El primer libro sobre seguridad informática que podría entender tu abuela (y hasta tu jefe)

noviembre 30, 2009

Hoy 30 de noviembre se celebra el día de la seguridad informática, por lo que aprovecho para anunciar que el próximo 9 de diciembre a las 19.00 en la librería La Central del Centro de Arte Reina Sofía de Madrid tendrá lugar el acto público de presentación de mi último libro: “Cómo protegernos de los peligros de Internet“.

Además de un servidor, en el acto participarán:

En este libro he intentado seguir los principios de “El arte de presentar” para introducir al lector no familiarizado con la informática ni los ordenadores los conceptos fundamentales de la seguridad de la información, los cuales deberá conocer para disfrutar de Internet sin temor. Utilizo anécdotas, historias y analogías para explicar con un lenguaje sencillo y asequible cuáles son las amenazas a las que se está expuesto en Internet y cuáles son las medidas de seguridad básicas que todo usuario debería implantar en el hogar. Si tienes ordenador en casa, sabes poco de informática y te preocupa la seguridad, este libro es para ti.

Os animo a asistir el próximo día 9 a la presentación del libro. Habrá sorpresas. ¡No faltéis!

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- El vídeo de la presentación “Seguridad en Aplicaciones Web”


Más allá de Slideshare: comparte el vídeo y las transparencias de tu presentación con Zeniting

noviembre 26, 2009

Quién dijo que Slideshare es el Youtube de las presentaciones? Más bien habría que decir que Slideshare es el Flickr de las presentaciones, porque el Youtube de las presentaciones se llama Zeniting.

El funcionamiento de Zeniting es muy sencillo, pero el resultado muy eficaz. Por lo general, las transparencias no se ven bien cuando se graba una charla en vídeo. Zeniting nos ofrece lo mejor de los dos mundos, permitiendo magnificar a voluntad la ventana de vídeo o la ventana que muestra las transparencias, perfectamente sincronizadas con las imágenes.

Colgar presentaciones en Zeniting es muy fácil:

  1. Sube el archivo de audio o vídeo.
  2. Sube la presentación en PowerPoint.
  3. Sincroniza el vídeo o audio con el avance de las transparencias.

Otra característica muy útil es que muestra todas las transparencias en una práctica cinta, con la posibilidad de saltar al momento de la charla deseado sin más que pulsar sobre una transparencia.

¿Cuánto cuesta Zeniting?

Desarrollado por la empresa catalana Maia Media, Zeniting se ofrece bajo el modelo de negocio freemium: cuentas gratuitas, con limitación de 100 MB en el tamaño de los vídeos y calidad inferior de visualización; y cuentas de pago sin limitaciones, para clientes premium.

Sin duda, Zeniting dará mucho que hablar.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo incrustar tus propias fuentes en PowerPoint

Presentaciones de PowerPoint a PDF de forma impecable

Slideshare acepta archivos de PowerPoint 2007


Hoy más que nunca saber hablar bien es una necesidad

noviembre 16, 2009

“En el principio era el Verbo”.

— Jn I, 1

145.saberhablarVivimos en un mundo de palabras. Nos comunicamos fundamentalmente a través del habla. Y quien sabe comunicar bien tiene ganada una importante ventaja en su quehacer profesional, político, académico, económico o social. Un buen discurso es la clave del éxito.

El Instituto Cervantes ha publicado el libro “Saber hablar”, una pequeña joya para todo aquel interesado en aprender a hablar bien. El libro examina pormenorizadamente las características de los buenos discursos orales (capítulo 1) teniendo en cuenta su adecuación a la situación de comunicación y a los oyentes, la corrección gramatical y léxica (capítulo 2), la claridad en las ideas (capítulo 3) y en la expresión (capítulo 4), el uso de lo extraverbal y de los elementos externos (capítulo 5), el mantenimiento de las relaciones interpersonales, la cortesía verbal (capítulo 6), todo ello ejemplificado más tarde sobre distintos géneros discursivos pertenecientes, por un lado, al ámbito académico-científico y profesional, tanto de carácter monológico, los discursos expuestos por una persona (capítulo 7: conferencias, charlas, exámenes, oposiciones, defensa de proyectos), como dialógico, realizados entre dos o más interlocutores (capítulo 8: reuniones de trabajo, debates, mesas redondas, coloquios, entrevistas de trabajo), y, por otro lado, el ámbito social (capítulo 9: presentaciones, inauguraciones, aperturas, clausuras, brindis, agradecimientos, alabanzas).

Saber hablar” ha sido firmado por seis autores, procedentes del mundo académico, con un brillante currículum en lengua, literatura, filología y comunicación. Poniéndonos en sus manos aprenderemos los secretos de un buen discurso:

“El buen discurso es el que logra ser eficaz y eficiente desde el punto de vista comunicativo mediante la corrección gramatical, la adecuación a la situación de comunicación, a las características y reacciones de los interlocutores, al tiempo justo; es también aquel que de antemano responde a unas ideas claras, es claro en la expresión de los contenidos y sabe establecer y mantener las relaciones con el otro. El saber hablar bien es un saber estratégico, tanto desde el punto de vista lingüístico como social. Por tanto no se adquiere, no se hereda, sino que se aprende.”

En este libro encontrarás algunas de las claves que te ayudarán a expresar mejor lo que piensas, a precisar las ideas, a relacionar el contenido del tema con su expresión y a aplicar las técnicas de revisión y corrección de la presentación oral.

Una obra imprescindible para aprender a hablar bien y sacarle todo el partido a tu discurso.

FICHA TÉCNICA

Autores: Antonio Briz, Marta Albelda, María-José Fernández, Antonio López Hidalgo, Raquel Pinilla, Salvador Pons
Título: Saber hablar
Editorial: Aguilar
Páginas: 270
Año: 2008
Lo mejor: Cubre todos los aspectos del buen discurso, aportando claves e ideas fundamentales para mejorar nuestra comunicación.
Lo peor: El lenguaje utilizado, muy académico, puede resultarle árido a los lectores que no estén acostumbrados a los textos universitarios.
Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.com :: Amazon.es


Los siete pecados capitales de las presentaciones que no debes cometer

noviembre 11, 2009

Los siete pecados capitales de las presentacionesSegún la tradición judeocristiana, se define el pecado como la violación de una relación, la ruptura de un contrato, la traición de un tratado solemne. Aristóteles abunda en el asunto desde una perspectiva profana en su “Ética a Nicómaco”, aduciendo que un pecado representa una tendencia excesiva en una dimensión de la acción o del pensamiento, mientras que el comportamiento sano y virtuoso reside en encontrar el equilibrio correcto entre los extremos.

La presentación como contrato con el público

Cuando presentamos realizamos un contrato implícito con el público, establecemos una suerte de breve relación temporal, firmamos un tratado solemne. Su texto invisible pero tácito sostiene que transmitiremos una idea clave sobre un tema de interés durante el tiempo asignado con un lenguaje claro adaptado a la audiencia para su propio beneficio. Por desgracia, con frecuencia alarmante, pecamos. ¿De qué manera?

Los siete pecados capitales al presentar

Libro "Presenting To Win" por Jerry WeissmanJerry Weissman glosa en su libro “Presenting to Win” cinco pecados capitales a los que tristemente sucumben la mayoría de presentaciones. Yo me he tomado la libertad de añadir otros dos para redondear la cifra:

1. Carecer de una idea clara

La audiencia abandona la sala preguntándose acerca de qué trataba la presentación. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante toda una presentación para al final terminar preguntándote: “¿Cuál era el mensaje?”.

2. Carecer de un beneficio para la audiencia

La presentación fracasa en mostrarle a la audiencia cómo puede beneficiarse de la información vertida. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante una presentación sin parar de preguntarte: “¿Y a mí qué?”.

3. Carecer de un orden claro en las ideas presentadas

La secuencia de ideas es tan confusa que deja a la audiencia perdida, incapaz de seguir el hilo. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante una presentación y, en determinado punto, decirte: “¡Espera un momento! ¿Cómo ha llegado hasta ahí?”.

4. Proporcionar excesivo detalle

Se presentan tantos datos y hechos, incluyendo aquellos que resultan excesivamente técnicos o irrelevantes, que la idea principal queda oscurecida. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante una presentación y, en determinado punto, preguntarte: “¿A qué viene eso?”.

5. Extenderse excesivamente

La atención de la audiencia decae y ésta se aburre antes de llegar al final de la presentación. ¿Cuántas veces en toda tu carrera profesional has asistido a una presentación que te resultara demasiado corta?

6. Leer las transparencias

Leer las transparencias delante del público durante una conferencia constituye posiblemente el comportamiento más irritante que un conferenciante puede exhibir. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante una presentación y, después de la segunda transparencia, pensar: “¡Eh! ¡Yo también sé leer!”.

7. Abusar del PowerPoint

Transiciones fantasiosas, animaciones sin sentido, sonidos irritantes, clipart de mal gusto, fotografías de baja resolución, colores chillones, mal contraste, elementos decorativos sin ton ni son, tipografías vulgares, tamaño ilegible del texto, son sólo algunas de las múltiples formas como se puede utilizar pobremente el PowerPoint. Cuántas veces no te habrá ocurrido sentarte durante una presentación y comentar con tu compañero: “¡Qué transparencias más cutres!”.

El destino del pecador es el Infierno

Cuando los oradores cometen cualquiera de estos pecados están malgastando el tiempo, la energía y la atención de su audiencia. Y lo que es peor, están desbaratando sus propios objetivos. Aunque cada uno de los siete pecados es único e independiente de los demás, todos pueden resumirse en una excesiva e informe vomitona sin sentido de datos, carente de propósito ni plan.

Al que comete estos pecados le espera la reacción negativa de la audiencia: el bostezo, el rechazo, la irritación, la indiferencia, en definitiva, el olvido. Será arrojado al Infierno de las presentaciones.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Diez mandamientos del buen diseño

6 lecciones sobre presentaciones que aprendí sentado a la mesa de Coque

Los TED mandamientos: reglas que todo presentador debe obedecer

DIÁLOGO ABIERTO

¿Pecas habitualmente? ¿Añadirías algún otro pecado a la lista?


Las cinco personalidades de una presentación

noviembre 5, 2009

-¿Hablas igual con tu padre, con tu pareja, con tu hermano, con tu jefe, con el camarero, con tus amigos? Seguro que no. Conversamos de una manera u otra en función del interlocutor, del número de personas, del lugar, de las circunstancias, del tema, de nuestro estado anímico. Las relaciones entre el que habla y el que escucha son dinámicas, están en continuo cambio y movimiento. Están vivas.

Una buena presentación es como una conversación

Del mismo modo, una presentación es un acto vivo, único, irrepetible. Debes amoldarte en cada nueva ocasión al público, al lugar, a las circunstancias y a las señales que recibes durante la presentación. El éxito de una presentación depende en buena medida de nuestra capacidad de adaptación, de nuestra flexibilidad y reflejos. Una presentación no tiene una única personalidad. Tiene cinco.

1. La personalidad del tema

Entiende, estudia el tema. Fíjate cómo presentan ese tema personas a quienes admiras como ponentes. Puedes poner a prueba sus mismas técnicas hasta que encuentres tu propio camino, tu propio estilo personal. No todos los temas se prestan al mismo tipo de presentación. Unos admitirán mejor las imágenes, otros darán pie a historias y anécdotas, para otros será más eficaz la utilización de abundantes datos y hechos que respalden tus afirmaciones. El tema determina a menudo la elección del diseño de las transparencias.

2. La personalidad del ponente

Presentaremos de acuerdo con nuestra personalidad. Si no eres chistoso no tiene sentido intentar hacer gracias o aparecer disfrazado. Si gesticulas mucho, ¿por qué restringir tus movimientos artificialmente? Si eres entusiasta, ¿para qué aparentar frialdad? Sé natural. Sé tú mismo. Presenta desde tu corazón, desde tus convicciones más íntimas. No trates de ocultarte tras personalidades postizas. El escenario es el peor lugar para esconderse.

3. La personalidad de la audiencia

Ten en cuenta su edad, su formación, su profesión, sus intereses, sus expectativas. Cuanto mejor conozcas a la audiencia, mejor podrás adaptar la presentación para ella, mejor será la comunicación. Si repites exactamente la misma presentación ante audiencias muy distintas, garantizarás el fracaso.

4. La personalidad del lugar

La geometría y dimensiones del escenario, los objetos dispuestos sobre él, el volumen de la sala, la distancia hasta el público, el tamaño de la pantalla, la iluminación, el sonido, … Existen mil detalles que deben conocerse de antemano, para adaptar a uno mismo los que se puedan y amoldarse al resto.  Debes ser rápido de reflejos y acudir preparado para lo peor.

5. La personalidad de las circunstancias

Las circunstancias o el contexto son determinantes a la hora de presentar. No es lo mismo hablar a las 09.00, cuando el público está fresco y despejado, que a las 14.00, cuando la gente mira el reloj esperando la hora de la comida. No es lo mismo hablar en una sesión de un congreso en la que hay otras cinco charlas, que presentar en solitario en un acto en el que eres el único ponente. Cada presentación es única e irrepetible. Estudia las circunstancias y adáptate a ellas.

Las cinco personalidades de una presentación

Se aprende a presentar presentando

Presentar es un arte. Debemos ser sensibles, flexibles, abiertos. Cada vez que haces una presentación estás ofreciendo un presente, un regalo. Considera las cinco personalidades en cada una de tus presentaciones y comprobarás cómo éstas se transforman en actos vivos, creativos, llenos de fuerza.

(Mi agradecimiento a Anselmo Sáinz Bengoechea, mi maestro en el arte de narrar, quien me habló por primera vez de las cinco personalidades del cuento)

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Presentaciones y el arte de narrar historias

- El mayor pecado es pasarse del tiempo

Los rostros son el barómetro del interés

Nueva mente, nuevas presentaciones

No hay ingrediente secreto

DIÁLOGO ABIERTO

¿Tienes en cuenta las personalidades de la presentación? ¿Adaptas tus presentaciones a las circunstancias?


Las noches de Pecha Kucha o las metamorfosis del PowerPoint

noviembre 2, 2009

madpechakuchaSon las 20.30 en la sala Union Room. Los asistentes, llegados en pequeños grupos, se han ido repartiendo por los sillones, sofás y sillas. Muchos sostienen un vaso de caipiriña en la mano, servidos al fondo de la sala. Los rezagados se aprietan de pie junto a las paredes. Se apagan las luces, las conversaciones se acallan, se ilumina la pantalla con una transparencia de PowerPoint y el primer ponente (¿o deberíamos decir artista?) sube al escenario. Ha comenzado la sexta noche Pecha Kucha de Madrid.

Un lugar de encuentro para talentos creativos

20 transparencias, 20 segundos por transparencia. Así de sencillo es el planteamiento de Pecha Kucha, un innovador fenómeno de presentaciones que, posiblemente por su sencillez, está haciendo furor en todo el globo.

La idea surgió en 2003 de las mentes de dos arquitectos radicados en Tokyo, Mark Dytham y Astrid Klein, como un punto de encuentro informal para jóvenes diseñadores, arquitectos y artistas, donde mostrar su trabajo en público, dialogar e inspirar. El término Pecha Kucha deriva de una expresión japonesa que denota el sonido de una conversación, algo así como nuestro “bla bla bla”. El éxito de este sencillo planteamiento ha sido tal que actualmente las noches Pecha Kucha se celebran en 253 ciudades de todo el mundo. Puedes comprobar si hay una noche Pecha Kucha en tu ciudad.

Inventores de la idea del Pecha Kucha

El poder liberador de las constricciones

El formato elegido, 20 transparencias que avanzan automáticamente cada 20 segundos, obliga a que las presentaciones sean breves, concisas y muy dinámicas. El objetivo está claro: no aburrir al personal con charlas larguísimas y permitir que muchos ponentes participen en una misma noche.

Uno podría contemplar estas limitaciones como una constricción para la creatividad. Antes al contrario. Pensemos por ejemplo en cómo algunas formas de poesía están gobernadas por estrictas reglas de métrica y rima y sin embargo poetas de todas las épocas se las han arreglado para escribir sonetos de resonante belleza. Estas restricciones ayudan a centrarse en una única idea central, a evitar los detalles irrelevantes y concentrarse en lo fundamental, alcanzando una elevadísima relación de señal a ruido. El producto final es una presentación en PowerPoint como (posiblemente) nunca antes la habías visto.

Pecha Kucha

Las metamorfosis del PowerPoint: de aburrida herramienta empresarial a poesía de la imagen

Después de una jornada de trabajo, posiblemente lo último que uno desearía hacer es sentarse a ver presentaciones en PowerPoint… salvo en una noche Pecha Kucha. Por supuesto, las transparencias utilizadas por los artistas no tienen nada que ver con esas monstruosidades rebosantes de listas de viñetas y gráficos incomprensibles de las salas de negocios y congresos. Las presentaciones al estilo Pecha Kucha transmiten un poderoso mensaje visual sirviéndose de fotografías a pantalla completa o creativas composiciones gráficas.

En Pecha Kucha, el PowerPoint se eleva a la categoría de arte. Se metamorfosea en escaparate de paisajes arquitectónicos, en portfolio de artistas gráficos o en soporte de poesía de vanguardia. Os dejo un botón de muestra, de la última noche Pecha Kucha celebrada en Madrid, capítulo español coordinado por Paloma Hernaiz y Jaime Oliver, del despacho de arquitectura oh.

Ciudad Bolardo, por los chicos de UNTERCIO

Proyecto arquitectónico de UNTERCIO que estudia la posibilidad de recuperar como solar el vacío urbano generado por los bolardos en el entramado de las calles de Madrid. Fantástico diseño del PowerPoint. Se nota cuando un diseñador anda cerca.


Gonzalo Escarpa, poeta multifacético

Gonzalo Escarpa nos ofrece una divertida muestra de su arte. Magnífica puesta en escena.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu gran idea en 5 minutos

- TED: la presentación de tu vida en 18 minutos

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has asistido a alguna noche Pecha Kucha? ¿Qué te pareció? Comparte tus impresiones con otros lectores.


A %d blogueros les gusta esto: