio César acribillado a puñaladas, que causa un profundo impacto emocional al ser mostrado; y el supuesto testamento del tirano, en el que legaba todas sus propiedades al pueblo de Roma. Ambos recursos, de fuerte carga emocional, terminan de enfurecer al pueblo contra los conjurados. Hábilmente, Marco Antonio hace uso de argumentos racionales y emocionales para, partiendo del territorio común, mover al auditorio desde la ira contra Julio César hasta la cólera contra sus asesinos.

Para mí, una de las lecciones más valiosas a extraer del discurso de Marco Antonio es que sin importar las diferencias que al principio te separen de tu audiencia, esfuérzate por encontrar los puntos de coincidencia y exponlos en primer lugar. Cuantos más síes puedas conseguir de entrada, menor será la resistencia que encuentre tu propuesta más adelante.

ENTRADAS RELACIONADAS

- 6 características que no deberían faltar en un ponente

- Más historias y menos PowerPoints

- Las historias mueven a la acción mejor que los datos y hechos

- El escándalo Sokal o cómo hablar durante horas sin tener nada que decir

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo afrontas una presentación ante un público totalmente hostil a tu mensaje?


A %d blogueros les gusta esto: