¿Cuántas transparencias debería tener una presentación?

marzo 10, 2011

A menudo me preguntan: “¿Cuántas transparencias debería tener una presentación?”, y yo maliciosamente respondo: “¿Por qué no ninguna?”. ¿Por qué usar transparencias repitiendo con texto todas y cada una de las frases del ponente? Para mucha gente la respuesta es el miedo: las transparencias funcionan como una red de seguridad para nuestras presentaciones.

Idealmente, las transparencias actúan como unos prismáticos. Éstos los usamos cuando queremos ver un objeto lejano, pero jamás los llevamos puestos todo el tiempo. De igual modo, las transparencias deberían amplificar tu mensaje, no repetirlo constantemente. Si no lo mejoran, entonces no aportan nada, sólo distracción, y deberían eliminarse. Cuando tus palabras no alcancen para explicar un concepto o idea, entonces sí, usa transparencias:

las transparencias deberían amplificar tu mensaje,  no repetirlo constantemente

Tú eres el visual número uno de tu presentación

Nos han enseñado desde niños a tomar notas en lugar de prestar atención. Como presentador, tus acciones sobre el escenario deberían demandar atención. Si pones una transparencia llena de texto, estás invitando a la audiencia a leer y tomar notas. Su atención no puede dividirse: o prestan atención a la transparencia o te la prestan a ti, pero es imposible prestar atención a los dos simultáneamente. Sobre el escenario, tú debes ser el protagonista y no PowerPoint.

Si las vas a usar, crea transparencias visualmente atractivas, con poco texto, idealmente no más de 100 caracteres. Si usas frases cortas, serán fácilmente tuiteables. Si el diseño de tu transparencia es impactante, algunos asistentes incluso la fotografiarán y la retransmitirán a través del backchannel. Y asegúrate de que todas tus transparencias pasan el Test de la Mirada. Aprende de maestros de las presentaciones como Steve Jobs. Ellos te enseñarán a abrazar el vacío.

Tú eres el protagonista y no PowerPoint

La pregunta correcta no es cuántas transparencias debería tener tu presentación, sino cuál es la historia que quieres contar. Las presentaciones extraordinarias casi nunca lo son por sus transparencias, sino por la personalidad del orador y la historia que tiene que contar.

ENTRADAS RELACIONADAS

Una presentación no es un documento

Cuánto debería durar una presentación

Si te piden una presentación, no des un documento

DIÓLOGO ABIERTO

¿Cuántas transparencias sueles usar en tus presentaciones?

Anuncios

Si no cabe en Twitter, no tiene cabida en tu presentación

febrero 15, 2011

Dice el refrán que “las esencias se sirven en frasco pequeño”. Según se mire, una de las grandes ventajas de Twitter reside precisamente en su mayor limitación: 140 caracteres por mensaje. En plena Economía de la Atención, cuando tan difícil resulta dedicarle nuestro tiempo a los millones de mensajes que nos bombardean cada día desde todas direcciones y medios, la brevedad es una gran virtud.

Cada día es más frecuente que durante una conferencia se cree un backchannel usado por los asistentes para retransmitir en directo las ideas más interesantes. El microformato de Twitter exige el filtrado previo de esa información. Ayudarás a la audiencia a digerir mejor tu mensaje si creas títulos fácilmente tuiteables para tus transparencias.

Los títulos importan… ¡y mucho!

The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience

Fíjate en Steve Jobs: crea títulos que son específicos, memorables y caben en un tweet. Carmine Gallo lo relata en su libro The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience:

“Jobs no espera a que los medios creen un titular. Lo escribe él mismo y lo repite muchas veces durante su presentación. Jobs expone el titular antes de explicar los detalles del producto. Después describe el producto, típicamente con una demo, y repite el titular inmediatamente después de terminar la explicación.”

Sus titulares funcionan tan bien que los medios a menudo los reproducen tal cual, palabra por palabra.

No esperes a que los medios escriban los titulares, escríbelos tú mismo

La audiencia no quiere que le hagan pensar, prefiere que se lo den todo hecho. Si no tienes claro el mensaje que quieres comunicar, no esperes que le llegue con claridad a tu audiencia. Cada persona se quedará con su propia idea. Si durante la fase de planificación de la presentación escoges cuidadosamente los títulos de tus transparencias, le harás la vida más fácil a la audiencia. Habrás destilado en una sola frase la esencia de cada producto o característica.

Algunos ejemplos de titulares de Jobs que han hecho historia:

  • “1.000 canciones en tu bolsillo”
  • “iPhone: Apple reinventa el teléfono”
  • “El portátil más delgado del mundo”

Thinnest Notebook

Estos titulares son memorables porque son concisos, específicos y ofrecen un beneficio para la audiencia.

Compárese con el titular creado por Microsoft durante el lanzamiento de Windows Phone 7:

“Windows Phone 7: Un nuevo comienzo para el teléfono inteligente. El teléfono proporciona una nueva experiencia del usuario al integrar las cosas que los usuarios realmente quieren hacer, creando un balance entre trabajar y divertirse.”

Utiliza títulos consistentes en todos tus canales de comunicación: presentaciones, notas de prensa, materiales de marketing y publicidad, redes sociales, etc. Y si caben en Twitter, ¡mucho mejor!

ENTRADAS RELACIONADAS

- Claves de un buen título para atraer en masa al público a tu presentación

- Cómo tuitear en vivo directamente desde PowerPoint

- Backchannel (III): 9 pasos para transformar tus presentaciones en oportunidades de creación de comunidades

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cuánto tiempo dedicas a meditar los títulos de tus transparencias?


El efecto Scheherezade en las presentaciones

febrero 10, 2011

Las Mil y Una Noches

“Pese a las protestas de su padre, Scheherezade pasó voluntariamente una noche con el rey. Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pidió al sultán el poder dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petición y encontrar a su hermana, como secretamente había planeado Scheherezade, le comenzó a narrar un cuento durante toda la noche. Mientras Scheherezade narraba, el rey permaneció despierto y también escuchó con asombro la primera historia y al final le pidió otra, pero Scheherezade le dijo que ya no había tiempo pues ya estaba amaneciendo, entonces él la perdonó, pues la historia por venir parecía mucho más emocionante.

Y así el rey conservó a Scheherezada viva mientras que pedía con impaciencia el anticipo de cada nueva historia, hasta que, después de mil y una noches de diversas aventuras, y ya con tres hijos, no sólo el rey había sido entretenido sino también educado sabiamente en moralidad y amabilidad por Scheherazade, que entonces se convirtió en su reina.”

Las Mil y Una Noches

No basta con dar cifras, no bastan los argumentos lógicos para convencer a tus clientes. Scheherazade no salvó la vida tratando de convencer al rey de su crueldad y de la necesidad de suspender sus ejecuciones. Lo logró gracias al poder hechizante de sus historias. Lo que no consiguieron mil y un argumentos y cifras lo consiguieron mil y una historias. Tu audiencia es ese mismo rey de las Mil y Una Noches.

Despierta el poder de la narrativa

Steve Jobs utiliza las historias con maestría en sus presentaciones. Primero introduce al villano: bien puede ser un antagonista real, como IBM o Microsoft, o bien un problema, una escasez o una incomodidad. A nadie le importa un comino tu producto: a la gente le preocupan sus problemas y cómo mejorar sus vidas. Antes de describir las características y ventajas de tu producto o servicio, crea el contexto, pon de relieve el problema que está causando dolor en la vida de tus clientes. Presentar al villano al principio ayuda a crear la gran foto. Una vez establecido el marco del problema, la audiencia estará más receptiva para la solución que alivie su dolor: tu producto. Ahí es donde entra en escena el héroe, cuya misión no es otra que hacer nuestras vidas mejores y más fáciles. Ahora sí, la audiencia ya está preparada para escuchar tu solución: podrás ofrecerles detalles, porque ya tienen el contexto. Pero no lo cuentes absolutamente todo.

Efecto Scheherezade

Como afirma con acierto John Medina en su libro Brain Rules: “No empieces por los detalles. Empieza con las ideas clave y construye jerárquicamente los detalles en torno a las nociones generales”. ¿Has escuchado antes de tu presentación las necesidades de tu audiencia? ¿Sabes cuáles son? ¿Las resuelve tu producto? Si la audiencia no siente la necesidad de tu producto, no te prestará atención. Implícala emocionalmente, haciéndola resonar con los protagonistas de tu historia.

Algunos ejemplos de storytelling en anuncios

Perfecta ejecución del principio descrito en esta entrada: introducción del villano y rescate por el héroe. ¿Está claro? No vendes un producto, arreglas la vida de la gente.

La historia épica narrada por Nike con las primeras figuras del fútbol mundial como protagonistas, quienes se juegan (nunca mejor dicho) sus propios futuros: una simple acción, una decisión tomada en una fracción de segundo pueden reescribir tu propio destino. Cómo puedes escribir tu propio futuro según la decisión que tomes. ¿Héroe o villano? Tú eliges. [Anuncio dirigido por el mexicano Alejandro González Iñárritu]

Perla de la narrativa moderna, contando la historia de sus dos protagonistas de manera indirecta a través de las búsquedas en Google.

La respuesta de Motorola al famoso anuncio del Macintosh de Apple de 1984. ¿Se han cambiado las tornas? ¿Es Apple el nuevo Gran Hermano? ¿Te sientes esclavo? ¡Motorola te rescata!

En tu historia no vendes tu producto o servicio porque no le importan a nadie: satisfaces las necesidades de tus clientes.

ENTRADAS RELACIONADAS

En tu próxima presentación, narra el relato mítico escondido en el corazón de tu empresa

Presentaciones y el arte de narrar historias

Olvídate de PowerPoint: ¡Será mejor que lo cuentes!

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo creas el interés por tu producto o servicio? ¿Cuál es tu historia? ¿Cómo seduces al Rey?


No lo muestres todo: despierta la lujuria por más

enero 20, 2011

Las bailarinas de striptease dominan este secreto: no hay que mostrarlo todo de golpe, sino sólo una pequeña parte, la más sugerente. El objetivo no es enseñarlo todo sino despertar la lujuria: mostrando poco provocar que lo quieran todo.

En una presentación, no debes intentar contarlo todo. No es el momento ni el lugar. Tu idea, tu producto, tu servicio seguro que son magníficos y podrías estar horas y horas hablándonos sobre ellos. Seguro que podrías apoyar tus argumentos con montañas de datos experimentales, estudios de mercado, estadísticas fidedignas. El problema no suele ser la falta de información, sino precisamente su sobreabundancia. Salimos saturados de las presentaciones. Si nos intentan transmitir demasiada información, al final desconectamos y no nos quedamos con nada. Tal es la paradoja: cuanta más información nos vuelcan, menos absorbemos.

Los datos, sí, pero en su sitio

Haz tu investigación, acumula datos, ten toda la información lista, por supuesto, pero no quieras volcarla hasta la última coma durante la presentación. Para eso está la wiki, el documento, el manual, el libro, la memoria, … La presentación no es la ocasión para volcarla toda.

En la presentación, criba, filtra, selecciona lo más atractivo, lo diferenciador, lo que empujará a la audiencia a desear más. Entonces, tras la charla acudirán a tu sitio web, o se leerán tu informe, o comprarán tu libro o tu producto, porque los habrás seducido. Pero si intentas que se traguen el iceberg entero, al final no conseguirás que se queden con ningún rasgo. Por querer contarlo todo, no les llega nada.

No lo des todo: Despierta la necesidad en la audiencia por más

No busques saciar a la audiencia, despiértale el apetito por más

Cuando Steve Jobs presenta un nuevo producto, no intenta desvelarnos TODAS sus características. Ni tendría tiempo suficiente ni habría audiencia que lo soportara. Al contrario, se centra en unas pocas: las más atractivas, las que desatarán la lujuria.

Tomemos el ejemplo del lanzamiento del MacBook Air. Jobs podría habernos mostrado una transparencia como la siguiente:

¿Os imagináis a Steve Jobs presentando el Mac Book Air con esta transparencia?

Transparencia que ni inspira ni cautiva, sólo produce bostezos. En lugar de esa monstruosidad, seleccionó la característica más destacada para seducir a la audiencia: ¿qué distingue al MacBook Air de todos los demás portátiles? ¡Ser el más delgado del mundo! Y eso es lo que mostró con gran teatralidad:

Cuenta solamente aquello que hará que la audiencia busque más.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si sientes pasión por el tema de tu charla, contagiarás entusiasmo en tus presentaciones

Si te piden una presentación, no des un documento

Aceite de serpiente en las presentaciones

- Afeita tus presentaciones con la Navaja de Ockham

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué cuentas para conseguir que la audiencia quiera más? ¿Qué pones en la presentación y qué en el material de apoyo?


Los consejos sobre presentaciones más populares del 2010

enero 6, 2011

El comienzo del nuevo año suele invitar a la introspección y recuento del año ya pasado. Aquí os dejo un listado de cuáles han sido las entradas más leídas por vosotros durante el 2010. Si en su día se te pasó alguna, ahora puede ser un buen momento para recuperarla y que no se te pase por alto. Si eres nuevo en este blog, te servirán para hacerte  una idea de su contenido.

Las 10 entradas escritas en el 2010 más leídas

1. Secretos del PowerPoint: Cómo insertar vídeos de Youtube en tu presentación

2. Las mejores presentaciones del mundo 2010

3. Presentación Zen

4. Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

5. Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

6. Cómo tuitear en vivo directamente desde PowerPoint

7. Secretos del PowerPoint: la vista del moderador

8. 17 errores (y medio) que debes evitar en una presentación tecnológica

9. 13 ideas para cautivar a la audiencia con las fotografías de tu presentación

10. Cómo descargar a tu disco los vídeos de TED con los subtítulos en español

Las 10 entradas más leídas de todos los tiempos

1. Presentaciones de PowerPoint a PDF de forma impecable

2. Cómo superar la timidez y el miedo a hablar en público

3. Tira tus viejas presentaciones en PowerPoint a la basura

4. Los tres objetivos de toda presentación

5. Las mejores presentaciones del mundo 2008

6. Dónde encontrar fotos de calidad profesional para tus presentaciones

7. Una imagen en tu presentación dice más que mil palabras

8. Aplica la Regla de los Tercios en tus presentaciones

9. Exporta tu presentación en PowerPoint a imágenes del tamaño deseado

10. Principios universales de diseño

Mi entrada favorita del 2010

A nuestras presentaciones les sobra cabeza y les falta corazón

ENTRADAS RELACIONADAS

- Las 12 entradas más vistas del año

DIÁLOGO ABIERTO

¿Hay alguna entrada que te gustó especialmente y no aparece en este listado? Compártela con el resto de lectores.


Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

febrero 2, 2010

El reciente lanzamiento del iPad ha vuelto a poner en el candelero al CEO de Apple y sus extraordinarias habilidades de comunicación. Admitámoslo: las presentaciones de Steve Jobs se cuentan entre las mejores del mundo. Ha conseguido establecer el nuevo rasero de medida de las presentaciones comerciales de productos. De hecho, ha puesto tan alto el listón que pocos CEO en el mundo son capaces de presentar con su sinceridad y naturalidad, con sus transparencias de impactante diseño, encandilando al público durante hora y media. Sus apariciones no son meras presentaciones de información de nuevos productos. Son espectáculos multimedia con música, vídeos, demos y actuaciones en directo. Ejemplificando la exhortación de Paul Arden, Steve Jobs no da charlas, monta shows. Sin importar el contenido de nuestras presentaciones, todos tenemos mucho que aprender de las suyas.

Los secretos de las presentaciones de Steve Jobs

El experto en comunicación Carmine Gallo acaba de publicar un libro titulado “The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience”, donde revela detalladamente todos los entresijos de las presentaciones de Steve Jobs, desde la planificación y preparación de sus charlas con meses de antelación, hasta los días de ensayo previos a la exposición final. Aprendemos leyendo el libro algo que intuíamos viendo las charlas de Steve Jobs: semanas de preparación, nada abandonado a la suerte, riguroso trabajo y ensayo. No hay atajos para la excelencia.

¿Qué podemos aprender de las presentaciones de Steve Jobs?

Por resumirlo en una sola palabra: todo. Por ser más explícitos, repasaré algunas de las características de las presentaciones que Steve Jobs maneja magistralmente:

  • Pasión por el producto: A Steve Jobs se le nota emocionado con sus productos y lo contagia al público. Salen deseando comprarse uno. Siempre mira a la audiencia de frente, sin dar la espalda para leer transparencias (que por otro lado poco texto tienen que leer). Es capaz de cautivar a la audiencia como pocos presentadores. Si no muestras pasión por tu producto, no esperes que la audiencia lo haga.
  • Elimina el ruido de las transparencias: El diseño de sus transparencias es legendario: minimalismo puro, sin logos, ni cabeceras, ni pies, ni números, ni elementos decorativos ni nada que no contribuya a transmitir el mensaje de la transparencia. Difícilmente servirían como resumen de la charla.
  • Evita las listas de viñetas: Steve Jobs hace un uso moderado de las listas de viñetas al enumerar las características de un artículo. Su uso es tan sutil que cuesta darse cuenta de que las ha usado. Cuán lejos de las aburridas presentaciones en PowerPoint basadas en el patrón de la lista de viñetas.
  • Usa transparencias visuales: Sus presentaciones son visualmente simples, elegantes y atractivas, con muy poco texto que leer. Sus transparencias nunca sobrecargan a la audiencia porque mayormente están vacías.
  • Proporciona un mapa: Informa a la audiencia sobre los temas que va a tratar e informa en cada momento de dónde está para que nadie se pierda, creando transiciones claras entre las distintas partes de la charla.
  • Presenta un único tema o idea central: Con frases cortas y contundentes, presenta el tema o mantra de la charla, en torno al cual se estructuran todos los demás elementos.
  • No muestra estadísticas, cuenta historias: No se limita a mostrar gráficas y números, los pone en contexto, los relaciona con el pasado o con la competencia, presenta números con analogías, los dota de vida, los hace fáciles para la audiencia. Lo concreto sobrevive.
  • Rompe la monotonía: Mediante demos, vídeos de anuncios, cambio de presentador en el escenario y actuaciones en directo, nunca transcurren más de 10 minutos sin un nuevo giro de la presentación. Se evita así sobrecargar la capacidad cognitiva de la audiencia y aburrirla. Por muy bueno que seas, resulta difícil mantener el interés más allá de 20 minutos.
  • Ensaya, ensaya, ensaya: Dicen que Steve Jobs dedica interminables horas de ensayo anteriores a la presentación. Y se nota en la aparente y engañosa facilidad y fluidez con que todo transcurre. En ocasiones puede aparecer algún fallo que otro, sí, pero sin ensayo, nunca habría alcanzado la fama que merecidamente gozan sus presentaciones.

Las presentaciones de Steve Jobs no sólo informan, también inspiran. Empieza por ver una hoy mismo. Déjate inspirar por ellas. Tus presentaciones ya nunca serán las mismas.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENALCES RELACIONADOS

How to Present Like Steve Jobs

Steve Jobs’ Presentation Secrets

Presentaciones de Steve Jobs en iTunes

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué opinas de Steve Jobs como presentador? ¿Crees que sus presentaciones son tan buenas como dicen?


A %d blogueros les gusta esto: