Conoce a la audiencia de tus presentaciones con un mapa de empatía

septiembre 29, 2011

Mapa de empatía

Si no sabes quién es tu audiencia, ¿cómo pretendes ayudarla? El mapa de empatía es una potente herramienta creada por la empresa de pensamiento visual XPLANE para ayudarte a conocer a tu público. La descubrí a través del libro Generación de modelos de negocio de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur, cuya lectura recomiendo encarecidamente. Dentro del contexto de los modelos de negocio, el mapa de empatía te ayuda a ir más allá de la mera segmentación demográfica del cliente y desarrollar una mejor comprensión de su entorno, comportamiento, preocupaciones y aspiraciones. En el contexto de las presentaciones, te ayuda a comprender mejor qué es lo que mueve de verdad a los miembros de tu audiencia.

El mapa está organizado en seis cuadrantes:

  • ¿Qué ve? ¿Cómo es su entorno? ¿Cómo son sus amigos? ¿Qué le ofrece el mercado?
  • ¿Qué oye? ¿Qué dicen en su entorno, sus amigos, sus jefes, su círculo de influencia?
  • ¿Qué piensa y siente realmente? ¿Cuáles son sus necesidades, preocupaciones y expectativas?
  • ¿Qué dice y hace? ¿Cuáles son su actitud y conducta?
  • ¿Cuál es su dolor? ¿A qué desafíos, frustraciones y obstáculos se enfrenta?
  • ¿Qué gana? ¿Cuáles son sus objetivos y cómo mide el éxito en la consecución de éstos?

Para sacarle el máximo partido al mapa, imprime una versión tan grande como puedas y fíjala en la pared. A continuación, vete escribiendo en post-its respuestas a las mencionadas preguntas, los cuales pegarás sobre el mapa en los cuadrantes apropiados.

Si quieres ponerlo a prueba, descárgate una versión de alta resolución del mapa para imprimir a un tamaño de 1200 x 800 mm y cuéntanos cómo te ha ido con él.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Sun-Tzu y el Arte de Presentar

- 8 preguntas sobre la audiencia que debes responder antes de una presentación

- Lecturas para el verano

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo investigas a tu audiencia antes de una presentación?


La Maldición del Conocimiento: cuanto más sabes, peor te explicas

mayo 14, 2009

Pegar y pegarDescriben los hermanos Heath en su libro “Pegar y pegar” un sencillo experimento psicológico en el cual a los sujetos se les asignaba uno de sendos roles: “tamborileros” u “oyentes”. Los tamborileros recibían una lista de 25 canciones muy conocidas, como “Cumpleaños Feliz”. A cada tamborilero se le solicitaba que eligiera una canción y tamborileara golpeando con los dedos sobre la mesa el ritmo de la misma a un oyente. El trabajo del oyente consistía en adivinar la canción, basándose en el ritmo siendo tamborileado.

Durante el curso de los experimentos, se llegaron a tamborilear 120 canciones. Los oyentes adivinaron solamente el 2,5% de las canciones: 3 de 120. Para hacer el experimento más interesante, antes de que los oyentes dijeran el título de las canciones, se les pidió a los tamborileros que predijeran la probabilidad de que los oyentes las adivinasen. Aseguraron aquéllos que la probabilidad sería del 50%. Sin embargo, aunque los tamborileros predijeron que conseguirían hacer llegar su mensaje 1 de cada 2 veces, solamente lo consiguieron 1 de cada 40. ¿Por qué este fracaso tan estrepitoso?

Cuando el tamborilero tamborilea, oye la canción en su cabeza. En el experimento, los tamborileros se quedan estupefactos al comprobar lo difícil que les resulta a los oyentes adivinar la canción. ¿No es la canción evidente?

El problema radica en que los tamborileros han recibido información (el título de la canción) que vuelve imposible para ellos imaginarse lo que es carecer de esa información. Se trata de la “Maldición del Conocimiento”.

Una vez que conocemos algo, nos resulta muy duro imaginarnos cómo era no conocerlo

Hemos sido “malditos” por el conocimiento. En consecuencia, se nos hace difícil compartir nuestro conocimiento con otros porque somos incapaces de re-crear el estado mental de nuestra audiencia. Cuando presentamos, a menudo está sonando en nuestra cabeza una melodía que la audiencia no puede escuchar. Como en el experimento de los tamborileros y oyentes, existe un desequilibrio insalvable entre la información en poder de unos y de otros, lo que imposibilita la comunicación.

Cuando presentamos, a menudo está sonando en nuestra cabeza una melodía que la audiencia no puede escuchar

Si das por hecho que la audiencia posee la misma información (o el mismo conocimiento) que tú y no es así, no lograrás conectar con ella. Este es el problema de la mayoría de oradores que saben tanto sobre un tema que terminan quedándose solos cuando hablan sobre él: han olvidado cómo era vivir sin ese conocimiento que ahora dominan, han perdido la capacidad de empatía, es decir, de ponerse al mismo nivel que el otro.

Cómo exorcizar la Maldición del Conocimiento

Los hermanos Heath proponen en su libro seis principios para combatir la Maldición del Conocimiento y conseguir que tu mensaje llegue a la audiencia:

  1. La idea debe ser simple
  2. La idea debe ser inesperada
  3. La idea debe ser concreta
  4. La idea debe ser creíble
  5. La idea debe ser emotiva
  6. La idea debe contar una historia

Si nuestra presentación adopta estos principios, estaremos más cerca de haber roto la Maldición del Conocimiento que pesa sobre nosotros por el mero hecho de ser expertos en un tema.

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- Afeita tus presentaciones con la Navaja de Ockham

- Lo concreto sobrevive

La Tierra en Miniatura: números y emoción

Sun-Tzu y el Arte de Presentar

Presentaciones y el arte de narrar historias


Nueva mente, nuevas presentaciones

mayo 6, 2009

Una nueva menteSegún Daniel H. Pink, autor del libro “Una nueva mente” (“A Whole New Mind” en el original), ¿a quién pertenecerá el futuro? ¿A los abogados, contables, ingenieros de software? No. A una clase diferente de personas con una clase diferente de mente: diseñadores, inventores, maestros, narradores de historias: pensadores creativos y empáticos cuyas capacidades marcan la línea divisoria entre los que progresan y los que no.

¿Y cuáles son esas aptitudes que dominarán la Era Conceptual que se avecina, que complementarán nuestras habilidades de análisis y razonamiento, tan importantes en la caduca Era de la Información? ¿Qué relación guardan con el arte de presentar? Veámoslo.

No sólo función, sino también DISEÑO

No basta con crear una presentación que transmita información en interminables listas de viñetas. Cada día cobra mayor importancia crear presentaciones que sean además hermosas, inspiradoras, emocionantes. Debemos buscar un equilibrio entre los elementos textuales y visuales a través de un diseño sencillo pero eficaz, sin elementos innecesarios (sin ruido), que conecte con la audiencia.

No sólo función, sino también DISEÑO

No sólo argumento sino también HISTORIA

No debemos limitarnos a mostrar datos para presentar los hechos: gráficas, tablas, estadísticas, ecuaciones, … Es más importante presentar estos hechos en su contexto y exponerlos causando un impacto emocional. Las historias cautivadoras se encuentran en la raíz de la persuasión y la comunicación. Las buenas presentaciones no muestran datos, cuentan historias.

No sólo argumento sino también HISTORIA

No sólo especialización sino también SINFONÍA

La Era Industrial y la Era de la Información requerían especialización. Ahora, más importante que el análisis es la síntesis, lo que Pink llama Sinfonía: ver la gran foto, cruzar las fronteras, reconocer patrones ocultos, ser capaz de combinar piezas dispares en un todo significativo. Las grandes presentaciones eliminan lo superfluo centrándose en lo importante para comprender los hechos desde nuevas perspectivas, ponen en relación el tema especializado con otros generales. No sólo informan: también iluminan.

No sólo especialización sino también SINFONÍA

No sólo lógica sino también EMPATÍA

En un mundo en el que la creciente informatización y automatización de todos los procesos va extendiéndose a todas las disciplinas, la lógica y el análisis ya no son suficientes. Debemos ser capaces de ponernos en el lugar de los otros, es decir, de empatizar. No presentamos para nosotros mismos, sino para una audiencia. No presentamos al margen de las reacciones de la audiencia, sino respondiendo dinámicamente a ellas, leyendo en sus rostros, adaptándonos a sus sensaciones. No presentamos para lucirnos, sino para ayudar sinceramente a la audiencia.

No sólo lógica sino también EMPATÍA

No sólo seriedad sino también JUEGO

La risa, la ligereza, el juego, el humor, proporcionan enormes beneficios para la salud y la vida profesional. Hay un tiempo para la seriedad y un tiempo para el juego. Una presentación no tiene por qué ser aburrida porque el tema sea “serio” o “científico”. Incluso en las presentaciones científicas más duras existe cabida para el humor. Incluso los temas más áridos pueden presentarse de forma amena y entretenida.

No sólo seriedad sino también JUEGO

No sólo acumulación sino también SIGNIFICADO

Al menos en occidente, vivimos en mundo de superabundancia. Como consecuencia, millones de personas se han liberado de la lucha diaria por la mera supervivencia para perseguir anhelos más significativos: propósito en la vida, trascendencia, realización espiritual. Una presentación es una oportunidad para aportar nuestro grano de arena a un mundo mejor, para hacer un regalo a la audiencia. La norma es la muerte por PowerPoint, la gente no espera gran cosa de las presentaciones. Por eso puedes demostrar que hacer algo diferente es posible, puedes demostrar cómo te preocupas por la audiencia creando una presentación impactante, emocionante, inspiradora. El ser humano busca sentido. Nosotros podemos ayudar a encontrarlo.

No sólo acumulación sino también SIGNIFICADO

Cada uno de los capítulos que describen una por una las seis aptitudes va seguido de un portfolio con ejercicios, referencias bibliográficas y consejos muy valiosos que aportan un importante valor añadido a las tesis del libro.

FICHA TÉCNICA

Autor: Daniel H. Pink
Título: Una nueva mente
Editorial: ILUSTRAE
Páginas: 272
Año: 2008
Lo mejor: Desarrollar las aptitudes mencionadas (Diseño, Historia, Sinfonía, Empatía, Juego, Significado) puede ayudarnos a crear una nueva forma de presentar, de la cual nos beneficiaremos tanto presentadores como audiencia.
Lo peor: Psicología pop, demasiado simplista y superficial a veces, basada en una distinción (cerebro izquierdo vs cerebro derecho) que ninguna mente científica toma en serio actualmente.
Dónde comprarlo: Casa del libro :: Amazon.com :: Amazon.es



La fuerza visual de la campaña “Ante el maltratador, tolerancia cero”

octubre 3, 2008

La inspiración para el diseño de presentaciones con gancho puede encontrarse en los lugares más insólitos. Esta mañana, al acceder al andén del metro, me han mirado desde carteles de más de tres metros de altura los rostros severos y trágicos de seres maltratados. El Ministerio de Igualdad de Bibiana Aído Almagro ha lanzado una campaña contra el maltrato en el hogar. Los carteles me han llamado la atención por su gran fuerza visual, su simplicidad de diseño y su capacidad de transmitir emoción. Ponen rostro a la violencia. El mensaje es claro, sencillo y llega directamente al corazón de la audiencia. Todo un ejemplo de comunicación.

Del mural al PowerPoint

No resulta difícil imaginarnos esos carteles como transparencias impactantes para una presentación sobre la situación del maltrato en España. Contrastemos esas hipotéticas transparencias, con estas otras al uso, inspiradas en las plantillas habituales de PowerPoint.

Se ha aumentado el contenido textual en detrimento del visual. Como resultado, se ha perdido la sencillez, la emoción y toda la fuerza. El mensaje se diluye y la presentación se vuelve mediocre por muy bueno que sea el ponente. El objetivo, comunicar con el público, ya no se alcanza o sólo parcialmente.

La próxima vez, cuando diseñemos nuestras transparencias con el fin de llegar al corazón de la audiencia, debemos reflexionar si éstas son visuales, simples y comunican emoción. Sin una historia que contar, nuestra presentación se reduce a una mera transmisión de información y perdemos la oportunidad de inspirar a la acción.


A %d blogueros les gusta esto: