Presentando al alimón

junio 19, 2012

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Mar Camacho (@marett), docente e investigadora en la Universidad Rovira y Virgili, y por Iñaki Murua (@imurua), quien se define como aprendiente y enseñante. Ambos participan de manera activa en la Red, siendo sus blogs principales El temps sobre un mirall y Botxotik ziberespaziora respectivamente.

Presentar puede ser más que un arte incluso, si es el resultado de un proceso realizado de manera conjunta y cooperativa por varias personas que no trabajan juntas de manera habitual. Resumiremos en este post una experiencia al respecto.

ANTES

Somos dos personas que trabajamos en educación; nos definimos en su día como usuarias, formadoras y padres-madres. Nos conocimos en un Congreso presencial sobre educación en 2006 presentando nuestras respectivas comunicaciones. Desde ahí mantuvimos nuestra relación siendo nodos en la gran Red, leyéndonos, compartiendo tiempos y espacios a través de Internet, colaborando de manera puntual. De todo ello surgió la idea de realizar una comunicación para otro Congreso que se iba a celebrar en Bilbao en otoño de 2010.  Elaboramos la comunicación escrita, utilizando Google Docs. Una vez aprobada por la organización, tocaba dar el siguiente paso: preparar la comunicación oral.

Desde nuestras lógicas diferencias, teníamos algunos aspectos claros al respecto. Por una parte, contábamos con la base sólida del texto y el trabajo cooperativo realizado para llegar a concretarlo. Por otro, estábamos en desacuerdo con que una presentación seria en un ámbito académico deba ser también seria, o aburrida incluso, algo que incluso hoy día percibimos en no pocas ocasiones. En resumen, sabíamos qué queríamos comunicar y cómo lo íbamos a hacer.

Acordamos que alternaríamos el discurso y en qué tipo de transparencias nos íbamos a apoyar. Tendrían muy poca letra y las fotos tendrían un papel básico; debían ser evocadoras del texto, de la mejor calidad posible y buscadas entre aquellas que tuviesen licencia Creative Commons. Asimismo, la llevaríamos a cabo en Google Docs para poder cooperar al igual que con el texto escrito; por lo tanto, no iban a tener efectos de transición.  En este caso, volvimos a materializar a un producto conjunto.

DURANTE

EDUTEC2010

[La fotografía es de Josu Garro, Otxolua, en Flickr. Tomada con su permiso.]

Llegado el día, tocó lanzarse a la piscina. Como parte débil, no ensayamos de manera conjunta la presentación, dados los límites de tiempo. Sin embargo, nos apoyamos en nuestra experiencia previa en entornos similares y fuimos nosotros, esto es, tal y como somos, distintos pero complementarios para llegar a esa unidad (que la autenticidad es persuasiva). Incluso sin haberlo acordado la forma de vestir iba en la misma línea, aunque no sabemos qué pensaría Virginia al respecto.

DESPUÉS

Las críticas recogidas fueron buenas; incluso se percibió una complicidad que sin duda venía dada por el pegamento del trabajo cooperativo previo.

Consideramos que debíamos colgar la presentación en la Red, y que, dado el estilo, debería tener voz para poder ser entendida; pensábamos que en bastantes ocasiones se suben, y sin considerar los distintos lenguajes, no son autónomas o comprensibles. Pero, como quiera que no grabamos en directo, volvimos al trabajo colaborativo en red; cada uno grabó sus partes en formato MP3, y, sin ser tampoco técnicos especialistas en la materia, las  mezclamos utilizando el programa audacity. Como fondo, utilizamos música instrumental, previo permiso de su autor, Xabi Aburruzaga. El resultado final fue éste, una vez subidas diapositivas y sonido a slideshare.

CONCLUYENDO

Recogía Gonzalo en este blog una afirmación de Seth Godin:

Arte es cualquier cosa que sea sea creativa, apasionada y personal.

Más que personal, fue un trabajo cooperativo, lo cual implicó enriquecer esa visión personal; aprender de y con, dijimos. Si fue apasionada o no, habría que preguntárselo a quienes estuvieron presentes, pero, en todo caso, tratamos de reflejar nuestras ideas y experiencias. Por nuestra parte, pensamos que fue creativa, al menos en su concepción y desarrollo previo y posterior, utilizando de manera efectiva las herramientas que las TIC nos ofrecen para ello.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Presentaciones en la nube

- 17 errores (y medio) que debes evitar en una presentación tecnológica

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has creado colaborativamente y a distancia una presentación con otra(s) persona(s)? ¿Cómo lo resolvisteis?


Como hacer Networking eficaz en eventos o presentaciones

mayo 8, 2012

Antonio Domingo

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Antonio Domingo, consultor y formador tanto en temas de Networking, en donde ayuda y enseña cómo ampliar y fortalecer los círculos de relaciones, como en Social Media, en donde ayuda a empresas y marcas a crear y desarrollar estrategias en redes sociales e Internet. Es el fundador de EatsAndTwitts, escribe en su blog AntonioDomingo.com y dirige la empresa Social Media Events.

Es difícil empezar a escribir un post que trate de cómo hacer Networking eficaz en una presentación, ya que hay muchos aspectos importantes que tratar y es complicado elegir cuál es la prioridad para explicarlo.

ANTES DEL EVENTO

Bueno, empecemos por el principio. Desde que estoy en mi casa decidiendo que voy a ir a una presentación, a un evento donde habrá un orador que va a exponer algo, un equipo que organiza y un presentador que abre y cierra el acto. Lo primero que yo sugiero es que nos centremos bien en todo lo que tiene que ver con el evento para conocer muchos detalles que podrán ser importantes cuando estemos allí y queramos hacer un buen Networking:

  • Lo primero es que tratemos de ver qué tipo de evento es, si es abierto o sólo por invitación, ya que eso me indica la privacidad y en muchos casos el estilo de la presentación.
  • Otro aspecto importante es el lugar donde se realiza, ya que no es lo mismo que sea en el Hotel Ritz, en el Círculo de Bellas Artes, en las oficinas de una empresa o en una zona de un bar abierto al público.
  • Por dónde me han contactado para invitarme y de qué me conocen, ya que eso determinará la relación que tienen conmigo y me dará pistas sobre cómo será, o si he sido yo el que he localizado el evento gracias a una publicidad, emailing u otro medio.
  • Quién es el orador y el tema que va a tratar, a qué se dedica, dónde trabaja, si tiene un blog o una web, etc. Conocerlo será importante como veremos después.
  • Otro tema muy importante a tener en cuenta es si el evento tiene accesible la lista de inscritos, la cual debería ser pública siempre, pero que solo ocurre en una mínima parte de los eventos o presentaciones que se realizan. Si está accesible, es conveniente indagar quiénes son, a qué se dedican, dónde trabajan, ver sus perfiles en Twitter, Facebook y Linkedin para poder elegir quiénes son los asistentes que mas nos interesa conocer, ya que no podremos hacerlo con todos y desconocemos cuando volveremos a coincidir. Incluso podemos llevarlo por escrito o en nuestro smartphone en la cita del calendario para que sea mas discreto.

El Networking es preguntar y escuchar para averiguar en qué podemos aportar valor

Ya nos hemos preparado para ir, ahora hay que tener en cuenta otros aspectos importantes, por ejemplo, una frase que suelo repetir en mis cursos de Networking es que para la primera impresión sólo tenemos una oportunidad, es decir, los que no nos conozcan y nos vean por primera vez se llevarán una primera impresión de nosotros y eso hará que nos etiqueten, para bien o para mal. Nos guste o no, eso va a influir muchísimo en la relación que tengamos con esa persona a medio plazo.

Ya sé que esa primera impresión se pude modificar con el tiempo, pero eso es un trabajo como bien dice la frase, de tiempo y por supuesto de esfuerzo, y lamentablemente no siempre se consigue, con lo cual mejor dar una buena primera impresión que tener que trabajar después para mejorarla.

Y por tanto, habrá que tener en cuenta qué primera impresión queremos dar, y en esto cuenta lo primero el aspecto externo, si vamos bien peinados, con la ropa adecuada al tipo de presentación (no es lo mismo una ponencia sobre ciencia que una de videojuegos, o una de política).

Algo muy simple pero que muchas veces me he encontrado que se olvida es que es muuuuuy importante llevar suficientes tarjetas personales o profesionales a dicho evento, y eso supone llevar mejor en exceso por si es necesario, porque es mejor que sobre a que falten.

También habrá que elegir bien el diseño de las mismas y qué queremos que ponga en esas tarjetas en cuanto a qué nos dedicamos, las diferentes formas de contacto que vamos a incluir: teléfono (fijo, móvil o ambos); email; cuenta de Twitter, Facebook o Linkedin; dirección física; web, etc.

DURANTE EL EVENTO

Una vez en el evento, en la mayoría tendremos que acreditarnos, ya que nos habremos tenido que inscribir antes, y en muchos casos nos darán algún tipo de identificación que nos conviene llevar visible para que el resto sepan quiénes somos.

Si hemos sido invitados, será conveniente preguntar por la persona que nos envió dicha invitación para saludarla con la excusa de darle las gracias, consiguiendo de esta forma abrir el primer contacto y conversación. En este punto recomiendo preguntarle sobre el tipo de evento, si lo hacen periódicamente, a qué se dedica su empresa, etc. Todo ello con verdadero interés y practicando siempre la “escucha activa”, y si lo hemos hecho bien, podremos pedirle que nos presente al orador u oradores, con los que podremos intercambiar tarjetas y establecer un primer contacto interesante, ya que si son oradores es porque tienen valor y conocimiento del tema que van a presentar.

Antes de empezar el evento siempre hay unos minutos en los que todos van llegando y buscando un sitio, es conveniente aprovechar este tiempo eficazmente. Es sencillo elegir un sitio que nos guste y dejar algo en el sitio que acredite que está ocupado, aunque si preguntamos primero si está libre a los que haya sentados al lado, eso nos dará pie a poder luego presentarnos y abrir una conversación para conocerlos.

Una vez tenemos el sitio reservado, es conveniente no quedarse sentado y aprovechar ese tiempo estando atentos a quiénes van llegando, por  si detectamos alguna cara conocida ir a saludarle. En caso de que así fuera, nos permite generar una conversación del tipo de “¿sueles venir por aquí?”, para poder saber si conoce a más personas que pudiera presentarnos. Asimismo, para poder localizar a las personas que habíamos elegido que nos interesaba conocer de entre la lista de asistentes que habíamos visto en la web del evento.

Si tenemos localizadas a dichas personas, cuando se haga la pausa del evento o se haya terminado el mismo para dar paso a lo que comúnmente se denomina Networking y que lamentablemente no es sino “buscaros la vida para hablar entre vosotros”, podremos dirigirnos más rápidamente antes de que generen conversaciones con otras personas y estén menos accesibles de forma natural.

Yo recomiendo, y así lo suelo hacer, tener preparado lo que se denomina un “elevator pitch” adecuado al tipo de presentación y al tipo de asistentes, que no es sino un resumen de máximo 20 segundos que explique claramente quiénes somos, a qué nos dedicamos y en qué podemos ayudarle, ya que nos permitirá no enrollarnos, poder comunicar perfectamente y poder empezar a preguntarle a él, que no olvidemos que ese es el objetivo final, para averiguar en qué podemos aportarle valor o en qué medida podemos hacer algo por él.

Y aquí viene lo más importante de todo lo que os he contado hasta ahora y que por mi experiencia muy pocos comprenden: el Networking no es intercambiar tarjetas para ver qué le puedo vender, que me escuche bien lo que hago, con todo detalle, y 20 minutos después de mi detallada exposición ver si le ha quedado claro y cuándo me empieza a comprar lo que tengo o lo que hago. Esa es la antítesis del Networking, pero tristemente, aunque lo he exagerado a propósito, es lo más común en un elevado porcentaje de personas que acuden a eventos a hacer Networking, y por eso acaban diciendo que no sirve para nada. El Networking es preguntar y escuchar para averiguar en qué podemos aportar valor.

DESPUÉS DEL EVENTO

Finalmente, os recomiendo hacer una buena gestión de esas relaciones y tarjetas: apuntad dónde y cuándo le habéis conocido, si habéis quedado en algo concreto llevadlo directamente a vuestra lista de tareas o calendario, escribid las pistas que os ha dado para seguir esa relación o cómo volver a coincidir, etc.

Espero que estos consejos os sean útiles y si queréis profundizar en todo este precioso mundo del Networking, me tenéis a vuestra disposición.

ENTRADAS RELACIONADAS

Las cinco plantas del viaje de tu presentación de ascensor

Presentaciones para dejar huella

 Tu presentación es un servicio, no un producto

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo practicas el networking cuando acudes a eventos? ¿Cuáles han sido tus experiencias?


Presentaciones para dejar huella

abril 10, 2012

Andrés Pérez Ortega, pionero de marca personalEsta entrada ha sido amablemente escrita por Andrés Pérez Ortega, Personal Branding Sherpa, introductor del concepto de Personal Branding en España, impulsor y creador de la web de referencia del Personal Branding en España http://www.marcapropia.net/.

Siempre digo que la Marca Personal no se TIENE, se DEJA en otras personas y creo que es más fácil imprimir una huella en alguien que te ve en persona que en quien solamente te lee algún tweet o en un post. Por eso siempre recomiendo que, más pronto que tarde, levantes la cabeza del ordenador o del iPad y encuentres formas de dar la cara.

Lo curioso es que, cada vez más, un evento “físico” tiene una influencia importante en el mundo “virtual”. Hablar a un grupo de personas dospuntocero consigue que tu repercusión en la Red equivalga a muchas horas generando contenidos propios.

Hay muchas situaciones en las que puedes dar a conocer tu Marca Personal o reforzar tu posicionamiento en el “mundo real”. La conversación de la sala de café, las reuniones del departamento, las convenciones de empresa, la boda de tu primo de este sábado,… Lo importante es no esconderse, no ocultarse, no dejarlo todo en manos de lo “virtual”.

Hay muchos métodos “offline” muy efectivos para posicionar tu Marca Personal. Y creo firmemente que antes de lanzarse a lo dospuntocero, muchos directivos y profesionales deberían conocer y utilizar eficazmente “los clásicos”. La escritura, la conversación, la oratoria,… ¡y las presentaciones!

Las presentaciones se han convertido en la Herramienta de comunicación empresarial. Del mismo modo, ideas, proyectos y carreras pueden verse afectadas negativamente por una comunicación inadecuada. Cada día se hacen millones de presentaciones, pero sólo un pequeño porcentaje son efectuadas correctamente. Como empresario, directivo o formador, creas presentaciones en las que te juegas mucho.

Una presentación influye en el valor de las acciones, las ventas, las promociones profesionales o el clima laboral. Sin embargo, nuestra falta de entrenamiento en comunicación visual ha conseguido que las presentaciones sean consideradas culpables de desastres en proyectos de ingeniería, evaluaciones e incluso escándalos bursátiles.

Las “transparencias” han quedado en una tierra de nadie en la que muy pocos saben cómo crearlas y utilizarlas de forma eficaz. Pero aun así, cuando una presentación se hace de forma correcta y se explica bien, se convierte en una de las herramientas de comunicación más poderosas que existen.

Gran parte del éxito de Al Gore en su campaña contra el cambio climático se debió a una optima utilización de las imágenes en sus conferencias. Lo mismo se puede decir de cada una de las presentaciones de Apple que realizaba esa especie de santo moderno que era Steve Jobs.

Podemos seguir echando la culpa al software, pero lo que realmente hay que hacer es asumir nuestra responsabilidad. Como comunicadores que queremos dejar nuestra Marca Personal, es imprescindible aprender a crear historias visuales que conecten con nuestra audiencia. Y eso es mucho, muchísimo más difícil que escribir un post o un tweet más o menos ingenioso. Os lo digo por experiencia.

Quizás, cuando seas capaz de plasmar tus ideas de una forma sencilla, clara y eficaz en el mundo real y frente a una audiencia con cara y ojos, podrás destilar todo ese conocimiento y llevarlo a lo virtual.

De todos modos, insisto en que hay que empezar cuanto antes para cagarla lo más pronto posible. Porque te aseguro que vas a meter la pata. Afortunadamente, yo he podido aprender de los grandes precisamente gracias a estas ocasiones en las que he podido ver cara a cara a los que saben.

Así que, apunta las claves de tu plan en un papel, ponlo en un lugar visible e inmediatamente después, levántate y empieza a conocer gente. Aprovecha todas las oportunidades para establecer contacto y ofrécete voluntario/a para hablar en cualquier situación en la que haya dos o más personas que quieran escucharte. No te escondas, lo te ocultes, porque si lo haces tendrás una Marca Personal pero no la podrás dejar en la mente de nadie.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu gran idea en 5 minutos

- El mejor consejo para mejorar tus presentaciones: practica, practica, practica

DIÁLOGO ABIERTO

¿De qué manera dejas tu marca personal en los demás?


La importancia de acudir bien vestido a una presentación

marzo 6, 2012

Virginia Rodríguez, más conocida como “Lanena”

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Virginia Rodríguez, más conocida como “Lanena” en círculos del mundo de la belleza, donde desarrolla labores de asesoría de imagen, belleza, colorimetría, cosmética, moda y morfología para clientes particulares.

Según los expertos nuestra imagen se compone en gran parte por nuestra apariencia (vestuario, nuestro aspecto personal, etc.), después por nuestra forma de comportamos en público (gestos, posturas, contacto visual, actitud, expresión, etc.) y por último por nuestra forma de hablar. Y si, como dicen, todos nos dejamos influir por la información que recibimos de los demás durante los primeros 10 segundos, estaréis de acuerdo conmigo en que no hay una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión.

Nuestra cultura, gustos, preferencias, etc., se exteriorizan mediante nuestra indumentaria, forma de caminar o movernos. Todos asociamos la imagen de cada persona con ciertos juicios y valores. Nuestro inconsciente genera una especie de base de datos con esa información y va catalogando cada nuevo individuo dentro de esos cánones para aceptarlo o rechazarlo.

María Casado con una chaqueta demasiado apretada que le da una imagen bastante desastrosa

María Casado con una chaqueta demasiado apretada que le da una imagen bastante desastrosa

Ya que el mayor porcentaje de nuestra imagen es nuestra apariencia y no tenemos más que 10 segundos para causar una buena impresión, creo que es aconsejable que le prestemos la atención que se merece. Nuestra apariencia hace que las personas se formen una idea aproximada de cómo somos, a qué nos dedicamos, nuestro estatus socioeconómico, nuestro nivel cultural, nuestros gustos, …  El poder de tu imagen está en tus manos, ya que te expresas y comunicas con los demás a través de las prendas, complementos y la manera de combinarlos.

Si te vas a poner delante de 5 ó de 50 personas hay que tener en cuenta unas cuantas cosas:

Lo primero de todo, saber de qué vas a hablar y cómo presentarlo: que de esto puedes aprender mucho en este blog.

Después, repasar prenda por prenda lo que vas a llevar puesto. Hay algunos aspectos que deben darse por sentados:

  • A ninguna de tus prendas debe faltarle un botón, ni debe tener ningún hilo suelto.
  • Ninguna de tus prendas debe estar arrugada.
  • Ninguna de tus prendas te debe quedar ni demasiado grande ni demasiado pequeña.
  • Comprueba que los zapatos estén excelentemente limpios y nada de rozaduras.
  • Lleva el pelo lo más arreglado posible conservando la forma de tu peinado diario, nada de “abuelillos” en la nuca, puntas que salgan extrañamente por los laterales, etc…

Si quieres que la gente se acuerde de tu empresa cuando das una conferencia, debes recordar que en ese momento eres la persona con quien se identifica la empresa y que, por tanto, no puedes pasar desapercibido. Debes generar un recuerdo.

A Ernest Riveras siempre le ponen camisas demasiado holgadas y parece que esté más gordo de lo que seguro está

A Ernest Riveras siempre le ponen camisas demasiado holgadas y parece que esté más gordo de lo que seguro está

Te pueden recordar por tu presentación. Puedes hablar muy bien, ser ameno y conseguir que no se te duerman y si además añades a tu imagen personal un pequeño detalle que pueda diferenciarte de los demás ponentes y que sea representativa de tu personalidad o carácter, seguro que no te olvidan.

Para ello no puedes perder tu identidad a la hora de vestirte. Innumerables veces he oído decir a la gente que se “disfraza” o se pone el “uniforme” a la hora de ir a la oficina, reunión, conferencia,… ¿por qué? Entiendo que hay una etiqueta que se debe tener en cuenta y no por ello debemos dejar de ser quienes somos.

Si no te gusta para nada el estilo formal (por ejemplo: traje chaqueta) añade tu toque personal con:

  • Un corte de chaqueta o pantalón diferente o más actual.
  • Un accesorio: Actualiza y añade accesorios de moda como unos zapatos, un reloj, unas gafas, unos gemelos, un foulard, un maletín, un perfume etc.
  • Un color: elige el color de traje que más te favorezca y realiza combinaciones con el color de la camisa, de la corbata, de la bufanda, guantes, etc.
  • Un corte de pelo a la moda.

Hay unas cuantas formas de darle un toque personal a un atuendo formal sin olvidar que tu imagen te representa a ti y a tu empresa.

Ainhoa Arbizu siempre cuida su estilismo para dar un aspecto sofisticado con un toque sport

Ainhoa Arbizu siempre cuida su estilismo para dar un aspecto sofisticado con un toque sport

Para saber cuáles son los colores que más te favorecen tienes que realizar un Test de Colorimetría. Los tests de colorimetría sirven para saber los colores que más favorecen a cada persona, es decir los colores que sientan bien o aportan belleza natural a cada individuo. Un test de Colorimetría nos facilita una tabla de colores que combinarán perfectamente con los colores naturales que hemos heredado genéticamente como son el color de pelo, el color de los ojos y el tono de nuestra piel. Dicho con otras palabras, esa tabla de colores resultantes tendrá la misma temperatura de color, la misma intensidad y el mismo grado de contraste que los colores que se aprecian en tu pelo, ojos y piel.

Cuando utilizamos uno de nuestros colores, el rostro parecerá estar iluminado desde abajo y como por arte de magia, veremos cómo las líneas de expresión se minimizan y las ojeras se aclaran. La apariencia general parecerá tener una piel más suave, fresca y joven, realzando el color de los ojos y de los labios.

Localizar la paleta de colores que nos complementa y aprender a utilizarlos nos ayudará a proyectar una mejor imagen de nosotros mismos. Como resultado, nuestra autoestima subirá, con lo que si estamos bien por dentro se verá reflejado hacia el exterior.

Ya que la imagen es nuestra “tarjeta de visita” cuando nos ponemos delante de alguien, hagamos que nuestra imagen refleje lo mejor posible nuestra personalidad, profesionalidad, buenos modales y así poder dejar una huella única en el prójimo. ¿Te animas?

ENTRADAS RELACIONADAS

- No existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión

- Sinfonía verbal y no verbal 7/38/55

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo te vistes para tus presentaciones? ¿Qué importancia le das al atuendo?


Comunicación intercultural: Las expectativas de las audiencias cambian entre países y culturas

febrero 2, 2012

Christopher WrightEsta entrada ha sido amablemente escrita por Christopher Wright, consultor y fundador de The Practice Office Group, una consultora especializada en la Internacionalización de Profesionales y Directivos (España y Europa) en Habilidades Interculturales para los Negocios (en inglés o en español) y en Habilidades Directivas / Comerciales / Comunicativas (en inglés o en español).

Los factores culturales influyen mucho en nuestras maneras de comunicarnos y recibir comunicación cuando trabajamos con personas de culturas y países diferentes.

Uso mucho el ejemplo de Bill Murray de la película Lost in Translation para resaltar la importancia de desarrollar nuestras habilidades interculturales, que va mucho más allá que sólo aprender idiomas.

¿Qué falla en la comunicación entre Bill Murray y el director de cine? ¿Es sólo porque no hablan el mismo idioma?

Algunos factores a tomar en consideración: éstas son generalizaciones que nos ayudan a entender que los filtros culturales de otros países y culturas, no son verdades absolutas.

1. Las expectativas de la audiencia

Cómo cambian las expectativas de las audiencias de países diferentes. Algunas culturas quieren que una presentación sea entretenida, y para otras, como por ejemplo los países latinos, la retórica y la anécdota son más importantes. Alemanes, japoneses y finlandeses prefieren que una presentación se centre en los detalles e información técnica para que ellos saquen sus propias conclusiones. Mientras que otras culturas esperan que el presentador presente los beneficios y saque sus propias conclusiones para venderles o convencerles del valor de su propuesta o idea.

2. Estilos de Comunicación

Muchas culturas prefieren un estilo de comunicación personal, por lo que el presentador conecta mejor con su audiencia a través de anécdotas e historias personales para mostrar quién es y su sinceridad. A estas culturas, no les interesa una presentación superelaborada con muchos gráficos y datos en PowerPoint. Otras culturas prefieren lo opuesto, un estilo de comunicación más neutral, es decir más impersonal.

3. Hábitos de escucha

Los hábitos de escucha de la audiencia varían mucho entre países. Todas las culturas buscan escuchar información útil, pero ¿que más es importante? Por ejemplo, los saudís buscan escuchar las anécdotas, las historias personales y el toque personal. Los franceses buscan escuchar la lógica y los americanos buscan escuchar lo nuevo y el bottom line (la conclusión), es decir cómo se van a beneficiar.

4. Dar muchos o pocos detalles

Hay culturas de alto contexto y bajo contexto (la teoría de E.T. Hall). Para culturas de alto contexto, el contexto les da muchas pistas sobre el significado de la comunicación y no requieren muchos detalles; por ejemplo, muchas culturas del sur este de Asia. En cambio las culturas de bajo contexto cultural requieren muchos más detalles de forma explicita, clara y directa; por ejemplo, los escandinavos y los alemanes.

5. Mostrar emoción

Puede ser que este factor resulte extraño, pero hay culturas más emocionales y culturas neutrales, es decir, no tan emocionales. En las culturas más emocionales no está mal visto expresar emociones, usar palabras o expresiones exageradas, estar muy animado expresándote y usar muchos gestos de manos. Mientras en las culturas neutrales ocurre lo opuesto y está bien visto saber controlar bien las emociones en muchas situaciones.

6. Transiciones para que la audiencia te siga

La última pauta es una de las más importantes: usar y señalar el uso de transiciones para las audiencias internacionales. No todo el mundo va a tener el mismo nivel de idioma para seguir el ritmo del presentador. Las audiencias de otras culturas fácilmente pueden perder el hilo conductor porque no sólo escuchan palabras para comprender, sino que también se fijan en el lenguaje corporal y la información en las diapositivas. El uso de pausas y señales verbales son claves en las transiciones para que la audiencia sepa que vas a comenzar o terminar una idea. Incluso las pausas más largas después de una idea importante ayudan a las culturas a las que les gusta reflexionar sobre las ideas.

Vivimos en un mundo más interconectado y globalizado en el que los factores y filtros culturales juegan un papel fundamental en la comunicación entre las personas.

ENTRADAS RELACIONADAS

- 8 preguntas sobre la audiencia que debes responder antes de una presentación

-  Nueve técnicas para transmitir una imagen positiva que te ayude a conectar con la audiencia

- Para hablar bien en público, antes hay que pensar bien en privado

- Conoce a la audiencia de tus presentaciones con un mapa de empatía

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has tenido que presentar delante de una audiencia de otra cultura? ¿Qué hiciste de forma diferente con respecto a una audiencia local?


Storytelling y presentaciones, la extraña pareja

diciembre 8, 2011

Montecarlo

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Montecarlo, cuyo interés por explorar nuevas vertientes narrativas le ha llevado a hacer Storytelling para empresas, labor que realiza junto a Eva Snijders, su socia en Química visual, con quien es co-autor de la novela El consejo, una historia fascinante sobre el poder del Storytelling.

Yo, que siempre ando preguntándome lo que no debo y respondiéndome lo que no toca, me he sentado a escribir este post de la mejor manera posible, que para mí es con la mente tan en blanco como la pantalla.

El tema que se supone voy a tratar es “Storytelling y presentaciones”. Dicho esto, y con esa primera idea en la cabeza emborronando la perfecta vacuidad del monitor, me abandono al teclado y la escritura automática y anoto el título de esta entrada.

Algunos de los que lean esto recordaran la película “La extraña pareja”. Se trata de una obra de teatro (reconvertida en film) de Neil Simon, el hombre que nos ayudó, entre risas, a comprender mejor nuestro mundo y la naturaleza del alma humana. El título resume, de manera magistral, el conflicto y la problemática de la historia que plantea la obra.

La extraña pareja, me repito. ¿Por qué habré escrito eso? ¿Acaso no son así todas las parejas, extrañas?

Y ¿no es esa sensación de extrañeza fruto del reconocimiento tácito de que todos somos seres incompletos y, al mismo tiempo, únicos? Platón ya enunció la cuestión en estos términos, y la ilustró con una fábula maravillosa, la de la media naranja.

La extraña pareja de hoy está formada, por un lado, por el Storytelling, y por el otro, las presentaciones.

Mi duda es la siguiente: ¿pueden realmente considerarse una pareja? ¿Qué les caracteriza como individualidades y qué les une?

Storytelling es una forma de comunicación que se basa en la elaboración y exposición de un relato para la transmisión o el uso compartido de la información, vía emocional. (He simplificado la definición en aras de la brevedad, aunque creo haber conservado la esencia del concepto).

Presentación es un evento, un acto comunicativo, un formato, si se quiere, en el que un ponente transmite un mensaje a una audiencia. Para ello, se suele apoyar en algún tipo de documento (audio)visual. A menudo, aplicamos una metonimia y este elemento (el PowerPoint) acaba por denominarse presentación, aun siendo una parte de la misma, no necesariamente la más importante.

Visto así, entiendo que tanto el uno como la otra incluyen un objeto (el relato y la presentación metonímica) y se llevan a cabo gracias a un encuentro entre las partes.

¿Son entonces Storytelling y presentaciones una pareja (extraña o no)? Podrían serlo, sí, si esos elementos comunes fueran de la misma naturaleza. Dicho de otro modo: el Storytelling podría ser aplicable a las presentaciones si el objeto, el tipo de encuentro o ambos, coincidieran.

Y, ¿cómo saberlo? El objeto del Storytelling, el relato, puede cobrar muchas formas (también las del objeto de la presentación), aunque éstas siempre dependerán del objetivo establecido por el que conduzca la ceremonia (sea Storyteller o ponente).

Creo que no es el momento, ni el lugar para extenderme en esto, pero intuyo que esta comunión (por extraña que parezca), a veces se dará, y a veces resultará imposible.

Por lo que respecta al acto, me resulta difícil encontrar ese territorio común. No porque no exista o no pueda llegar a hacerlo, sino porque mucho tendrían que cambiar las cosas. Por regla general, el ponente no imagina la presentación como un acto de comunión, sino de simple transmisión unidireccional. Basta con fijarse en la distribución de las personas (el presentador enfrentado a la audiencia), para ver que allí no se va a compartir, sino a administrar y recibir.

Pero, como digo, no tiene porqué ser así (depende de cada uno de nosotros y de nuestras presentaciones).

Como suele suceder, la realidad, a diario, rebate y revoca teorías, y lo que parecía casi imposible no sólo se muestra como factible, sino también como probable.

Por eso, no se extrañen cuando, un día cualquiera, asistan a un evento en el que se encuentren con la extraña pareja. Si es así, celébrenlo y compártanlo, como yo voy a hacer con ustedes. Si no me creen, echen un vistazo a esta estupenda presentación de Hans Rosling, quien no alecciona ni enseña, sino que comparte y disfruta (la actitud y la intención son importantes).

ENTRADAS RELACIONADAS

- La estructura de tu presentación en siete transparencias o menos

- La estructura del viaje del héroe para presentaciones

- En tu próxima presentación, narra el relato mítico escondido en el corazón de tu empresa

- El efecto Scheherezade en las presentaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Tú crees en la posibilidad de crear presentaciones de negocios que sean historias?


Tus Presentaciones Son Tu Marketing

octubre 6, 2011

Salvador FiguerosEsta entrada ha sido amablemente escrita por Salvador Figueros, quien ha trabajado más de 20 años en grupos de comunicación (Publiespaña-Tele5, OMD,…). En la actualidad, colabora con distintas escuelas de negocio y ayuda a pequeños compañías a ganar clientes y generar más ingresos. Autor de ¿Jefes…? No. Gracias  y Twittemprendedor.

¿Qué es el Marketing? Depende de a quién preguntes. A los que no saben del tema, les sonará a algo que se estudia en Estados Unidos. Los que hayan leído a Kotler te dirán que “Marketing es el proceso social y administrativo por el que los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios”. Quizá, demasiado elaborado.

Yo creo que el Marketing es la herramienta que te ayuda a vender más. Así de sencillo. Hay muchas: un buen producto, presencia en ferias, catálogos, campañas de televisión, cuñas de radio, relaciones públicas, promociones, networking, diseño… Todas son marketing. Tus presentaciones también te ayudan a vender más. Tus presentaciones también son Marketing.

Tony Hsieh es el CEO de Zappos. Es un tipo inteligente. Ha conseguido llevar su compañía de cero a 1.000 millones de dólares de facturación en menos de 10 años. Tony Hsieh utiliza sus presentaciones para vender más. Hace Marketing con sus presentaciones.

La idea

Zappos es una compañía atípica. Ha conseguido cosas increíbles y lo ha hecho en momentos complicados. Detrás de Zappos hay una gran historia. Una gran historia que hay que contar. ¿Por qué no hacerlo?

La historia de Zappos es inspiradora. Habla de sus valores. Del compromiso con la felicidad de sus clientes. De cómo sus valores les han hecho llegar donde han llegado. De cómo los han defendido a lo largo del tiempo. La historia de Zappos es su mensaje. El mensaje que la compañía quiere contar al mundo.

El libro

Después surgió el libro: Delivering Happiness. Allí está todo recogido. Es una especie de biografía corporativa. De lo que han sido y de lo que quieren ser. De lo que quieren que sea Zappos para todo el mundo.

El libro es un vehículo magnífico. También es Marketing. Comunica tu mensaje. Llega a tu público objetivo y cuenta algo. Establece conexiones. Te da a conocer. Te aporta credibilidad. Hace que le gustes. Te compran más.

Las presentaciones

Marketing en estado puro. Zappos es una gran compañía. Delivering Happiness es un gran libro con un gran mensaje que hay que promocionar.

Tony Hsieh decidió contarle a todos personalmente su mensaje. Todo lo que había recogido en el libro y que quería llevar a todas partes. Diseñó una de las estrategias de Marketing más divertidas de los últimos tiempos: Delivering Happiness Bus Tour.

Él y su equipo recorrieron todo Estados Unidos: Miami, Las Vegas, Nueva York, Chicago, Boston, Washington,… entregando felicidad en todos los sitios donde paró el autobús. Fiesta, happenings, diversión,… y presentaciones. Muchas presentaciones.

Tony ha presentado en multitud de auditorios. Ante multitud de públicos distintos. Ha conectado con la gente. Ha contado a todos su historia. Ha llevado su mensaje.

Zappos es una gran compañía, Delivering Happiness es un gran libro, pero nada sería lo mismo si Tony Hsieh no hubiera hablado. Con sus palabras, ha ayudado a colocar su compañía en el mundo. Se ha colocado él y ha iniciado un movimiento. Ésa es la fuerza de las presentaciones. Eso es Marketing.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu presentación es un servicio, no un producto

- Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

- Si no cabe en Twitter, no tiene cabida en tu presentación

DIÁLOGO ABIERTO

¿Son para ti tus presentaciones una herramienta de marketing?


A %d blogueros les gusta esto: