15 sugerencias para recargar tus baterías este verano y afrontar tus futuras presentaciones con ideas frescas

julio 31, 2012

“Había un leñador que se agotaba malgastando su tiempo y sus energías en cortar madera con un hacha embotada, porque no tenía tiempo, según él, para detenerse a afilar la hoja.”

—Anthony  de  Mello, La oración de la rana

Vivimos por lo general tan absorbidos por el trabajo y por la vorágine del día a día que no hay cosa que descuidemos tanto como a nosotros mismos. Todo lo hacemos con prisas, atropelladamente, sin detenernos a disfrutar de lo que hacemos porque ya estamos pensando en la siguiente tarea que debemos acometer. De vez en cuando te conviene pisar el freno, apartarte del barullo y reservar tiempo de calidad para ti.

Poseer la claridad mental para continuar aportando ideas valiosas y frescas en cada presentación exige buscar inspiración en todo tipo de fuentes en las que normalmente no reparas

Para ser mejor profesional a veces debes apartarte de tu profesión. El verano es una ocasión especialmente indicada para desacelerar, pasar días tranquilos y hacer esas cosas que por falta de tiempo o de iniciativa nunca encuentras el momento:

1. Ver películas que habitualmente no verías.

2. Leer libros que por ti mismo no te sentirías inclinado a comprar.

3. Escuchar canciones de estilos musicales en las antípodas de la música que escuchas a diario.

4. Trabar conversación con personas con las que no acostumbras a relacionarte.

5. Jugar por jugar con niños o con otras personas que en apariencia sólo te hacen perder tu valioso tiempo.

6. Hojear revistas en las que por lo general ni reparas.

7. Hacer viajes o dar paseos sin mirar el reloj por lugares diferentes a los que visitas cotidianamente.

8. Probar nuevos platos saludables, experimentar con sabores diferentes en comidas y bebidas, dedicar tiempo a cocinar tú mismo sin prisas.

9. Acudir al teatro, a un festival, a un museo, a visitar monumentos, a recorrer cascos antiguos sin plano ni plan.

10. Hacer un hueco para ese hobby tuyo que has dejado tan descuidado en los últimos meses.

11. Reír, divertirte, salir, pasar tiempo con amigos y familia, sin ningún motivo ulterior, porque sí.

12. Practicar deportes, mejor si son en equipo, hacer ejercicio, sudar.

13. Meditar.

14. Crear islas de desconexión total: ni Internet, ni móvil, ni TV, ni radio, ni prensa, al menos durante bloques de algunas horas al día o idealmente durante varios días.

The Sabbath Manifesto

15. Descansar: duerme por las noches lo que te pida tu cuerpo. Nunca desdeñes el poder de una noche de sueño reparador.

Libérate de la tiranía del minutero del reloj y dedícate tiempo a ti mismo. No hay mejor inversión que invertir en uno mismo. El cambio de escenario y la ruptura con tus rutinas habituales mejorarán tu creatividad y te harán sentir fresco y renovado.

[¿Aún no te has hecho con una copia de mi libro El Arte de Presentar? Este verano también puede ser un buen momento para leerlo y dejarte inspirar por él.]

ENTRADAS RELACIONADAS

- Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal

- 10 cosas divertidas que puedes hacer este verano para mejorar tus habilidades de hablar en público

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué piensas hacer este verano que no haces habitualmente?


Las siete cualidades de los grandes ponentes

julio 26, 2012

Las siete cualidades de los grandes ponentes: Pasión: Conecta con la emoción; Humor: Acorta las distancias; Credibilidad: Inspira confianza y respeto; Naturalidad: Sé tú mismo sin máscaras; Humildad: Tú no eres el protagonista; Apertura: Muéstrate disponible y cercano; Claridad: Haz fácil lo complejo


Cosas que puedes hacer con una Wacom Bamboo: si no sabes dibujar, ¡calca!

julio 24, 2012

En un comentario reciente, un lector se quejaba de no saber dibujar. Se trata en efecto de una objeción que me encuentro con frecuencia cuando propongo a mis alumnos y clientes dibujar a mano: “no sé”, “no se me da bien”, “soy nulo”, … ¿Os suena?

En la mayoría de situaciones, los dibujos creados por ti mismo que puedes incluir en tus presentaciones serán sencillos, compuestos a partir de formas básicas como rectángulos, elipses, líneas y flechas. No suele importar la calidad del dibujo final, sino el proceso: lo que se puede dibujar se puede entender mucho mejor.

¿Y si buscas un dibujo creado a mano de gran calidad y no sabes dibujar? ¡Muy fácil! Acuérdate de lo que hacías de niño: sujetabas una foto o dibujo sobre el cristal de una ventana y encima un folio blanco sobre el que calcabas la imagen original.

Si no sabes dibujar, ¡calca!

Utiliza tu tableta para calcar imágenes y dibujos

Si tienes una tableta digitalizadora podrás realizar con toda facilidad este proceso usando un ordenador y un programa de dibujo como Photoshop Elements o PaintShop Pro. Tan sólo tienes que seguir tres sencillos pasos:

1. Crea una nueva capa vacía sobre la fotografía o dibujo original: Abre la fotografía o dibujo original en tu programa de edición favorito y a continuación crea encima una nueva capa transparente vacía.

2. Con esmero, vete calcando el original: Te recomiendo para esta labor una tableta digitalizadora. Yo utilizo una tableta Bamboo Pen & Touch de Wacom. Desaconsejo un ratón salvo para los dibujos más elementales. También he experimentado con un iPad y aquí la limitación que me he encontrado ha sido el grosor del punzón o del dedo: son tan gruesos que no permiten crear imágenes con elevado detalle.

3. Quédate con la capa con el dibujo a mano: Una vez terminado el proceso de calco y satisfecho con el trabajo final, guarda en un archivo PNG exclusivamente la capa sobre la que has creado el dibujo, descartando la capa con el original. Ahora tienes una imagen creada a mano, de acabado muy profesional, que podrás utilizar en tus transparencias. ¡Y sin tener ni idea de dibujar!

¿Para qué sirven los dibujos calcados a mano?

En el capítulo 15 de El Arte de Presentar explico la conveniencia de reducir el realismo de las fotografías en ciertas ocasiones. Esta técnica puede servirte maravillosamente para ello. Por otro lado, también puede ayudarte a reciclar fotografías sin gran calidad profesional, como la del ejemplo. Imagínate que en una presentación ante inversores quieres crear una transparencia con la imagen de los miembros de tu equipo. Si buscas un acabado profesional necesitarías contratar a un fotógrafo, las fotos tomadas con el iPhone posiblemente no te servirán. Una alternativa consiste en calcar esas fotos de calidad pobre y crear dibujos muy profesionales.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Cosas que puedes hacer con una Wacom Bamboo: Humaniza tus transparencias sobreimponiendo dibujos creados a mano

- Cómo crear siluetas a partir de fotografías directamente en PowerPoint

- Secretos del PowerPoint: Elimina el fondo de las fotografías desde PowerPoint 2010

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otros usos puedes dar a las fotografías y dibujos calcados a mano?


¿Hablar en público te da miedo o te excita?

julio 19, 2012

“Las cosas buenas e interesantes en la vida vienen acompañadas de miedo.”

Scott Berkun, Confessions of a Public Speaker

El biólogo molecular John Medina explica en su libro Exprime tus neuronas: 12 reglas básicas para ejercitar la mente y mejorar tus presentaciones que el cuerpo lo tiene difícil para distinguir entre los estados de excitación sexual y de ansiedad, ya que se producen las mismas reacciones fisiológicas.

Del mismo modo, el experto en comunicación Nick Morgan comenta en su libro Trust Me: Four Steps to Authenticity and Charisma que el miedo que experimentas durante algunas presentaciones está basado en la descarga de adrenalina. Es la forma que tiene tu cuerpo de prepararte para momentos cruciales como perseguir a un mamut o escapar de un tigre de dientes de sable. Hoy en día, las presentaciones han tomado el lugar de los mamuts y los tigres. Tu cuerpo continúa preparándote: tu cerebro funciona a mayor velocidad, tu corazón bombea con mayor fuerza, te yergues algo más derecho, con el resultado de que estás mejor preparado para el peligro.

Un poco de miedo ayuda

Estas sensaciones físicas no resultan placenteras cuando no conducen a la acción física. Ya no corres tras el mamut o delante del tigre, estás ahí parado delante de la audiencia: no produces una gran descarga de energía física. En lugar de deambular nerviosamente de un lugar a otro del escenario, concéntrate en esas sensaciones físicas molestas y redefínelas como los signos de energía útil que son. Dite lo siguiente:

“Mis manos están pegajosas, mi corazón late aceleradamente y mi mente está disparada. ¡Estoy preparado para correr con los mamuts y los tigres! ¡Esto es lo que necesito para hacer un buen trabajo!”

La reacción del cuerpo ante el miedo o ante la excitación es la misma. Así que tú decides: ¿tienes miedo o estás excitado? Dado que tu cuerpo no es capaz de notar la diferencia, deja que tu mente use tus instintos para ayudarte, no para perjudicarte.

ENTRADAS RELACIONADAS

- En cada presentación haz algo para salirte de tu zona de confort

- Cuanto más te preocupes por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectarás

- Pánico en el estrado (VIII): los circuitos cerebrales del miedo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo gestionas el miedo antes de una presentación?


Resuena con historias visuales que transformen a tu audiencia

julio 17, 2012

“Una sólida estructura es el fundamento de una presentación coherente.”

—Nancy Duarte, Resonancia

Resonancia de Nancy Duarte

En varias ocasiones al hablar de storytelling he mencionado el segundo libro de Nancy Duarte, Resonancia: Tú no eres el héroe de la presentación, eres el mentor; La estructura del viaje del héroe para presentaciones; Cuéntame el viaje, no me enseñes el catálogo de la agencia. En esta ocasión lo convierto en el protagonista de esta nueva entrada porque acaba de salir publicado en español por la editorial Gestión 2000.

Si aún no te has asomado al mundo del storytelling aplicado a las presentaciones, Nancy Duarte te allanará el camino: ha realizado una amplia investigación cuyo resultado ha plasmado en este libro bellísimamente editado. El uso de historias en presentaciones y, lo que es más, estructurar presentaciones en su conjunto como historias, insufla vida a los datos y estadísticas. Duarte aporta claves imprescindibles para añadir conflicto y drama a tus presentaciones para que humanicen tu información y resuenen con la audiencia.

“No es la información en sí misma lo que importa, sino el impacto emocional de esa información.”

—Nancy Duarte, Resonancia

Un elemento a destacar del libro de Duarte es su “sparkline”, una forma de visualizar el patrón alternante de cada presentación entre “lo que es” y “lo que podría ser”. Las grandes presentaciones nos conducen por un viaje desde la realidad actual de dolor, carencia o desequilibrio, “lo que es”, hasta un futuro mejor de bienestar, abundancia o equilibrio, “lo que podría ser”. Una recompensa futura que sólo podrá alcanzarse si se responde a la llamada a la acción formulada al final de la presentación. Duarte analiza numerosas presentaciones de grandes comunicadores mediante este “contorno de presentación”, poniendo de manifiesto la tensión dinámica entre “lo que es” y “lo que podría ser”, y cómo crea conflicto y contraste emocional.

“Las grandes presentaciones se alejan de los informes y se acercan a las historias.”

—Nancy Duarte, Resonancia

Si en tu trabajo necesitas crear presentaciones que inspiren y transformen a las audiencias, este libro te aportará claves que no encontrarás en otros libros sobre presentaciones.

FICHA TÉCNICA

Autor: Nancy Duarte
Título: resonancia
Editorial: Gestión 2000
Páginas: 350
Año: 2012
Lo mejor: Su diseño espectacular y la amplia selección de ejemplos de todo tipo de presentaciones y discursos.
Lo peor: Si eres de los que hacen presentaciones en entornos profesionales más mundanos, tal vez no encuentres demasiada inspiración en este libro. Más orientado a los grandes discursos para grandes ocasiones ante grandes audiencias.
Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.es :: Amazon.com

OTROS LIBROS QUE PUEDEN INTERESARTE

- Slide:ology o La ciencia suprema de crear transparencias que inspiran

- Olvídate de PowerPoint: ¡Será mejor que lo cuentes!

- El arte del guión cinematográfico (y cómo sacarle partido en tus presentaciones)

DIÁLOGO ABIERTO

¿Encuentras útil el libro de Nancy Duarte en tus propias presentaciones?


Galería de grandes presentadores: Mario Alonso Puig y el arte de la reinvención

julio 12, 2012

Mario Alonso Puig en la Thinking Party

El viernes pasado disfrutamos en la Thinking Party de un precioso ramillete de doce historias de reinvención contadas desde el corazón, con sencillez y emoción. Los doce ponentes compartieron sus particulares “viajes del héroe”, ofreciendo un conjunto emotivo, cercano y muy, muy humano. Eran personas cercanas, “normales”, como todos nosotros, con las que nos resultó fácil conectar y cuyas historias resonaron profundamente en nuestros corazones. No han creado grandes empresas de éxito o startups multimillonarias. Su gran triunfo reside en haber superado el miedo.

El evento se complementó con sendas conferencias a cargo de dos grandes ponentes profesionales: los doctores Mario Alonso Puig  y Luis Rojas Marcos. He asistido varias veces a presentaciones de Mario Alonso Puig, por lo que quería dedicarle mi entrada de hoy.

10 recursos escénicos usados con maestría por Mario Alonso Puig

1) Domina el uso del lenguaje técnico: Desliza en sus charlas las palabras técnicas justas para conferirse credibilidad como médico y elevar así el nivel de los contenidos, pero asegurándose en todo momento de que la audiencia puede seguirle.

2) Utiliza objetos: En sus primeras charlas, el doctor Mario Alonso Puig solía llevar modelos de  órganos del cuerpo humano, mediante los cuales facilitaba la comprensión de los conceptos tratados.

Mario Alonso Puig

3) Pone a la audiencia en movimiento: Si llevan mucho tiempo sentados, puede sugerir que por ejemplo hagan sencillos ejercicios calisténicos para aliviar la tensión, a la vez que le sirven para ilustrar algún punto de su charla.

4) Utiliza con sutileza el humor: A pesar de tratar asuntos muy serios, incluso trascendentales, los descarga a través de la narración de pequeñas historias y anécdotas, haciendo participar a la audiencia a través de la risa. El humor es una de las mejores formas de conexión, es la distancia más corta entre dos personas.

5) Narra anécdotas personales: Acorta la distancia con la audiencia a través de anécdotas personales en las que por lo general no sale el mejor parado. Afirma John C. Maxwell en El poder de las relaciones:

“Si quieres impresionar a tu audiencia, háblale de tus éxitos; si quieres que se identifique contigo, háblale de tus fracasos.”

6) Lanza preguntas a la audiencia: Con ellas incita a la audiencia a reflexionar y a participar. La presentación se convierte más en un diálogo que en un monólogo.

7) Relación con los ponentes anteriores: Cuando comparte el escenario con otros ponentes, hace algún comentario relativo a la situación o a sus charlas. Se sitúa en el momento presente compartido con la audiencia y ayuda a que se sientan conectados.

8) Salpica sus charlas con citas: Las justas para conferir credibilidad a ciertas afirmaciones.

9) Utiliza con tino la multimedia:transparencias visualmente sencillas, formadas habitualmente por imágenes acompañadas de un breve texto; vídeos que ilustran sus conceptos y añaden dinamismo;

10) Usa todo el rango de su paleta paraverbal: Impresiona su voz potente y bien modulada, su dicción impecable y llena de matices. Sus presentaciones son un deleite para los oídos.

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

- Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

- Galería de grandes presentadores: Jonas Ridderstrale y las presentaciones funky

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has visto alguna charla de Mario Alonso Puig? ¿Qué te han parecido?


No uses las mismas transparencias para una sala de juntas y para un gran auditorio

julio 10, 2012

Speaking PowerPoint de Bruce Gabrielle

Existen muchas formas de clasificar las transparencias usadas en presentaciones. Por ejemplo, el experto en PowerPoint Bruce Gabrielle realiza en su imprescindible libro, Speaking PowerPoint: The New Language of Business, una importante distinción entre las transparencias de auditorio (ballroom) y las de sala de juntas (boardroom).

Las transparencias de auditorio sirven de apoyo para el presentador

Constituyen una herramienta de amplificación del mensaje: escaso contenido verbal, alto contenido visual. En consecuencia, esas mismas transparencias posiblemente no servirán como documento impreso para que la audiencia lo lea más tarde porque no habrá mucho que leer.

Mucho menos sirven como documento autónomo, ya que sin el presentador que narre su historia, la mayoría de transparencias carecerán de sentido por sí mismas. Suelen ser demasiado simples para ayudar en la toma de decisiones.

Su objetivo es sobre todo captar el interés de audiencias que no suelen estar especialmente motivadas o atentas, sometidas a todo tipo de distracciones (en especial Twitter y el correo electrónico), a un paso de desconectar del ponente si éste no las engancha rápidamente.

No suele tratarse de presentaciones críticas para el futuro de la audiencia, por lo que el ponente debe esforzarse por mantener despierta a la audiencia y motivarla a la acción.

Hay una gran diferencia entre las presentaciones para auditorio y para sala de juntas en cuanto a motivación de la audiencia e interacción

Las transparencias de sala de juntas sirven para propósitos muy variados

Podrían enviarse por correo electrónico para que los destinarios las lean solitariamente en la pantalla de su ordenador. O podrían imprimirse para ser usadas como documento de trabajo durante una reunión de equipo. O podrían usarse para proyectar en una pantalla durante una presentación a la junta directiva para tomar una decisión.

En ocasiones, el mismo conjunto de transparencias deberá funcionar en estos tres escenarios: se enviarán por adelantado a los asistentes a la reunión para que acudan preparados o para que no acudan porque les bastará con leerlas por su cuenta; se utilizarán para proyectar en una pantalla mientras el presentador explica su contenido; y se utilizarán para leer detenidamente antes, durante y después de la reunión con ánimo de informar la decisión a tomar.

En una presentación de sala de juntas, la audiencia suele asistir con una elevada motivación, mayor cuanto más esté en juego. Se espera de la audiencia que dé su aprobación para un proyecto, que se decante por un nuevo proveedor, que decida si expandirse o no a un nuevo mercado, si invertir en una startup, si recortar el presupuesto en publicidad, y en general tomar decisiones relevantes para el futuro de la organización.

Las transparencias en este caso incluyen planes estratégicos, planes de marketing, informes de investigación, resultados de estudios, planes de lanzamiento de nuevos productos, planes de ejecución, y todo tipo de cuestiones relacionadas con la planificación empresarial.

Hay una gran diferencia entre las presentaciones para auditorio y para sala de juntas en cuanto a motivación de la audiencia e interacción

En el caso de las presentaciones de auditorio, la audiencia estará sentada lejos de la pantalla y sufrirá dificultades para leer textos largos. En las de sala de juntas, la audiencia estará sentada muy cerca de la pantalla. Es más, a menudo las transparencias ni siquiera llegarán a proyectarse en una pantalla, sino que se imprimirán como un documento y se trabajará sobre él. El lector demandará más información, más detalles, más material de estudio.

En las típicas presentaciones de auditorio, el ponente pasa todo o la mayor parte del tiempo hablando él solo mientras la audiencia se sienta quieta escuchando con nula o escasa participación por su parte, limitada como mucho al turno de preguntas y respuestas al final de la charla. En las de sala de junta, la audiencia rara vez se sienta quieta escuchando: interrumpe continuamente con preguntas y peticiones de mayor detalle, con dudas y comentarios críticos. Son presentaciones mucho más interactivas.

Planifica bien tu presentación para acudir con las transparencias adecuadas.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Una presentación es un acto vivo de comunicación, no un documento muerto

- Aceite de serpiente en las presentaciones

- Si te piden una presentación, no des un documento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo varías tus transparencias en función del tipo de presentación, en sala de juntas o en gran auditorio?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 295 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: