Respeta el tiempo de la audiencia

febrero 24, 2011

"El buen comunicador habla o escribe sin hacer perder el tiempo a nadie" - Carlos Salas


Una presentación es un acto vivo de comunicación, no un documento muerto

febrero 22, 2011

Esta mañana me he despertado filosófico, preguntándome qué es una presentación. Tras acercarme al RAE en busca de la definición, he comprobado con asombro que no viene recogida ninguna relacionada con las presentaciones tal y como las entendemos nosotros.

A lo largo de nuestra vida, vamos asignando nuestro propio significado a las palabras mediante asociaciones ancladas a objetos y experiencias. Para éste la palabra presentación evoca transparencias atiborradas de listas de viñetas y gráficos de quesitos y barras. Para ése presentación dispara recuerdos penosos de nerviosismo y ansiedad insoportable hablando en público. Para aquél presentación significa largas tardes de tedio mortal en salas en penumbra oyendo a ponentes leer monótonamente texto de una pantalla. ¿En qué piensas tú?

No hay respuestas correctas o incorrectas, las palabras significan cosas distintas según el punto de vista de cada cual. Si lo dudas, reúne a un grupo de gente y pídeles que definan el significado de palabras como “amor”, “belleza” o “justicia”.

Las palabras significan cosas distintas según el punto de vista de cada cua

Lo que tú y yo entendemos por presentación son realidades distintas

Cada uno de nosotros experimentamos el mundo de una forma única. El lenguaje actúa como un filtro: es un mapa de nuestros pensamientos y experiencias. Respecto a las presentaciones, usamos la misma palabra para denotar dos realidades completamente diferentes y al final terminamos mezclándolas en nuestro modelo mental.

Por un lado, llamamos presentación al acto vivo de comunicación donde un ponente expone desde el corazón sus ideas delante de una audiencia formada por personas con sus inquietudes, problemas e historias personales. Si no estuviste, te la habrás perdido irremisiblemente.

Por otro lado, llamamos igualmente presentación al documento muerto creado típicamente en PowerPoint que se cuelga en Internet, se envía por email o se imprime en papel y se reparte a los miembros de la audiencia. Siempre estará disponible.

¿Qué es para ti una presentación?

Las grandes presentaciones se alejan de los informes y se acercan a las historias

La forma de afrontar las presentaciones será completamente distinta en función de si para nosotros una presentación es un documento muerto o un acto vivo.

En el primer caso, pondremos el énfasis en el texto, en los datos, en las largas listas de características, en leer transparencias, en un estilo severo y formal, en hablar desde detrás de una mesa o atril, en lo analítico y racional.

En el segundo caso, pondremos el énfasis en las imágenes, en las historias, en el asombro ante las características, en hablar desde el corazón, en un estilo entusiasta y apasionado, en movernos libremente por el escenario, en lo emocional y humano.

La presentación como acto vivo aumenta el potencial de conexión, humaniza el contenido, asume riesgos. La presentación como documento muerto desconecta, deshumaniza, juega sobre seguro. No te escondas detrás de documentos muertos, sal y ofrece un acto vivo.

No te escondas detrás de documentos muertos, sal y ofrece un acto vivo

ENTRADAS RELACIONADAS

- Aceite de serpiente en las presentaciones

- Si te piden una presentación, no des un documento

- Cuando das sin tomar, cada presentación es un regalo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué es para ti una presentación? ¿Qué pensamientos, creencias, recuerdos evoca en ti la palabra presentación?


Entrevista NetEspresso: Presentaciones en público

febrero 17, 2011

NetEspressoEl pasado martes día 8 de febrero, Ana María Sequea, del blog de videoentrevistas NetEspresso, tuvo la amabilidad de invitarme a una entrevista a través de Internet. Como no podía ser de otra forma, estuvimos conversando acerca de las presentaciones en público.

Durante los más de 40 minutos de entrevista repasamos las fases de una presentación, así como consejos y pautas para aprender a superar el miedo a hablar en público y respuestas a algunas preguntas recibidas a través de Twitter.

Pero lo mejor es que veais vosotros mismos la entrevista, que ha sido publicada en dos partes.

Primera parte

Guía del video

00´16 – Conociendo a Gonzalo @ArtePresentar
02´03 – Planificación de la presentación
05´40 – La estructura de la presentación

Segunda parte

Guía del video

00´10 – El diseño de los visuales
02´37 – La presentación: momento de la exposición
07´08 – El Lenguaje Corporal y Paraverbal
12´09 – La respiración al hablar en público … @sonelguillen
16´18 – Una presentación con malas noticias… @obregond

ENTRADAS RELACIONADAS

- Entrevista con Pilar Jericó, heroína cotidiana

- Entrevista con Antonella Broglia, testigo excepcional de TED

DIÁLOGO ABIERTO

¿Y tú que opinas de las presentaciones en público?


Si no cabe en Twitter, no tiene cabida en tu presentación

febrero 15, 2011

Dice el refrán que “las esencias se sirven en frasco pequeño”. Según se mire, una de las grandes ventajas de Twitter reside precisamente en su mayor limitación: 140 caracteres por mensaje. En plena Economía de la Atención, cuando tan difícil resulta dedicarle nuestro tiempo a los millones de mensajes que nos bombardean cada día desde todas direcciones y medios, la brevedad es una gran virtud.

Cada día es más frecuente que durante una conferencia se cree un backchannel usado por los asistentes para retransmitir en directo las ideas más interesantes. El microformato de Twitter exige el filtrado previo de esa información. Ayudarás a la audiencia a digerir mejor tu mensaje si creas títulos fácilmente tuiteables para tus transparencias.

Los títulos importan… ¡y mucho!

The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience

Fíjate en Steve Jobs: crea títulos que son específicos, memorables y caben en un tweet. Carmine Gallo lo relata en su libro The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience:

“Jobs no espera a que los medios creen un titular. Lo escribe él mismo y lo repite muchas veces durante su presentación. Jobs expone el titular antes de explicar los detalles del producto. Después describe el producto, típicamente con una demo, y repite el titular inmediatamente después de terminar la explicación.”

Sus titulares funcionan tan bien que los medios a menudo los reproducen tal cual, palabra por palabra.

No esperes a que los medios escriban los titulares, escríbelos tú mismo

La audiencia no quiere que le hagan pensar, prefiere que se lo den todo hecho. Si no tienes claro el mensaje que quieres comunicar, no esperes que le llegue con claridad a tu audiencia. Cada persona se quedará con su propia idea. Si durante la fase de planificación de la presentación escoges cuidadosamente los títulos de tus transparencias, le harás la vida más fácil a la audiencia. Habrás destilado en una sola frase la esencia de cada producto o característica.

Algunos ejemplos de titulares de Jobs que han hecho historia:

  • “1.000 canciones en tu bolsillo”
  • “iPhone: Apple reinventa el teléfono”
  • “El portátil más delgado del mundo”

Thinnest Notebook

Estos titulares son memorables porque son concisos, específicos y ofrecen un beneficio para la audiencia.

Compárese con el titular creado por Microsoft durante el lanzamiento de Windows Phone 7:

“Windows Phone 7: Un nuevo comienzo para el teléfono inteligente. El teléfono proporciona una nueva experiencia del usuario al integrar las cosas que los usuarios realmente quieren hacer, creando un balance entre trabajar y divertirse.”

Utiliza títulos consistentes en todos tus canales de comunicación: presentaciones, notas de prensa, materiales de marketing y publicidad, redes sociales, etc. Y si caben en Twitter, ¡mucho mejor!

ENTRADAS RELACIONADAS

- Claves de un buen título para atraer en masa al público a tu presentación

- Cómo tuitear en vivo directamente desde PowerPoint

- Backchannel (III): 9 pasos para transformar tus presentaciones en oportunidades de creación de comunidades

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cuánto tiempo dedicas a meditar los títulos de tus transparencias?


El efecto Scheherezade en las presentaciones

febrero 10, 2011

Las Mil y Una Noches

“Pese a las protestas de su padre, Scheherezade pasó voluntariamente una noche con el rey. Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pidió al sultán el poder dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petición y encontrar a su hermana, como secretamente había planeado Scheherezade, le comenzó a narrar un cuento durante toda la noche. Mientras Scheherezade narraba, el rey permaneció despierto y también escuchó con asombro la primera historia y al final le pidió otra, pero Scheherezade le dijo que ya no había tiempo pues ya estaba amaneciendo, entonces él la perdonó, pues la historia por venir parecía mucho más emocionante.

Y así el rey conservó a Scheherezada viva mientras que pedía con impaciencia el anticipo de cada nueva historia, hasta que, después de mil y una noches de diversas aventuras, y ya con tres hijos, no sólo el rey había sido entretenido sino también educado sabiamente en moralidad y amabilidad por Scheherazade, que entonces se convirtió en su reina.”

Las Mil y Una Noches

No basta con dar cifras, no bastan los argumentos lógicos para convencer a tus clientes. Scheherazade no salvó la vida tratando de convencer al rey de su crueldad y de la necesidad de suspender sus ejecuciones. Lo logró gracias al poder hechizante de sus historias. Lo que no consiguieron mil y un argumentos y cifras lo consiguieron mil y una historias. Tu audiencia es ese mismo rey de las Mil y Una Noches.

Despierta el poder de la narrativa

Steve Jobs utiliza las historias con maestría en sus presentaciones. Primero introduce al villano: bien puede ser un antagonista real, como IBM o Microsoft, o bien un problema, una escasez o una incomodidad. A nadie le importa un comino tu producto: a la gente le preocupan sus problemas y cómo mejorar sus vidas. Antes de describir las características y ventajas de tu producto o servicio, crea el contexto, pon de relieve el problema que está causando dolor en la vida de tus clientes. Presentar al villano al principio ayuda a crear la gran foto. Una vez establecido el marco del problema, la audiencia estará más receptiva para la solución que alivie su dolor: tu producto. Ahí es donde entra en escena el héroe, cuya misión no es otra que hacer nuestras vidas mejores y más fáciles. Ahora sí, la audiencia ya está preparada para escuchar tu solución: podrás ofrecerles detalles, porque ya tienen el contexto. Pero no lo cuentes absolutamente todo.

Efecto Scheherezade

Como afirma con acierto John Medina en su libro Brain Rules: “No empieces por los detalles. Empieza con las ideas clave y construye jerárquicamente los detalles en torno a las nociones generales”. ¿Has escuchado antes de tu presentación las necesidades de tu audiencia? ¿Sabes cuáles son? ¿Las resuelve tu producto? Si la audiencia no siente la necesidad de tu producto, no te prestará atención. Implícala emocionalmente, haciéndola resonar con los protagonistas de tu historia.

Algunos ejemplos de storytelling en anuncios

Perfecta ejecución del principio descrito en esta entrada: introducción del villano y rescate por el héroe. ¿Está claro? No vendes un producto, arreglas la vida de la gente.

La historia épica narrada por Nike con las primeras figuras del fútbol mundial como protagonistas, quienes se juegan (nunca mejor dicho) sus propios futuros: una simple acción, una decisión tomada en una fracción de segundo pueden reescribir tu propio destino. Cómo puedes escribir tu propio futuro según la decisión que tomes. ¿Héroe o villano? Tú eliges. [Anuncio dirigido por el mexicano Alejandro González Iñárritu]

Perla de la narrativa moderna, contando la historia de sus dos protagonistas de manera indirecta a través de las búsquedas en Google.

La respuesta de Motorola al famoso anuncio del Macintosh de Apple de 1984. ¿Se han cambiado las tornas? ¿Es Apple el nuevo Gran Hermano? ¿Te sientes esclavo? ¡Motorola te rescata!

En tu historia no vendes tu producto o servicio porque no le importan a nadie: satisfaces las necesidades de tus clientes.

ENTRADAS RELACIONADAS

En tu próxima presentación, narra el relato mítico escondido en el corazón de tu empresa

Presentaciones y el arte de narrar historias

Olvídate de PowerPoint: ¡Será mejor que lo cuentes!

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo creas el interés por tu producto o servicio? ¿Cuál es tu historia? ¿Cómo seduces al Rey?


¿Cuál es el estado emocional que quieres para ti y para tu audiencia?

febrero 8, 2011

Mertxe Pasamontes

En ocasiones estamos muy preocupados cuando hacemos una presentación en los aspectos técnicos (Power Point, audio, etc..) además de en el hecho de ofrecer un buen contenido. Los aspectos técnicos deberían ser sólo una herramienta, algo que nos acompañe y refuerce, nunca el centro de nuestra actuación. Y el contenido es importante obviamente, pero lo es incluso más el modo en que vas a transmitirlo, qué vas a hacer para que de verdad llegue a tu audiencia.

Uno de los aspectos fundamentales para ser un verdadero “comunicador” y no un mero “ser parlante” o “recitador de palabras” cuando hacemos una presentación es el estado emocional, tanto el interno del presentador como el de la audiencia. Todos hemos visto en alguna ocasión a grandes presentadores que consiguen todo tipo de reacciones de su audiencia: les hacen reír, los dejan pensativos o incluso hay quién consigue conmover a sus espectadores hasta el punto de las lágrimas.

¿Os habéis preguntado alguna vez cómo lo consiguen? La mayoría son personas que han preparado cuidadosamente su presentación, conocen el contenido a la perfección, lo han ensayado y han construido un discurso que combine el contenido con diferentes momentos emocionales. Han tenido en cuenta ese aspecto emocional en la preparación, no sólo han pensado en ofrecer información y difundir ideas, han pensado también en transmitir experiencias, sensaciones y emociones. No es algo que puedas pensar que sucederá al azar, que no necesita preparación, pues es posible que no lo haga. Y entonces, cuando acabes la charla, las personas se irán con una gran cantidad de información nueva, pero ninguna emoción asociada, que hará que si tienes suerte recuerden lo que dijiste durante unas horas, ….

Crea esa emoción que permite que los cambios sucedan

Una vez lo tienes preparado y ensayado llega el momento de la verdad, de estar ahí y ser aquello que estás transmitiendo. La emoción no surge de la técnica, surge de tu interior, de que tus palabras y tus gestos estén alineados con tu emoción interior. Si explicas un chiste para “hacer la gracia”, pero tú no sientes esa alegría interna, esa dicha, lo más probable es que no haga ninguna gracia. Si tratas de conmover con una historia sentida y a ti no te conmueve, lo más probable es que el público quede más o menos impresionado, pero sólo de manera superficial, sin una emocionalidad auténtica. En cada momento de tu presentación tienes que ser el mensaje. Ya sabemos que las emociones se contagian y cuando eres el mensaje, éste se extiende, se proyecta, se amplifica y se infiltra en cada neurona espejo del espectador y de ahí a todo su cuerpo. Y la sala vibra en tu misma frecuencia. Y es ahí cuando cesa la difusión de información y comienza la magia. Ya que de eso va el tema de presentar en público, de crear esa magia que permite que los cambios sucedan.

¿Creas magia en tus presentaciones o te limitas a ofrecer conocimientos?

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Mertxe Pasamontes, Psicóloga 2.0, Humanista, PsicoCoach y Formadora. Escritora y Blogger. Fotógrafa aficionada. Y si le preguntas por lo que hace, te responderá: ayudar a las personas a empoderarse, a escuchar su voz interior.

ENTRADAS RELACIONADAS

- A nuestras presentaciones les sobra cabeza y les falta corazón

- Si sientes pasión por el tema de tu charla, contagiarás entusiasmo en tus presentaciones


El arte de la comunicación

febrero 3, 2011

Carlos SalasMi amigo y gran comunicador Pablo Herreros recomendó en su blog este libroLas once verdades de la comunicación firmado por el periodista Carlos Salas, especialista en comunicación empresarial, formación de portavoces y técnicas de redacción.

Como apunta ya el título del libro, cubre éste once áreas de la comunicación, muy necesarias para prácticamente cualquier profesional de hoy que no viva aislado en un cubículo sin conexión a Internet: directivos, empresarios, autónomos, emprendedores y todo aquel que quiera mejorar en la comunicación de su día a día.

1. El olvidado arte de las tarjetas de visita: lejos de caer en desuso en estos tiempos digitales, siguen actuando como espejo de tu alma o de la de tu empresa.

2. El correo electrónico, esa herramienta que todos usamos diariamente… ¡tan mal! Olvidamos las reglas elementales de la cortesía, de la gramática y ortografía, de la etiqueta, de la venta de uno mismo y hasta de los hábitos productivos.

3. Las presentaciones, esa gran oportunidad de comunicación desperdiciada tan a menudo debido a errores recurrentes.

4. Trucos para hablar en público, centrados en la parte de exposición de las presentaciones, tan descuidada y que tanta ansiedad nos produce.

5. Los informes escritos, otra forma de comunicación muy extendida en todas las organizaciones, con un denominador común: ¡la inmensa mayoría es intragable! Qué despilfarro de tiempo y dinero: en vez de compartir el conocimiento, se estanca. Desde el storytelling y las metáforas hasta los mapas mentales, pasando por la argumentación en espiral junguiana o la construcción de imágenes mentales, Carlos Salas ofrece numerosas herramientas y métodos para mejorar la redacción de informes, artículos y cartas. La mayoría podemos aplicarlos con gran beneficio también en nuestras presentaciones.

Las Once Verdades de la Comunicación

6. Internet y las redes sociales, desde la página web corporativa hasta los blogs, sin olvidar Facebook, Twitter y otras redes sociales, constituyen otra potentísima forma de comunicación. Especial atención merecen las diez verdades sobre Twitter.

7. Una breve incursión en las técnicas de la Programación NeuroLingüística (PNL) para potenciar la empatía: la llave que abre las puertas de la comunicación entre diferentes personas e incluso entre diferentes culturas. Dominar la empatía puede ayudar a un comunicador a evitar malentendidos, convencer y motivar.

8. Técnicas para embrujar a los periodistas con el fin de que publiquen nuestra nota de prensa: desde cómo redactarlas hasta qué hacer en una entrevista en vivo.

9. Dar la cara en tiempos de crisis: te equivocas de plano si crees que cuanta menos información, mejor. No hay cosa peor que atravesar una crisis y ocultarla a todo el mundo.

10.   La imagen personal, sin olvidar que tú eres tu mensaje: tu sonrisa, tu forma de hablar (con o sin tacos), tu forma de vestir, el aseo personal, la cortesía, …

11.   La comunicación con uno mismo, hoy en vías de extinción. Hemos perdido el valor de apreciar los pequeños detalles. Defiende Carlos Salas el movimiento Slowness: tomarse tiempo para hacer las cosas, incluido hablarnos a nosotros mismos y concentrarnos en nuestro mensaje nuclear: qué es importante y qué no.

Parafraseando a Aristófanes, quien afirmó con lucidez que “educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender un fuego”, te aconsejo que dejes que Carlos Salas encienda en ti el fuego de la comunicación.

FICHA TÉCNICA

Autor: Carlos Salas
Título: Las once verdades de la comunicación
Editorial: LID
Páginas: 221
Año: 2010
Lo mejor: Los capítulos sobre presentaciones, hablar en público y escribir informes, en los que pone de manifiesto su experiencia como periodista. Solamente estos tres justifican la compra del libro.
Lo peor: Los capítulos sobre empatía y comunicación interior, que no terminan de casar con el estilo y contenido del resto del libro y parecen deambular sin objetivo fijo.
Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.es

OTROS LIBROS QUE PUEDEN INTERESARTE

- Por qué los españoles comunicamos tan mal

- ¡Será mejor que lo cuentes!

- Saber hablar

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has leído este libro? Anímate a dejar algún comentario o valoración sobre él.


A %d blogueros les gusta esto: