Cosas que puedes hacer con una Wacom Bamboo: si no sabes dibujar, ¡calca!

julio 24, 2012

En un comentario reciente, un lector se quejaba de no saber dibujar. Se trata en efecto de una objeción que me encuentro con frecuencia cuando propongo a mis alumnos y clientes dibujar a mano: “no sé”, “no se me da bien”, “soy nulo”, … ¿Os suena?

En la mayoría de situaciones, los dibujos creados por ti mismo que puedes incluir en tus presentaciones serán sencillos, compuestos a partir de formas básicas como rectángulos, elipses, líneas y flechas. No suele importar la calidad del dibujo final, sino el proceso: lo que se puede dibujar se puede entender mucho mejor.

¿Y si buscas un dibujo creado a mano de gran calidad y no sabes dibujar? ¡Muy fácil! Acuérdate de lo que hacías de niño: sujetabas una foto o dibujo sobre el cristal de una ventana y encima un folio blanco sobre el que calcabas la imagen original.

Si no sabes dibujar, ¡calca!

Utiliza tu tableta para calcar imágenes y dibujos

Si tienes una tableta digitalizadora podrás realizar con toda facilidad este proceso usando un ordenador y un programa de dibujo como Photoshop Elements o PaintShop Pro. Tan sólo tienes que seguir tres sencillos pasos:

1. Crea una nueva capa vacía sobre la fotografía o dibujo original: Abre la fotografía o dibujo original en tu programa de edición favorito y a continuación crea encima una nueva capa transparente vacía.

2. Con esmero, vete calcando el original: Te recomiendo para esta labor una tableta digitalizadora. Yo utilizo una tableta Bamboo Pen & Touch de Wacom. Desaconsejo un ratón salvo para los dibujos más elementales. También he experimentado con un iPad y aquí la limitación que me he encontrado ha sido el grosor del punzón o del dedo: son tan gruesos que no permiten crear imágenes con elevado detalle.

3. Quédate con la capa con el dibujo a mano: Una vez terminado el proceso de calco y satisfecho con el trabajo final, guarda en un archivo PNG exclusivamente la capa sobre la que has creado el dibujo, descartando la capa con el original. Ahora tienes una imagen creada a mano, de acabado muy profesional, que podrás utilizar en tus transparencias. ¡Y sin tener ni idea de dibujar!

¿Para qué sirven los dibujos calcados a mano?

En el capítulo 15 de El Arte de Presentar explico la conveniencia de reducir el realismo de las fotografías en ciertas ocasiones. Esta técnica puede servirte maravillosamente para ello. Por otro lado, también puede ayudarte a reciclar fotografías sin gran calidad profesional, como la del ejemplo. Imagínate que en una presentación ante inversores quieres crear una transparencia con la imagen de los miembros de tu equipo. Si buscas un acabado profesional necesitarías contratar a un fotógrafo, las fotos tomadas con el iPhone posiblemente no te servirán. Una alternativa consiste en calcar esas fotos de calidad pobre y crear dibujos muy profesionales.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Cosas que puedes hacer con una Wacom Bamboo: Humaniza tus transparencias sobreimponiendo dibujos creados a mano

- Cómo crear siluetas a partir de fotografías directamente en PowerPoint

- Secretos del PowerPoint: Elimina el fondo de las fotografías desde PowerPoint 2010

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otros usos puedes dar a las fotografías y dibujos calcados a mano?


Otros 14 errores comunes al presentar tu proyecto empresarial a inversores

junio 26, 2012

Recientemente publiqué una entrada en la que advertía a los emprendedores sobre los 10 errores más comunes al presentar tu proyecto empresarial a inversores. Hoy retomo el tema, añadiendo a la lista otros 14 errores que debes evitar. En este caso, la lista ha sido compilada por inversores, business angels y personas acostumbradas a escuchar presentaciones de proyectos.

Nacho de Pinedo Nacho de Pinedo, ISDI

1) No escuchar las preguntas de los inversores

Muchas son pistas o inquietudes lógicas que permiten pivotar la presentación hacia las necesidades de la audiencia.  No actúes como si rompiesen tu discurso ni trates de zafarte rápidamente. Aprovéchalas para construir sobre ellas. Dialoga, no busques solamente acabar tu pitch.

2) Tener miedo a las pérdidas

Presentas resultados positivos demasiado rápido para no “ensuciar” el business plan. Pero para alcanzar esos números negros tienes que elevar los objetivos de ventas por encima de lo creíble.  Es mejor reconocer que los primeros años habrá pérdidas (es lo habitual) que hinchar los números.

3) No reflejar pasión equilibrada con honestidad

Si tú no crees en tu proyecto ¿quién más va a hacerlo? Demuéstralo.  Pero no caigamos en la pasión “vende motos” a cualquier precio.  Si no hay inteligencia y honestidad en la venta, se convierte en un mercado persa poco creíble. Transmite optimismo inteligente.

4) Síndrome de “el papel lo aguanta todo”

No construyas objetivos sobre porcentajes de grandes mercados. Muchos establecen que su proyecto satisface una necesidad de un inmenso mercado (ej: mi proyecto satisface el hambre y mi mercado son todos los hambrientos, o mi proyecto satisface las necesidades del anunciante y mi mercado es toda la tarta publicitaria) y definen que van a alcanzar un porcentaje que suena ridículo (si sólo alcanzara un 0,01% de este mercado…).  Hay que empezar de abajo arriba, definiendo de manera muy restrictiva necesidad y mercado.  Igualmente, las progresiones de crecimiento suelen presentarse con una inercia de palo de hockey a partir del 3er año: si no se explican los puntos de inflexión (tipping points) no tiene sentido.

Javier Martín Javier Martín, Loogic

5) Aparentar que no necesitas el dinero del inversor

6) Inflar las expectativas haciendo creer que vas a crear el próximo Google

7) Enzarzarse en una discusión con el inversor porque ha hecho una crítica o comentario

Luis Gosálbez Luis Gosalbez, Metricson

8) No explicar el producto financiero

Si vas a hablar con un inversor, háblale en su lenguaje y enséñale la pasta, no sólo cuánta y cómo la vas a conseguir, sino cómo sus 100K se van a multiplicar por X en un período de 4 años.

Laura Urquizu Laura Urquizu, Inspirit

9) No explicar el modelo de negocio

Cuanto más simple es la explicación del modelo de negocio o del proyecto completo, más atractivo resulta. Hay que buscar la definición del proyecto en una frase, y que se entienda.

Jaime Sanmartín Jaime Sanmartín, AdTriboo

10) No emocionarse con el proyecto

O no transmites emoción por el proyecto o no conectas emocionalmente con los inversores con una historia o como quieras llamarlo. ¿Os ven ilusionados, convencidos, apasionados, que habéis apostado por el proyecto, dejado trabajos, bajado sueldos, invertido, etc.?

11) Estar en el foro equivocado

Si estás en fase inicial o “seed” no tiene sentido contárselo a fondos VC, ya que no estarán interesados y perderéis el tiempo los dos. Por otro lado, hay inversores que sólo invierten pequeñas cantidades o en determinadas condiciones y no puedes contarles algo que no entre en sus requisitos. Infórmate antes.

Francoise Derbaix Francoise Derbaix

12) No empezar por presentarse personalmente

El acto de seducción empieza por decir quién eres/quiénes sois.

13) No dar datos reales

Los datos mensuales hasta la fecha, como por ejemplo, usuarios, tráfico, ventas, etc.,  son mucho más creíbles que tus previsiones y son la mejor manera de demostrar que tu producto tiene demanda.

Pedro Bisbal Pedro Bisbal, CvBan

14) Falta de compromiso del equipo promotor

La gran mayoría de las veces, los emprendedores se limitan a mostrar sus galones (licenciaturas, masters, doctorados…)  y sus conquistas (Founder & CEO en la startup X, advisor en la startup Y), pero hablan poco de ellos mismos. Los emprendedores han de comprender que el inversor deposita la confianza en un equipo capaz de llevar a cabo la idea/proyecto que están presentando, con lo cual deberán dejar bien claro cuál es su apuesta personal en el proyecto a tres niveles.

14.1) Implicación económica

¿Cuánto vas a invertir en el proyecto? ¿Cuál es tu apuesta personal? ¿Cuánto has levantado de los FFF? ¿No has sido capaz de convencerte a ti mismo ni a tu entorno y acudes al inversor? No te confundas, el inversor no es un banco.

14.2) Implicación laboral

El inversor no quiere emprendedores a tiempo parcial. Debe existir una dedicación en exclusiva y un equipo bien armado.

14.3) Implicación emocional

El inversor invierte en el piloto, no en la máquina. Si no te apasiona el mundo del motor, lo tendrás muy difícil en cualquier circuito.

ENTRADAS RELACIONADAS

-  Las cinco plantas del viaje de tu presentación de ascensor

- Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

 - 17 errores (y medio) que debes evitar en una presentación tecnológica

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cuál ha sido tu experiencia presentando tu proyecto a inversores? ¿Qué has aprendido de tus errores? ¿Cómo te habrían ayudado estos consejos?


Cosas que puedes hacer con una Wacom Bamboo: Humaniza tus transparencias sobreimponiendo dibujos creados a mano

junio 21, 2012

En un comprensivo movimiento de reacción ante las transparencias recargadas de texto sin ningún tipo de componente visual, muchos han optado por utilizar fotografías acompañadas de una o dos palabras. Cuando se persiguen resultados profesionales, lo normal es acudir a sitios de descarga de fotografías de stock.  A menudo, las fotografías de stock resultan artificiales, carentes de realismo y deshumanizadas. Una forma sencilla de superar estas limitaciones es añadir calor humano dibujando a mano alzada sobre las fotografías.

Dibuja sobre las fotografías a mano alzada

No te dejes asustar por la perspectiva de dibujar a mano alzada. No busques crear dibujos elaborados, sino todo lo contrario: que salte a la vista que son toscos, incluso infantiles. Cuanto más sencillos, mejor contrastarán con la fotografía sobre la que los dibujas.

¿Cómo sobreimponer esos dibujos a mano alzada sobre las fotografías? Te recomiendo que para esta tarea recurras a una tableta digitalizadora. Yo utilizo una Wacom Bamboo Pen & Touch. Un ratón resultaría inadecuado para esta tarea salvo para los dibujos más elementales.

Una vez con la tableta, puedes utilizar tu programa de dibujo favorito, como por ejemplo Photoshop Elements o PaintShop Pro, aunque puede servir cualquier otro, y seguir los siguientes pasos.

1. Carga la fotografía en el programa de edición de imágenes de tu elección.

2. Si soporta capas, crea una capa nueva sobre la fotografía. Te permitirá guardar tu dibujo de forma separada si quieres reutilizarlo en el futuro.

3. Dibuja sobre la fotografía aquellos elementos que pueden darle un toque personal, como en el ejemplo.

4. Guarda la imagen recién creada. Si has usado capas, puede interesarte no fusionarlas para poder conservar el dibujo que has hecho.

5. Inserta tu imagen en la presentación. Por lo general, el efecto será mayor si la introduces a pantalla completa.

Dibuja sobre las fotografías a mano alzada

Imprime carácter personal al elemento visual de tu presentación

Utiliza este efecto en todas las transparencias de una presentación o en ninguna, pero no lo hagas en unas sí y otras no, sin ton ni son. La repetición de elementos a lo largo de las transparencias de la misma presentación resulta crítica para alcanzar consistencia.

En líneas generales, la consistencia exige usar el mismo fondo, la misma tipografía con tamaños similares, el mismo tema, la misma forma de incluir fotografías u otros elementos multimedia, los mismos colores, la misma alineación de los objetos en una cuadrícula, las mismas animaciones y transiciones, el mismo estilo de imágenes, en definitiva, dotar de un marcado carácter personal al elemento visual de la presentación.

Si humanizas una transparencia, humaniza el resto.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Cómo crear siluetas a partir de fotografías directamente en PowerPoint

- Secretos del PowerPoint: Elimina el fondo de las fotografías desde PowerPoint 2010

- Dibuja tus presentaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otros usos has dado a dibujar sobre las transparencias?


Atajos de teclado de PowerPoint que te simplificarán la vida durante tus presentaciones

mayo 31, 2012

En la siguiente tabla he recogido algunos de los atajos de teclado que utilizo habitualmente durante presentaciones con PowerPoint. Te recomiendo que prestes especial atención a las teclas ‘B’ y ‘N’. Descubrirás que pueden ser tus mejores amigas a la hora de presentar porque tú eres el visual número uno sobre el escenario y no PowerPoint (ni Keynote, ni Prezi, ni ninguna otra herramienta similar).

Y sí, por si no lo sabías, también puedes dibujar sobre una transparencia en vivo durante tu presentación.

Tecla Acción
F5 Iniciar la presentación desde la primera diapositiva
Mayúsculas+F5 Iniciar la presentación desde la diapositiva actual
Esc Terminar la presentación
B Pantalla en blanco
N Pantalla en negro
H Ir a la siguiente diapositiva si está oculta
Inicio Ir a la primera diapositiva
Fin Ir a la última diapositiva
Número seguido de Entrar Ir a esa diapositiva
Control+P Cambiar el puntero a pluma
Control+A Cambiar el puntero a flecha
Control+E Cambiar el puntero a borrador
Control+M Mostrar/Ocultar entrada de lápiz
E Borrar el dibujo de la pantalla

[Si quieres aprender otras técnicas para mejorar la puesta en escena de tus presentaciones, apúntate a mis próximos cursos en abierto sobre Cómo exponer presentaciones de alto impacto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

 Secretos del PowerPoint: la vista del moderador

 Si sólo buscas alternativas al PowerPoint es que no has entendido nada aún

 Presentaciones con demos a prueba de bomba

DIÁLOGO ABIERTO

¿Usas algún otro atajo que no haya listado en mi tabla?


Los 10 errores más comunes al presentar tu proyecto empresarial a inversores

mayo 17, 2012

Cartel de la Startup Competition organizado durante el Congreso Internacional Ciudadanía Digital (#CICD)

El miércoles pasado impartí el taller Claves para presentar tu proyecto a posibles inversores en el Startup Competition organizado durante el Congreso Internacional Ciudadanía Digital (#CICD). Al día siguiente, diez emprendedores presentaban a concurso sus proyectos empresariales. Veo cómo los emprendedores cometen los mismos errores una y otra vez al presentarlos. ¡Evítalos!

1) No te has enterado todavía de quién es tu audiencia

A lo largo de tu aventura empresarial, hablarás como mínimo ante tres audiencias bien diferenciadas: potenciales clientes, socios o inversores. Aunque siempre cuentas el mismo proyecto, no lo haces de la misma forma ni pones el acento en los mismos aspectos.

2) No has investigado a tu audiencia

Normalmente conseguirás la oportunidad de hablar ante un solo inversor o ante un reducido grupo. Debes investigarlos a fondo previamente para conocer sus actitudes, preferencias, conocimientos y perfil de inversión.

3) No escuchas al inversor

Los inversores buscarán y encontrarán fallos en tu proyecto. Puede que tu proyecto no sea invertible aunque sea viable, puede que el modelo de negocio aún esté inmaduro, puede que tus estimaciones de crecimiento sean infundadas o puede que carezcas de escalabilidad. Ellos te ayudarán a descubrir agujeros en tu negocio y a mejorarlo.

4) No tienes claro tu objetivo

En una primera presentación, tu objetivo no es conseguir financiación, sino despertar suficiente interés como para concertar una segunda cita. No se trata de contarlo todo, sino de despertar la lujuria por más. Una presentación es un acto de seducción.

5) Hablas más de tu producto/servicio que del modelo de negocio

Te apasiona tanto tu idea que hablas más sobre ella que sobre cómo vas a generar dinero. Recuerda que el inversor busca cómo multiplicar su inversión y el exit, no cómo usar tu tecnología.

6) No has hecho los deberes

Los inversores profesionales quieren que les cuentes qué necesidad resuelves (mercado), cómo lo estás haciendo ya (proyecto en marcha), por qué eres el adecuado (equipo), qué necesitas para seguir adelante (inversión) y cómo planeas ganar dinero (modelo de negocio). El mayor error es acudir a la presentación sin un modelo de negocio claro.

7) No has madurado tu idea

Tu idea no vale nada. Tú eres quien vale. El inversor invierte en ti más que en tu proyecto. Quiere constatar tu capacidad de desarrollar la idea y de ejecutarla. No acudas con una servilleta, acude con una web que ya está funcionando.

8) No vas al grano

Normalmente dispondrás de muy poco tiempo para hablar con los inversores, a lo sumo 15 minutos. Elimina los detalles innecesarios y céntrate en lo que el inversor desea escuchar. No hables de lo que te interesa a ti, sino de lo que le interesa a tu audiencia.

9) No piensas lo que dices

El inversor busca en tu presentación razones para no invertir. No le des ninguna. Ni se te ocurra decir cosas como “No tenemos competencia”, “Nos va a comprar Google”, “Nadie ha hecho nada parecido antes”, “Somos el mejor equipo”, … y ¡no menciones a los chinos!

10) Tu presentación es un desastre

Si lees mi blog habitualmente, ya sabes a qué me refiero: transparencias llenas de texto y de tablas Excel diminutas, imágenes irrelevantes, falta de estructura y organización, pretender contarlo todo, leer las transparencias mirando la pantalla, abuso del PowerPoint, demos innecesarias y un sinfín de errores similares.

[Si quieres mejorar tus presentaciones de proyectos, apúntate a mis próximos cursos en abierto sobre Cómo crear presentaciones de alto impacto y Cómo exponer presentaciones de alto impacto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

 Las cinco plantas del viaje de tu presentación de ascensor

Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cuál ha sido tu experiencia presentando tu proyecto a inversores? ¿Qué has aprendido?


Si sólo buscas alternativas al PowerPoint es que no has entendido nada aún

febrero 16, 2012

Tira tus viejas presentaciones en PowerPoint a la basura

Si tus presentaciones son un desastre y crees que mejorarán por usar otro software de presentaciones (slideware), has caído en una trampa. Una presentación mediocre lo seguirá siendo con PowerPoint o sin él. El éxito de una presentación no está ligado a la elección de la herramienta de creación de transparencias, sino a la historia que cuentas. Echar la culpa a PowerPoint del fracaso de las presentaciones es cerrar los ojos al verdadero problema: la falta de claridad de ideas y de organización coherente.

Prezi

Pasarte a Keynote o Prezi no conseguirá que mágicamente tus presentaciones se vuelvan interesantes y atractivas. Una presentación es mucho más que la pirotecnia visual que proyectas sobre la pantalla. Algunas de las mejores presentaciones a las que he asistido no tenían más visual que el ponente.

En más de un evento me han asegurado fervorosamente que las presentaciones creadas con Keynote son más profesionales que las creadas con PowerPoint. No niego que el nivel medio de diseño de las presentaciones en Keynote suele ser mayor. La explicación es bien sencilla: en primer lugar, el número de presentaciones en Keynote es prácticamente insignificante frente el de PowerPoint; y en segundo lugar, la mayoría de usuarios de Mac poseen una formación en o están relacionados con el diseño, por lo que no es de extrañar que a la hora de crear una presentación lo hagan visualmente más atractiva. Nuevamente, no se trata de la herramienta, sino de cómo la usas.

Keynote

El reto de una buena presentación no sólo reside en diseñar transparencias bonitas, sino en seleccionar y ordenar ideas potentes en una historia coherente y exponerlas con entusiasmo y confianza. Más importante que usar tal o cual herramienta, es conocer cómo seleccionar y estructurar la información, cómo equilibrar la presencia de texto e imágenes en una transparencia, cómo aplicar los principios básicos de diseño y como sincronizar en una sinfonía contenido, diseño y exposición. No te obsesiones con las herramientas. Lo que de verdad importa es lo que haces con ellas. Si crees que para crear grandes presentaciones necesitas tal o cual herramienta, entonces tenemos un concepto muy distinto de lo que es una gran presentación.

El slideware te puede ayudar o no en el aspecto de diseño. Eso sí, en absoluto te aportará valor en cuanto a los otros dos pilares de una sólida presentación: el contenido y la exposición.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Del BulletPoint al GraphicPoint y tiro porque me toca

- Una presentación es un acto vivo de comunicación, no un documento muerto

- Tira tus viejas presentaciones en PowerPoint a la basura

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué herramienta usas para crear tus presentaciones?


Cómo crear siluetas a partir de fotografías directamente en PowerPoint

febrero 9, 2012

En muchas ocasiones durante una presentación prefiero utilizar una silueta a la fotografía del sujeto real. La silueta funciona como el equivalente visual de una generalización: habla por todos los objetos de la clase que representa. Una silueta puede implicar anonimato o aislamiento, como por ejemplo alguien sin identidad. También puede transmitir una sensación de misterio, al representar un mundo de sombras desprovisto de detalle. Dotándola de valor cuantitativo, una silueta podría incluso usarse como pictograma en gráficos de datos. Siempre que consideres provechoso reducir el realismo de una fotografía, las siluetas te serán de gran ayuda.

Utiliza PowerPoint para crear siluetas a partir de fotografías

PowerPoint permite crear siluetas fácilmente

Afortunadamente, no hace falta abandonar PowerPoint ni dominar complicadas herramientas de diseño para crear siluetas a partir de fotografías desde PowerPoint. El proceso es así de sencillo:

1. Inserta la fotografía sobre una transparencia en blanco. Cuanto mayor sea la calidad del sujeto cuya silueta deseas, mejor será el resultado.

2. En el cuadro de insertar formas, selecciona la herramienta A mano alzada.

3. Sin levantar el cursor, repasa cuidadosamente la silueta del sujeto de la fotografía. TRUCO: Si en vez de utilizar un ratón, utilizas el lápiz digital de una tableta digitalizadora, obtendrás resultados muchísimo mejores. Yo utilizo una Wacom Bamboo Pen & Touch.

4. Cuando hayas terminado, tendrás un objeto cuyo interior puedes rellenar con un color uniforme. Se trata de un gráfico vectorial, por lo que lo puedes agrandar o encoger sin perder calidad. Puedes cambiar su color a voluntad, hacerlo transparente, rellenarlo con una textura de color degradado, … ¡lo que quieras! Es tu silueta y podrás usarla a tu antojo.

Una vez creada la silueta, puedes hacer con ella lo que quieras

Siempre que tengan una forma fácil de detectar y de reconocer, puedes utilizar siluetas para reducir el realismo de las fotografías.

ENTRADAS RELACIONADAS

-  Secretos del PowerPoint: Elimina el fondo de las fotografías desde PowerPoint 2010

- 13 ideas para cautivar a la audiencia con las fotografías de tu presentación

- Siete secretos de la fotografía profesional aplicados a las presentacionessecretos

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has probado a usar siluetas en lugar de fotografías realistas? ¿En qué circunstancias prefieres las siluetas?


A %d blogueros les gusta esto: