No dejes que las ruedas de tu carro avancen por los viejos surcos de las presentaciones de siempre

marzo 30, 2010

“Nan-in, maestro japonés que vivió en la era Meijí (1868-1912), recibió a un profesor universitario que había acudido a informarse sobre el Zen. Nan-in sirvió té. Llenó la taza de su visitante y siguió vertiendo. El profesor se quedó mirando el líquido derramarse, hasta que no pudo contenerse:

–Está colmada. ¡Ya no cabe más!

–Como esta taza –dijo Nan-in– está usted lleno de sus propias opiniones y especulaciones. ¿Cómo puedo mostrarle el Zen a menos que vacíe su taza antes?”

—Paul Reps y Nyogen Senzaki, “Zen Flesh, Zen Bones

¿Quieres que tus presentaciones descollen sobre todas las demás? Entonces no hagas lo que hacen todos los demás. Desaprende todo lo que sabes sobre presentaciones. Olvídate de todo lo que has visto hasta ahora. ¡Vacía tu taza!

La creatividad según el Zen

En las enseñanzas Zen, que tan magistralmente ha adaptado Garr Reynolds a las presentaciones en su libro “Presentación Zen”, a menudo se habla de la mente del principiante o la mente del niño. Si te aproximas a cualquier desafío o reto con la mente del principiante, liberado de la carga de los puntos de vista establecidos, los hábitos y la sabiduría convencional, entonces existen muchas posibilidades de actuación. El principiante no está obsesionado por la manera tradicional de hacer las cosas. En cambio está abierto y receptivo y se encuentra más inclinado a decirse “¿por qué no?” o “¡hagámoslo!” en lugar de “nunca se ha hecho así” o “eso no es lo habitual”.

Si te aproximas con la mente del principiante, entonces no tienes miedo a equivocarte. Mientras que si no estás dispuesto a cometer errores, entonces no hay lugar para la creatividad. Si siempre temes el error y evitas el riesgo, siempre te acomodarás en las soluciones seguras: las recetas ya aplicadas que siempre funcionaron en el pasado. El primer paso para dejar fluir la creatividad es liberarse del pasado, de todo lo aprendido, de lo convencional, de las opiniones establecidas.

Vacía tu mente de viejos clichés y atrévete a ser diferente.

Si siempre aciertas es porque te has equivocado en algo

¿Quieres descollar? ¿Quieres que hablen de ti, de tu producto, de tu empresa? ¿Quieres ser recordado? Si al crear y exponer tus presentaciones dejas que las ruedas de tu carro avancen por los viejos surcos, llegarás a los mismos aburridos destinos de siempre. Salirse de los viejos surcos es arriesgado, porque puedes llegar a destinos insospechados. Pero sólo esos nuevos destinos serán dignos de ser recordados, comentados y admirados.

No temas tus fracasos, porque ellos te enseñarán más que el éxito. Explora, experimenta, innova. A la larga, es más seguro ser arriesgado.

Si te conformas con la mediocridad, haz lo que todos

Cuenta Seth Godin en su libro “Purple Cow” cómo ver vacas cuando se conduce por una carretera pintoresca puede resultar interesante al principio, pero rápidamente se vuelve aburrido. Una vaca es igual a otra vaca. Claro que, una vaca púrpura: ¡qué interesante!

Las presentaciones son cada día menos y menos eficaces. Una presentación es igual a otra. La gente está harta de ver las mismas presentaciones de siempre: powerpoint y más powerpoint. ¡Basta ya! Necesitas una vaca púrpura en cada una de tus presentaciones. Deja de presentar como siempre y empieza a innovar en todas tus presentaciones.

Tal vez no se acuerden de tu producto o de tu idea, pero se acordarán de ti y de tu empresa.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Tira tus viejas presentaciones en PowerPoint a la basura

Dos estrategias para crear presentaciones sin listas de viñetas (I)

No hagas una presentación, monta un show

DIÁLOGO ABIERTO

¿De qué manera innovas en tus presentaciones? ¿Cómo haces para introducir la vaca púrpura?

Anuncios

17 errores (y medio) que debes evitar en una presentación tecnológica

marzo 23, 2010

Durante el fin de semana ha tenido lugar la Rooted CON en Madrid, donde hackers  y expertos en seguridad de la información de toda España y parte del extranjero han presentado sus últimos trabajos. La mayoría de presentaciones en este tipo de eventos suelen poseer dos características en común: el uso de PowerPoint para crear transparencias y la inclusión de demos. Por desgracia, a menudo una pobre comunicación se interpone entre el público y el mensaje. A pesar de su elevada cualificación técnica, algunos ponentes no consiguen transmitir sus ideas con éxito. Muchos errores se repiten una y otra vez.

En esta entrada, escrita en colaboración con Chema “Maligno” Alonso, revisamos los errores más frecuentes que nos encontramos en charlas de seguridad de todo el mundo.

1) Lo mejor es que me presente leyendo todo mi curriculum, todas las empresas en las que he trabajado, todos los premios que he ganado, todos mis logros profesionales y algunos personales, porque a la gente le encantan las historias humanas y en el fondo me adoran. Han venido a escucharme a mí.

2) Yo hablo de lo que a mí me interesa. Al público es mejor no tenerlo en cuenta a la hora de seleccionar el tema ni el enfoque ni la profundidad, porque carece de mi nivel de conocimientos y realmente no sabe lo que quiere escuchar. Yo decido lo que deben saber y aprender de mi charla.

3) Como todos los asistentes tienen Internet, es mejor que se descarguen y prueben en sus casas el programa cuyo funcionamiento estoy explicando con 200 transparencias. Mejor no incluir una demo durante la presentación, no sea que falle y me haga quedar mal. Eso de las demos está muy visto.

4) La demo falla una y otra vez, pero yo paro la presentación y me empecino en que funcione a toda costa, porque no hay nada que la audiencia desee más en el mundo que ver la demo y está dispuesta a esperar horas hasta que salga bien.

5) El texto de las ventanas y menús de los programas cuyo funcionamiento muestro durante la demo es tan pequeño que nadie sentado más allá de la quinta fila ve nada, pero estoy seguro de que no les importa porque yo la veo de maravilla y ellos perciben subconscientemente que es una demo superchula.

6) Voy a hacer la demo lo más rápido que pueda para que vean que me lo sé muy bien. Si ellos me siguen o no es su problema, no soy su padre, he venido a enseñar a los que me siguen, no al resto.

7) Si algo falla durante la demo, voy a pedir perdón hasta el final porque  soy un hombre muy sufrido y quiero que ellos perciban que realmente estoy afectado porque la charla que están viendo no es tan buena como yo hubiera querido.

8) Si necesito cualquier cosa para hacer una demo, ya lo pediré a los organizadores en el mismo momento en que lo necesite, porque seguro que ellos tienen una conexión a Internet sin proxy, con buena cobertura y accesible cuando yo la pida o cualquier otra cosa que pueda necesitar sobre la marcha.

9) Como no me sé muy bien el tema sobre el que tengo que hablar, lo mejor es poner todo el texto en las transparencias y leerlo palabra por palabra. Si además doy la espalda al público mientras leo, mejor, porque así no ven que estoy nervioso.

10) No necesito probar ni conocer a fondo todos los programas que menciono en mi charla. Después de todo, ¿quién tiene tiempo para tantas cosas como hay en Internet?

11) Es mejor no preparar la charla en absoluto, para que sea espontánea y la gente vea lo geek que soy y lo bien que improviso. A mí me dicen cualquier tema y yo soy capaz de hablar durante horas. Me encanta fluir.

12) Es mejor llevar mil transparencias. Más vale que sobre que no que falte. Si me paso del tiempo asignado no importa nada, porque mi charla es tan interesante que todo el mundo, incluso el ponente que va después, están deseando quedarse escuchándome el tiempo que haga falta.

13) Cuando me hacen preguntas, respondo contándoles mi vida y aprovecho para hablar de mí, de mi empresa, de mis productos, de lo buenos que somos. Si respondo o no a la pregunta es irrelevante, después de todo sólo un necio preguntaría algo después de mi charla esclarecedora.

14) No tengo mucho tiempo, así que me voy a pasar todo el rato recordándoles que esta charla no es buena por falta de tiempo. Les recordaré también que no hay demo porque no hay tiempo. No tengo ni idea de cómo lo hacen en el Telenoticias. Con solo media hora les da tiempo a contar tantas cosas…

15) Para no molestar con ruidos voy a hablar bajito y monótono. De esta forma, si alguien quiere dormir yo no le voy a molestar.

16) Para que vean  que soy un tipo activo voy a moverme por la sala lo más rápidamente que pueda, voy a mover muchos los brazos, y mucho el ratón en todas las ventanas, porque quiero que vean que sudo la camiseta.

17) No dejaré ningún silencio entre frase y frase, no vayan a creer que la charla ha terminado, por lo que voy a buscarme una coletilla chula. Algo como “ehhhhhh”,  “¿vale?”, “¿de acuerdo?”, “¿entendido?”, “¿estamos?”, “uuuhmmmm”, o lo que sea, lo importante es que esté emitiendo sonidos durante todo el tiempo de la charla.

Y medio) Si la audiencia se aburre es culpa de ellos. ¿Cómo puede no interesarle a alguien mi charla si soy el mejor ingeniero del mundo? Después de todo, yo soy ingeniero, no cómico. Para pasar un rato entretenido ya está el cine.

Nota: Esta entrada ha sido coescrita con Chema Alonso.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- Aperturas heterodoxas que no encontrarás en ningún manual

Los TED mandamientos: reglas que todo presentador debe obedecer

- Si puedes medirlo, puedes mejorarlo: la importancia del post-evento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Hay algún otro error que presencies habitualmente que se nos haya escapado? Comparte tus experiencia de sufrimiento.


Secretos del PowerPoint: Cómo insertar vídeos de Youtube en tu presentación

marzo 18, 2010

A día de hoy, qué duda cabe de que Youtube se ha convertido en nuestra fuente favorita y más completa de vídeos. En más de una ocasión, nos gustaría poder introducir alguno de esos vídeos dentro de nuestra presentación en PowerPoint, sin tener que abrir el navegador, lo que nos obliga a acercarnos al ordenador, pasar a otra ventana, etc., rompiendo el ritmo de la presentación. ¿Cómo hacer para que el vídeo se integre sin costuras dentro de la transparencia, de modo que se reproduzca sin más que avanzar hasta ella?

La manera como insertar (o embeber o incrustar, del inglés embed) depende de si tendrás conexión a Internet durante la charla o no.

Insertar en PowerPoint vídeos de Youtube CON conexión a Internet

Un vídeo de Youtube es en realidad un objeto Flash. Por lo tanto, tendrás que introducirlo como tal. Atento, porque el proceso es largo y laborioso.

PowerPoint 2007

1. Si utilizas PowerPoint 2007/2010, pulsa el Botón de Office y a continuación el botón Opciones de PowerPoint.

2. En el grupo de opciones Más frecuentes, verifica la casilla Mostrar ficha Programador en la cinta de opciones. Pulsa Aceptar.

3. Selecciona Programador en la cinta de opciones y pulsa el botón Más controles.

4. En el cuadro de diálogo Más controles, selecciona Shockwave Flash Object y pulsa Aceptar.

5. Verás que el puntero toma la forma de un crucecita. Dibuja con ella un rectángulo, el cual contendrá el vídeo de Youtube. Posteriormente puedes modificar su tamaño a tu antojo.

6. Pulsa el botón Propiedades de la cinta o haz clic con el botón secundario del ratón sobre el objeto y selecciona Propiedades.

7. En la ventana Propiedades, escribe en la propiedad Movie el URL del vídeo de Youtube, pero transformándolo de la siguiente forma. Si partes de una URL estándar como la siguiente:

http://www.youtube.com/watch?v=lPy6HL0KPnU

cámbiala a esta otra:

http://www.youtube.com/ v/lPy6HL0KPnU.swf

¡Y eso es todo! Cuando cargues en modo presentación la transparencia donde has insertado el vídeo, éste se reproducirá automáticamente. Recuerda que exige que tengas conexión a Internet durante la presentación.

PowerPoint 2010

1. En el navegador, busca el vídeo en Youtube y pulsa el botón Compartir debajo del vídeo.

2. A continuación, pulsa el botón Insertar.

3. Verifica la casilla Utilizar código de inserción antiguo.

4. Copia el código que aparece en la caja de texto.

5. En PowerPoint 2010, una vez en la diapositiva donde quieres el vídeo, selecciona Insertar>Vídeo>Vídeo desde sitio web.

6. Pega el código que has copiado en el paso 4.

Insertar en PowerPoint vídeos de Youtube SIN conexión a Internet

Si no vas a disponer de conexión a Internet durante la presentación o prefieres curarte en salud por temor a la Ley de Murphy, entonces primero tendrás que descargar el vídeo de Youtube a tu equipo. Existen numerosas extensiones para los navegadores y aplicaciones web que permiten realizar esta acción. Por ejemplo, una de mis favoritas por la gran cantidad de formatos de destino que proporciona es vixy.net. Su funcionamiento no podía ser más sencillo:

1. Navega hasta la página vixy.net.

2. Pega el URL del vídeo de Youtube que quieres descargar.

3. Selecciona el formato de vídeo deseado. Puedes elegir entre AVI, MOV, MP4, 3GP o MP3 (sólo audio).

4. Pulsa el botón Start.

Una vez terminado el proceso de conversión, podrás guardar el vídeo en tu ordenador e insertarlo en tu presentación en PowerPoint, igual que con cualquier otro vídeo local.

Y si lo que quieres es el archivo FLV directamente, puedes utilizar el servicio de descarga de vídeos ClipNabber.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Aprovecha el efecto von Restorff en tus presentaciones

Cómo incrustar tus propias fuentes en PowerPoint

Secretos del PowerPoint: la vista del moderador

Conoce la opinión de la audiencia durante tu presentación mediante votaciones en vivo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Conoces otras formas de insertar vídeos?

Utilizar código de inserción antiguo [?]


No conviertas tu presentación en una sesión de karaoke

marzo 11, 2010

¿Quién no ha estado alguna vez en una sala de karaoke? El karaoke es adorado o aborrecido, no hay término medio: una o varias personas subidas al escenario con un micrófono en la mano cantando (o más comúnmente desafinando horrorosamente) sobre la letra que va apareciendo en un monitor. ¿Qué suele ocurrir? Cuando uno canta en un karaoke una canción que creía conocer bien, a mitad del tema descubre que en realidad desconocía la mayor parte de la letra. En consecuencia se producen desincronizaciones, se cantan pasajes con una melodía inadecuada, cuando uno cree que ha terminado el estribillo, resulta que reaparece de nuevo. Eso sin contar con que puede carecerse de dotes musicales, por lo que se terminan destripando hasta los mejores temas, entre las risas y aplausos del público. La audiencia simpatiza con el improvisado artista, siempre y cuando no se aferre al micrófono y quiera martirizarla canción tras canción.

Prepárate para no estar preparado: El arte de improvisar sobre un conjunto de transparencias

Partiendo de esta premisa, la empresa Imation ha patrocinado el torneo de PowerPoint Karaoke: uno sube al escenario y se le proyectan transparencias sobre las cuales debe improvisar una presentación. Como puede verse en los vídeos colgados en su página web, el resultado llega a ser verdaderamente cómico.

Por otro lado, esta situación no tiene nada de especial, ya que la sufro a menudo en presentaciones comerciales, donde el ponente claramente está viendo en el momento de la presentación por primera vez unas transparencias que él no creó. Involuntariamente, está convirtiendo su presentación en una lamentable sesión de karaoke.

No conviertas tu presentación en una sesión de karaoke

Puede ser algo muy divertido para un torneo, pero causarás una pésima impresión si se nota que estás improvisando sobre el material que se está presentando en pantalla.

Muchas empresas dedican esfuerzos ingentes a desarrollar productos y servicios, pero luego fallan a la hora de comunicarlos. Muchos emprendedores incuban ideas inspiradoras, pero luego fracasan a la hora de contarlas y contagiar su entusiasmo. Muchos científicos realizan una gran labor investigadora, pero son incapaces de explicar al público la importancia de su trabajo.

¿Cuál es la causa de estos desastres comunicativos? No se concede suficiente importancia a la presentación: se delega en personal no cualificado, no se la ensaya, no se la mima. Los grandes líderes practican sus habilidades específicas una y otra vez durante años y años. Cuenta Carmine Gallo en su libro “The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience” que Steve Jobs empieza la preparación de sus presentaciones con semanas de antelación, revisando los productos y tecnologías sobre los que hablará. Jobs ensaya durante dos días completos antes de la presentación, solicitando feedback de los directores de producto en la sala. Jobs pasa innumerables horas trabajando sobre las transparencias y practicando las demos.

Si quieres realizar una buena presentación y dejar en buen lugar a tu empresa, debes cambiar tu concepto de presentación.

Cuatro cosas que DEBES hacer para que tus presentaciones no degeneren en karaoke

1. Conoce bien a fondo tu material, de manera que nunca aparezcan en tus transparencias conceptos que desconoces. No delegues en gente sin cualificación para presentar, es la reputación de tu organización la que está en juego.

2. Ensaya tu presentación cuantas veces puedas, para que tu discurso esté sincronizado con tus transparencias, especialmente si utilizan animaciones. Cuanto más ensayes, más natural sonarás y menos te afectarán los posibles desastres. Aunque cueste creerlo, la espontaneidad es el resultado de la práctica planificada.

3. Practica innumerables veces las demos, para que domines a fondo el producto mostrado. Concéntrate en lo esencial. Asegúrate de que se ve lo que haces. Una mala presentación puede arruinar el futuro de un gran producto.

4. No te aferres al micrófono, para que otros puedan participar. Nunca sobrepases el tiempo asignado a tu intervención. Deja que otros ponentes tomen la palabra. Y en especial permite al público participar. Escucha lo que tiene que decir.

Sólo así sonarás como un genuino artista, no como un karaokista.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- Las cuatro excusas más habituales para no ensayar antes de tu presentación

- Ensaya tus presentaciones

- Pautas para ensayar tus presentaciones

- Para presentar mejor, grábate en vídeo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo son tus presentaciones? ¿Has visto presentaciones karaoke?


Los 12 blogs que no puedes dejar de leer para mejorar tus presentaciones (en inglés)

marzo 8, 2010

Todos los que realizamos presentaciones habitualmente nos esforzamos por mejorar, por superar mañana la presentación de ayer. Una persona deseosa de aprender puede encontrar inspiración en multitud de fuentes: viendo a otros presentadores sobresalientes, leyendo libros sobre presentaciones, diseño y temas afines y, por supuesto, consultando algunos de los excelentes blogs que se han creado en torno al arte de presentar. En esta entrada me he asomado a la blogosfera para reunir los 12 blogs que no puedes dejar de leer para mejorar tus presentaciones.

1. Presentation Zen: Garr Reynold’s blog on issues related to professional presentation design

El blog de Garr Reynolds, autor del libro homónimo Presentación Zen, es el más antiguo y uno de los más influyentes. Con especial énfasis en el diseño, lleva aportando ideas valiosas desde enero de 2005. Posiblemente, el blog que inició la “revolución de las presentaciones”.

2. Duarte blog

Tras crear las transparencias de Al Gore para sus charlas sobre cambio climático, Nancy Duarte saltó a la fama dentro del círculo de las presentaciones. Fama que se vio afianzada con la publicación de su libro slide:ology. Su blog, al igual que el libro, está centrado especialmente en aspectos de diseño de transparencias.

3. Sticky Slides: Ideas to change the world, one presentation at a time

Tal vez menos conocido, pero no menos brillante, el blog de Jan Schultink es uno de los más activos, con un ritmo casi diario de publicación de entradas. Trata temas de lo más variado, aunque sus mejores aportaciones posiblemente se produzcan en la confección de transparencias creativas.

4. Life After PowerPoint!: Speaking for Leaders and Aspiring Leaders

El blog de Chris Witt no trata los aspectos de diseño, sino que se focaliza en el contenido de las presentaciones, en cómo crear mensajes poderosos que comuniquen ideas importantes. Está orientado especialmente a ejecutivos y líderes, que buscan influir a través de la palabra oral. Te ayudará a replantearte desde cero qué es y para qué sirve un discurso.

5. Six Minutes: Speaking and Presentation Skills: Your guide to becoming a confident and effective speaker

El blog de Andrew Dlugan se centra sobre todo en la exposición oral y en el discurso, ofreciendo consejos y estrategias para ayudarnos a transformarnos en oradores más eficaces y mejores comunicadores. Recopila artículos de otros blogs sobre presentaciones y también publica material propio.

6. More than PowerPoint: Energy. Ideas. Inspiration. Fun!

El título del blog de Laura Bergells ya lo dice todo: una presentación es mucho más que PowerPoint. En sus entradas va proporcionando consejos sobre cómo mejorar nuestras habilidades de presentación.

7. Speak Schmeak: Things I’m thinking about speakers and speaking

Lisa Braithwaite dedica las entradas de su blog a las habilidades de comunicación y a la mejora de nuestra exposición en público. Entiende el hablar en público como una actividad lúdica, perfecta para que nos expresemos creativamente, con autenticidad y pasión. El protagonista de sus charlas y de sus entradas es siempre la audiencia.

8. Speak Fearlessly: Communication Skills for Business Professionals

Haciendo honor a su título, el blog de The Henderson Group “proporciona a sus lectores consejos, técnicas, estrategias, recursos, sugerencias y pensamientos sobre cómo ser un orador y comunicador más eficaz”. Qué duda cabe que siguiéndolos llegaremos a hablar en público sin temor.

9. Speaking about Presenting: Help with your next presentation from Olivia Mitchell

El blog de Olivia Mitchell está también enfocado a las habilidades de comunicación y a la mejora de nuestra capacidad de planificación y exposición. Aunque trata el PowerPoint en muchas de sus entradas, no lo hace desde el punto de vista del diseño o trucos sobre su uso.

10. Apollo ideas

El blog de Jeff Brenman, aunque con muy poca actividad, suele sorprender por la calidad de sus escasas entradas. Gran fuente de inspiración especialmente para encontrar ideas sobre diseño de transparencias.

11. Talking Points

El blog de Joey Asher está dedicado a aquellos que quieren hacer presentaciones de negocios y de ventas que conecten con la audiencia, vendan ideas y consigan negocio.

12. Decker Blog: Create Your Communication Experience

Bert Decker es un conocido coach y autor de libros sobre cómo hablar en público. En su blog se dedica especialmente a analizar discursos de políticos y personajes famosos (en Estados Unidos, aquí no tanto). Especialmente útil para directivos de empresa y políticos.

BONUS: Blogs en español

Así como existen innumerables blogs sobre presentaciones y temas afines en lengua inglesa, en español son más bien escasos. A petición vuestra, incluyo un par de ellos. Podéis ayudarme a completar la lista si conocéis más.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- Grandes presentaciones: Shift Happens

- El poder de la representación visual de las ideas

DIÁLOGO ABIERTO

¿Conoces algún otro blog imprescindible que no aparezca en esta lista?


¿Puede exponerse una presentación de 30 minutos sin transparencias ni discursos escritos?

marzo 3, 2010

Esta mañana he asistido al seminario Ley de Economía Sostenible: derechos, obligaciones y libertades en Internet, organizado por la Cátedra UPM Applus de Seguridad y Desarrollo de la Sociedad de la Información. El seminario contaba con ponentes de lujo, de un elevadísimo nivel, entre ellos Víctor Domingo, de la Asociación de Internautas, y Carlos Sánchez Almeida, del Bufet Almeida.

Estaba yo como siempre con un oído a lo que se decía y con un ojo a cómo lo decían. Desde el punto de vista de las presentaciones, me ha llamado la atención el hecho de que tres de los cuatro ponentes han realizado su intervención de 30 minutos ¡sin usar transparencias ni leer discursos escritos! Algo verdaderamente sorprendente en nuestro mundo sometido por PowerPoint. Los ponentes han hablado desde el corazón, con sinceridad y aplomo, siguiendo un hilo argumental claro, exhibiendo un dominio absoluto del tema y una gran pasión.

¿De verdad necesitamos PowerPoint para presentar?

Uno puede encontrar por Internet recomendaciones sobre cómo hacer una presentación, en la que podemos encontrar despropósitos como los siguientes:

  • Una transparencia debería tener no más de 7 líneas y no más de 7 palabras por línea: o sea, 50 palabras por transparencia, sin contar el título. ¿No sería mejor ninguna línea?
  • Una presentación debería tener un número de transparencias igual a la duración en minutos de la charla dividida por tres: esto es, para una charla de 30 minutos un total de 10 transparencias, aunque no me queda claro si la de título y las de despedida entran en la cuenta o no.

Cuando en mis cursos y seminarios me preguntan por el número recomendable de transparencias en una charla, para provocarles, les respondo: una o ninguna. Mi intención es poner de manifiesto la absurdidad de querer someter a reglas el número de transparencias, como si una presentación fuera un cuerpo de geometría euclidiana. ¡No! Una presentación es un acto vivo. La única regla es que no hay reglas.

Si te conformas con la mediocridad, si quieres agradar discretamente, si no quieres llamar la atención, sigue reglas como las anteriores. No cometerás errores, tus presentaciones pasarán sin pena ni gloria y serán olvidadas por la audiencia tan pronto se apaga el eco del cortés aplauso. Si quieres suscitar la admiración y ser recordado, ¡rompe las reglas!

La primera regla que puedes probar a saltarte es que para presentar hay que usar PowerPoint.

Se puede hacer una excelente presentación sin usar PowerPoint

De hecho, me atrevería a afirmar lo siguiente: las pésimas transparencias que utilizan muchos oradores deslucen su discurso. ¡Estarían mucho mejor sin ellas! Un error muy común consiste en utilizar PowerPoint “porque todo el mundo lo usa”. Un gran orador con malas transparencias puede terminar dando una pobre impresión. Y la presentación de un mal orador nunca será brillante por muy buenas que sean sus transparencias.

Las buenas transparencias pueden ser el mejor aliado de un buen presentador, como muestro en el siguiente gráfico.

Pero si dominas tu tema, si sientes pasión por él, si no resulta crítico mostrar elementos visuales (gráficos, fotografías, diagramas), plantéate siquiera sea por una vez hablar sin transparencias. La naturalidad y el contacto con la audiencia que ganarás así no tienen parangón.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si lees tus transparencias, pareces idiota

- Si te piden una presentación, no des un documento

- Aceite de serpiente en las presentaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has presentado sin transparencias? ¿Te sientes inseguro sin ellas? ¿Crees que sería un desastre? Comparte tus experiencias con el resto de lectores.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter


Jornada de Seguridad sobre “Cómo protegernos de los peligros de Internet”

marzo 1, 2010

El próximo martes 9 de marzo a las 17.30 participaré en una jornada de seguridad en Bilbao.

Intervedrán en la Jornada:

La entrada es libre. ¡No faltéis!

Podéis encontrar la invitación y todos los detalles en la página de la Jornada.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: