La técnica del chunking para organizar el contenido de tus presentaciones

octubre 27, 2011


Chunking: Técnica de combinar muchas unidades de información en un número limitado de unidades.

Principios universales de diseño

En Real Leaders Don’t Do PowerPoint, Christopher Witt propone una técnica sencilla para rellenar el contenido de cada uno de los módulos en los que puedes partir tu presentación. En cada uno de esos módulos sugiere introducir uno o más de los siguientes elementos:

  • Afirmaciones: Son declaraciones sencillas que resumen tu punto de vista sobre un tema concreto. Cada una de tus premisas, ideas clave o puntos principales es una afirmación. El mensaje nuclear de tu presentación es una afirmación. Deberían caber en la parte de atrás de tu tarjeta de presentación.
  • Evidencias: Explican, apoyan o prueban tus afirmaciones. Apelan al intelecto. Deben ser claras, relevantes para tus afirmaciones y creíbles para tu audiencia. Los tipos de evidencia más frecuentemente utilizados son las estadísticas, los resultados de encuestas, las definiciones, las demostraciones, las citas y testimonios de autoridades reconocidas, los gráficos y diagramas, y las noticias.
  • Ilustraciones: Muestran tus afirmaciones en acción. No prueban nada, simplemente poseen el poder persuasivo de la imaginación y la emoción trabajando a tu servicio. Las ilustraciones son para muchas audiencias más convincentes que las evidencias. Ciertamente, son más influyentes. Entre las ilustraciones se incluyen las historias, las anécdotas, las citas, los objetos, las demostraciones, los chistes, las imágenes, las fotografías, la música, las canciones, las viñetas cómicas, la magia, los papelógrafos, las transparencias, etc.
  • Participación de la audiencia: Involucras a la audiencia directamente, lo que la mantiene activa y comprometida. Respetas su conocimiento, experiencia y pensamientos y la conviertes en cocreadora de la presentación. Las formas más comunes de participación son las preguntas y respuestas, las discusiones y proyectos en grupo, la resolución de problemas, las encuestas, bailes, canciones, juegos, magia, movimiento e improvisación.

Una vez que se comprenden estos cuatro bloques de construcción, se pueden elaborar los bloques de la presentación combinándolos de formas variadas. Por ejemplo, una presentación breve podría constar de un bloque de introducción, de tres a cinco bloques de cuerpo, y un bloque de conclusión.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si tu presentación me aburre, no te prestaré más de 10 minutos de atención

- ¿Cuánto debe durar una presentación?

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué bloques usas al construir tus presentaciones?

Anuncios

Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal

octubre 25, 2011

La semana pasada inicié mi colaboración periódica con el recién estrenado blog de la empresa Ákoras. En mi primera entrada traté el potencial de las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal cuando alejas el foco de ti mismo y lo centras en la audiencia. A lo largo de todos estos años como orador y formador, he descubierto los siguientes beneficios de hablar en público:

  • Te ayuda a sacar lo mejor de ti mismo en casa ocasión.
  • Te vuelves más atento a la vida en busca de fuentes de inspiración, aprendes a abrir todos tus sentidos, a apreciar las pequeñas cosas, a encontrar valor en lo aparentemente intrascendente.
  • Llegas a la esencia de las cosas, valoras las experiencias por encima de los objetos, disfrutas de lo práctico por encima de lo ostentoso, te fijas en lo que son las personas más que en lo que hacen.
  • Compartes experiencias auténticas, vas aprendiendo a ser tú mismo, sin máscaras.
  • Aportas valor; de hacer presentaciones en eventos pasas a hacer presentes en tu vida.
  • Ganas confianza y seguridad en ti mismo, te sientes más inclinado a abandonar tu zona de confort y seguir creciendo.

Puedes leer la entrada completa en el blog de Ákoras: Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal.

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Dónde está el arte en tus presentaciones?

- En cada presentación haz algo para salirte de tu zona de confort

- Cuanto más te preocupes por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectaráspor la audiencia

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo te ha cambiado a ti hacer presentaciones a lo largo de los años?


¿Qué metáfora usas para pensar en las presentaciones?

octubre 20, 2011

“Los marcos son estructuras mentales que dan forma a nuestro modo de ver el mundo. Como consecuencia, dan forma a las metas que nos proponemos, a los planes que hacemos, a nuestra manera de actuar y a lo que cuenta como resultado bueno o malo de nuestras acciones. (..) Cambiar nuestros marcos es cambiar todo esto.”

George Lakoff, “No pienses en un elefante

Hace unos días leí un texto que había escrito un amigo para ayudar a otras personas a hablar en público. Lo había titulado “Enfrentarse a la audiencia”. Comenzaba su exposición con la siguiente comparación: “Desde los antiguos gladiadores que llenaban el circo de sangre, hasta los más sofisticados de nuestros conferenciantes actuales, la experiencia al enfrentarte a una audiencia es la misma”. ¿Te das cuenta de la metáfora subyacente? Se trata de un marco mental de confrontación, lucha y oposición, donde la audiencia es un enemigo feroz contra el que combatir a brazo partido.

Arrancando desde esta metáfora inconsciente, “una presentación es un combate”, todos los consejos y recomendaciones estarán sesgados por la perspectiva de ayudarte a sobrevivir, imponerte sobre el contrincante, demostrar tu superioridad, aparecer como invulnerable, no mostrar la más mínima debilidad, triunfar pisoteando el cadáver mutilado del otro, etc. La audiencia es un rival a batir.

El resultado de abrazar esta metáfora serán presentaciones tensas, con los nervios a flor de piel, te distanciarás del público, no conectarás con la audiencia. Las “presentaciones como combates” serán un fracaso aunque ganes porque sólo pensarás en salir victorioso, no en ayudar a la audiencia. ¿Qué gladiador en su sano juicio tiende la mano al contrario? Cambia el marco y cambiarás tu forma de ver el mundo.

Mi marco mental para las presentaciones es completamente diferente. Las vivo como una oportunidad de compartir mi conocimiento y experiencia con otras personas, cada una con sus inquietudes, sueños y miedos, a las que puedo ayudar a superar sus problemas. No hay confrontación sino conexión. Parto de la metáfora “una presentación es un viaje”, pero esa es otra historia, y será contada en otro lugar.

(Mi agradecimiento infinito a Eva Snijders y a Monte Carlo por descubrirme a George Lakoff)

ENTRADAS RELACIONADAS

- En defensa del uso de la metáfora en presentaciones y discursos

- Cuando das sin tomar, cada presentación es un regalo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué metáfora usas para pensar en las presentaciones?


Para hablar bien en público, antes hay que pensar bien en privado

octubre 18, 2011

Hace un par de semanas impartí un taller sobre presentaciones en Iniciador Madrid, en el que me centré en un aspecto siempre dejado de lado en la mayoría de textos y cursos sobre presentaciones: la reflexión.

Una presentación no empieza cuando te subes al escenario y arrancas a hablar; una presentación empieza cuando te la encargan. Uno de los motivos por los que la mayoría de presentaciones no terminan de funcionar es porque no nos tomamos el tiempo necesario para sentarnos y pensar qué es realmente importante y qué no. El problema no es que no seamos suficientemente inteligentes o creativos, sino que en nuestro mundo hiperacelerado no nos detenemos a reflexionar y meditar sobre la presentación. Si pasas todo el día trabajando, ¿cuándo te paras a pensar?

Una presentación es un acto vivo de comunicación, no es un objeto enlatado como una cinta de vídeo que puedes exhibir de sala en sala. De una presentación a otra cambiarán muchos factores: la audiencia, las circunstancias, el lugar, el enfoque del tema y las expectativas generadas. Acudir a todas partes con la misma presentación y repetirla palabra por palabra, transparencia por transparencia, es una receta infalible para el fracaso.

Dediqué el tiempo del taller a guiar la indagación sobre las siguientes seis preguntas fundamentales que debes hacerte antes de crear la primera transparencia de tu presentación. En el vídeo encontrarás mi resumen de las seis preguntas.

  • ¿A quién? ¿Quién es el público destinatario de tu presentación? De todas las preguntas que puedes formular para conocer a tu audiencia, la más importante es: ¿cuál es el problema que debo solucionarle?
  • ¿Para qué? ¿Cuál es la meta de tu presentación? ¿Cómo puedes llevar a la audiencia desde la situación inicial, su problema, a la situación deseada, la solución del mismo? ¿Qué quieres que haga la audiencia tras la presentación?
  • ¿Qué? ¿Cuál es el mensaje que deseas transmitirle? Si tuvieras que reducir toda tu presentación a una sola frase, ¿cuál sería? ¿Cabría en Twitter?
  • ¿Cómo? ¿Cuáles son las circunstancias de la presentación, especialmente en cuanto a la duración?
  • ¿Dónde? ¿Cómo es el lugar donde se celebrará la presentación? ¿Cómo es el escenario? ¿Cuál es el tamaño de pantalla? ¿Hay WiFi? ¿Hay sonido?
  • ¿Quién? ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades como orador para esta situación? ¿Qué características debe tener un orador para ayudar mejor a esa audiencia? ¿Qué imagen deseas proyectar?

Nunca deberías crear una sola transparencia sin haber meditado antes sobre estas cuestiones. ¿Cómo quieres hablar bien en público si antes no dedicas tiempo a pensar en privado?

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Cuánto se tarda en preparar una presentación?

- Conoce a la audiencia de tus presentaciones con un mapa de empatía

- Las cinco personalidades de una presentación

- La ley de Murphy también se aplica a las presentaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué es lo primero que haces cuando te encargan una presentación? ¿Cuánto tiempo dedicas a reflexionar sobre ésas o parecidas cuestiones?


Nueve consejos para sacar el máximo partido al sonido en tus presentaciones

octubre 13, 2011

“Los efectos de sonido ostentosos no tienen cabida en una presentación.”

— Michael Alley

¿Crees que por el mero hecho de usar PowerPoint ya estás haciendo una presentación multimedia? ¡Para nada! Si usar PowerPoint no añade nada a llevar las transparencias impresas en un acetato y proyectarlas mediante un retroproyector de los de toda la vida, entonces no estás sacando partido a todo su potencial multimedia. Destinar PowerPoint a crear transparencias con letras y letras no es explotar la multimedia sino masacrarla.

Además del vídeo y de las animaciones, otro elemento multimedia que puede resultar muy efectivo en tus presentaciones es el sonido. La semana pasada en TEDxSol quedé fascinando viendo varias charlas de Julian Treasure en las que el sonido jugaba un papel relevante completamente inusual (Las 4 maneras en que el sonido nos afecta, ¡Shh! Salud auditiva en 8 pasos, 5 maneras para escuchar mejor). Inspirado por su intervención y por los trabajos de Stephen Kosslyn, a continuación te propongo una serie de recomendaciones para utilizar sabiamente el sonido y evitar hacer ruido.

1. Utiliza sonidos para captar la atención de la audiencia, eso sí, con moderación. Un sonido inesperado produce el mismo efecto que el movimiento: atrapa la atención de la audiencia. Sin embargo, los sonidos no dirigen la atención a un elemento de la pantalla, sino que más bien alertan de un cambio en la pantalla. No utilices en exceso este recurso, porque a la tercera vez la audiencia puede irritarse por el sonido.

2. Utiliza sonidos para definir el contexto. Pueden servir para definirlo para toda la presentación, para una porción de ella o para una transparencia. Por ejemplo, una presentación sobre contaminantes en el mar, puede utilizar el sonido de las olas. Una presentación sobre contaminación acústica puede utilizar el sonido de tráfico y obras.

3. Utiliza sonidos apropiados para el tema y concepto siendo explicados.

4. Utiliza sonidos para dar un respiro a la audiencia. Durante estas pausas le permites procesar la información ya presentada.

5. Utiliza sonidos para proporcionar evidencia. La mayoría somos como Santo Tomás: “si no lo veo no lo creo”. En este caso, oír puede ser creer. Por ejemplo, interacciones entre pacientes y médicos o entre alumnos y profesores.

6. Coordina los sonidos, el texto y los gráficos. Utiliza una fotografía o gráfico que refuerce el sonido usado como evidencia. El caso extremo de asimilación es el uso de una secuencia de vídeo.

7. No varíes arbitrariamente la cualidad tonal o el volumen.

8. Al igual que debes asegurarte de que cualquier contenido gráfico en tus transparencias debe poder verse desde cualquier asiento, asegúrate de que los sonidos pueden oírse desde todos los rincones de la sala.

9. Utiliza sonidos de alta fidelidad. Si usas fotos de calidad profesional, utiliza igualmente sonidos de alta fidelidad. Existen en Internet numerosos sitios de descarga de sonidos de lo más variado, tanto de pago como gratuitos. Por supuesto, muchos de ellos también puedes grabarlos tú mismo.

ENTRADAS RELACIONADAS

- 13 ideas para cautivar a la audiencia con las fotografías de tu presentación

- La ley de Murphy también se aplica a las presentaciones

- El coaching en el Arte de Presentar

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo usas los sonidos en tus presentaciones?


La inteligencia escénica o cómo ser listo en las presentaciones

octubre 11, 2011

Howard Gardner - Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences

En su controvertido libro “Frames Of Mind: The Theory Of Multiple Intelligences” publicado en 1983, el psicólogo de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, presentó por primera vez la teoría de las inteligencias múltiples: cada uno de nosotros poseemos como mínimo siete inteligencias medibles, más allá de la reduccionista visión de inteligencia medida por los típicos tests de inteligencia, centrados en las habilidades de razonamiento verbal y matemático. Estas siete inteligencias son según Gardner:

  • Inteligencia verbal-lingüística: La capacidad de usar las palabras.
  • Inteligencia lógica-matemática: La capacidad de trabajar bien con los números y/o basarse en la lógica y el raciocinio.
  • Inteligencia espacial-mecánica: La habilidad para visualizar imágenes mentalmente o para crearlas en alguna forma bi o tridiminensional.
  • Inteligencia musical: La capacidad de expresarse mediante formas musicales.
  • Inteligencia corporal cinética: Competencias que se destacan por la realización de acciones motrices, con todo el cuerpo o con las manos.
  • Inteligencia intrapersonal (autoconocimiento): La autocomprensión, el acceso a la propia vida emocional, a la propia gama de sentimientos, la capacidad de efectuar discriminaciones de estas emociones y finalmente ponerles nombre y recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta
  • Inteligencia interpersonal-social: La capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás, en particular, contrastes en sus estados de ánimo, temperamento, motivaciones e intenciones. La inteligencia interpersonal se basa en el desarrollo de dos tipos de capacidades, la empatía y la capacidad de manejar las relaciones interpersonales.

Posteriormente, Gardner y su equipo añadieron una octava:

  • Inteligencia naturalista: La competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos

Y yo me atrevería ahora a añadir una novena:

  • Inteligencia escénica: La capacidad de conectar con la audiencia, captar y mantener su interés, fomentar la comprensión y el recuerdo de tu mensaje e inspirar en ella un cambio duradero.

Existen muchas formas de ser listo

Una conclusión muy alentadora de los estudios de Gardner es que la inteligencia es una capacidad y por consiguiente no es innata sino que puede aumentarse a lo largo de nuestra vida. Igualmente ocurre con nuestra inteligencia escénica. El orador no nace, se hace. No se viene al mundo creando grandes presentaciones, es un proceso que se aprende con la práctica y con los errores. Es responsabilidad tuya desechar todas esas creencias autolimitadoras sobre falta de dones naturales. La falta de talento suele ser la justificación para la pereza.

Tienes la capacidad aquí y ahora para desarrollar tu inteligencia escénica y convertirte en un orador mucho mejor de lo que ya eres… si estás dispuesto a trabajar con la intensidad y durante el tiempo suficiente para lograrlo.

(Este post fue inspirado tras una conversación con mi gran amigo Igor Campillo)

ENTRADAS RELACIONADAS

- No hay ingrediente secreto

- Ensaya tus presentaciones

- Para presentar mejor, grábate en vídeo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo andas de inteligencia escénica? ¿Te expresas como un libro abierto? ¿Da gusto escucharte? ¿Embelesas a tus audiencias? ¿Conoces gente así?


Tus Presentaciones Son Tu Marketing

octubre 6, 2011

Salvador FiguerosEsta entrada ha sido amablemente escrita por Salvador Figueros, quien ha trabajado más de 20 años en grupos de comunicación (Publiespaña-Tele5, OMD,…). En la actualidad, colabora con distintas escuelas de negocio y ayuda a pequeños compañías a ganar clientes y generar más ingresos. Autor de ¿Jefes…? No. Gracias  y Twittemprendedor.

¿Qué es el Marketing? Depende de a quién preguntes. A los que no saben del tema, les sonará a algo que se estudia en Estados Unidos. Los que hayan leído a Kotler te dirán que “Marketing es el proceso social y administrativo por el que los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios”. Quizá, demasiado elaborado.

Yo creo que el Marketing es la herramienta que te ayuda a vender más. Así de sencillo. Hay muchas: un buen producto, presencia en ferias, catálogos, campañas de televisión, cuñas de radio, relaciones públicas, promociones, networking, diseño… Todas son marketing. Tus presentaciones también te ayudan a vender más. Tus presentaciones también son Marketing.

Tony Hsieh es el CEO de Zappos. Es un tipo inteligente. Ha conseguido llevar su compañía de cero a 1.000 millones de dólares de facturación en menos de 10 años. Tony Hsieh utiliza sus presentaciones para vender más. Hace Marketing con sus presentaciones.

La idea

Zappos es una compañía atípica. Ha conseguido cosas increíbles y lo ha hecho en momentos complicados. Detrás de Zappos hay una gran historia. Una gran historia que hay que contar. ¿Por qué no hacerlo?

La historia de Zappos es inspiradora. Habla de sus valores. Del compromiso con la felicidad de sus clientes. De cómo sus valores les han hecho llegar donde han llegado. De cómo los han defendido a lo largo del tiempo. La historia de Zappos es su mensaje. El mensaje que la compañía quiere contar al mundo.

El libro

Después surgió el libro: Delivering Happiness. Allí está todo recogido. Es una especie de biografía corporativa. De lo que han sido y de lo que quieren ser. De lo que quieren que sea Zappos para todo el mundo.

El libro es un vehículo magnífico. También es Marketing. Comunica tu mensaje. Llega a tu público objetivo y cuenta algo. Establece conexiones. Te da a conocer. Te aporta credibilidad. Hace que le gustes. Te compran más.

Las presentaciones

Marketing en estado puro. Zappos es una gran compañía. Delivering Happiness es un gran libro con un gran mensaje que hay que promocionar.

Tony Hsieh decidió contarle a todos personalmente su mensaje. Todo lo que había recogido en el libro y que quería llevar a todas partes. Diseñó una de las estrategias de Marketing más divertidas de los últimos tiempos: Delivering Happiness Bus Tour.

Él y su equipo recorrieron todo Estados Unidos: Miami, Las Vegas, Nueva York, Chicago, Boston, Washington,… entregando felicidad en todos los sitios donde paró el autobús. Fiesta, happenings, diversión,… y presentaciones. Muchas presentaciones.

Tony ha presentado en multitud de auditorios. Ante multitud de públicos distintos. Ha conectado con la gente. Ha contado a todos su historia. Ha llevado su mensaje.

Zappos es una gran compañía, Delivering Happiness es un gran libro, pero nada sería lo mismo si Tony Hsieh no hubiera hablado. Con sus palabras, ha ayudado a colocar su compañía en el mundo. Se ha colocado él y ha iniciado un movimiento. Ésa es la fuerza de las presentaciones. Eso es Marketing.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu presentación es un servicio, no un producto

- Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

- Si no cabe en Twitter, no tiene cabida en tu presentación

DIÁLOGO ABIERTO

¿Son para ti tus presentaciones una herramienta de marketing?


A %d blogueros les gusta esto: