Galería de grandes presentadores: Mario Alonso Puig y el arte de la reinvención

julio 12, 2012

Mario Alonso Puig en la Thinking Party

El viernes pasado disfrutamos en la Thinking Party de un precioso ramillete de doce historias de reinvención contadas desde el corazón, con sencillez y emoción. Los doce ponentes compartieron sus particulares “viajes del héroe”, ofreciendo un conjunto emotivo, cercano y muy, muy humano. Eran personas cercanas, “normales”, como todos nosotros, con las que nos resultó fácil conectar y cuyas historias resonaron profundamente en nuestros corazones. No han creado grandes empresas de éxito o startups multimillonarias. Su gran triunfo reside en haber superado el miedo.

El evento se complementó con sendas conferencias a cargo de dos grandes ponentes profesionales: los doctores Mario Alonso Puig  y Luis Rojas Marcos. He asistido varias veces a presentaciones de Mario Alonso Puig, por lo que quería dedicarle mi entrada de hoy.

10 recursos escénicos usados con maestría por Mario Alonso Puig

1) Domina el uso del lenguaje técnico: Desliza en sus charlas las palabras técnicas justas para conferirse credibilidad como médico y elevar así el nivel de los contenidos, pero asegurándose en todo momento de que la audiencia puede seguirle.

2) Utiliza objetos: En sus primeras charlas, el doctor Mario Alonso Puig solía llevar modelos de  órganos del cuerpo humano, mediante los cuales facilitaba la comprensión de los conceptos tratados.

Mario Alonso Puig

3) Pone a la audiencia en movimiento: Si llevan mucho tiempo sentados, puede sugerir que por ejemplo hagan sencillos ejercicios calisténicos para aliviar la tensión, a la vez que le sirven para ilustrar algún punto de su charla.

4) Utiliza con sutileza el humor: A pesar de tratar asuntos muy serios, incluso trascendentales, los descarga a través de la narración de pequeñas historias y anécdotas, haciendo participar a la audiencia a través de la risa. El humor es una de las mejores formas de conexión, es la distancia más corta entre dos personas.

5) Narra anécdotas personales: Acorta la distancia con la audiencia a través de anécdotas personales en las que por lo general no sale el mejor parado. Afirma John C. Maxwell en El poder de las relaciones:

“Si quieres impresionar a tu audiencia, háblale de tus éxitos; si quieres que se identifique contigo, háblale de tus fracasos.”

6) Lanza preguntas a la audiencia: Con ellas incita a la audiencia a reflexionar y a participar. La presentación se convierte más en un diálogo que en un monólogo.

7) Relación con los ponentes anteriores: Cuando comparte el escenario con otros ponentes, hace algún comentario relativo a la situación o a sus charlas. Se sitúa en el momento presente compartido con la audiencia y ayuda a que se sientan conectados.

8) Salpica sus charlas con citas: Las justas para conferir credibilidad a ciertas afirmaciones.

9) Utiliza con tino la multimedia:transparencias visualmente sencillas, formadas habitualmente por imágenes acompañadas de un breve texto; vídeos que ilustran sus conceptos y añaden dinamismo;

10) Usa todo el rango de su paleta paraverbal: Impresiona su voz potente y bien modulada, su dicción impecable y llena de matices. Sus presentaciones son un deleite para los oídos.

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

- Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

- Galería de grandes presentadores: Jonas Ridderstrale y las presentaciones funky

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has visto alguna charla de Mario Alonso Puig? ¿Qué te han parecido?


Galería de grandes presentadores: Jonas Ridderstrale y las presentaciones funky

junio 30, 2011

Jonas Ridderstrale: Business Speaker, Author of book Funky Business, Karaoke Capitalism and Re-energizing the Corporation:Ayer tuve el placer de asistir en el 5º Congreso Dircom a la charla de Jonas Ridderstrale, mundialmente conocido como uno de los dos autores del best-seller internacional Funky Business. Según el perfil recogido en la página de la agencia de conferenciantes que le representa en España, Thinking Heads, Jonas “es asesor, ponente y consultor de un importante número de corporaciones internacionales y está en la junta directiva de varias compañías”.

¿Dónde está el funk en las presentaciones de Ridderstrale?

10 rasgos que hacen de Jonas Ridderstrale un presentador funky

1. Humor: Si algo define a Jonas es el uso intensivo del humor, a veces irreverente, incluso en círculos ejecutivos y directivos, donde credibilidad = seriedad = aburrimiento. Y no sólo hace bromas atrevidas: es capaz de reírse de sí mismo. ¿Qué pasaría si un español se comportara así ante una audiencia seria?

2. Personalización: Allí donde vayas, incluye referencias al país, ciudad o audiencia. Nada nos halaga tanto como que nos saluden en nuestro idioma, alaben nuestro equipo de fútbol o reconozcan nuestra gastronomía. Jonas lanzó unas cuantas referencias que arrancaron aplausos entre el público.

3. Participación: Jonas utilizó todo tipo de técnicas para conseguir la implicación del público. Continuamente nos lanzaba preguntas y nos proponía juegos: batir palmas al unísono para demostrar la auto-organización en los grupos, contarnos por parejas cuatro historias sobre su vida, todo ello sazonado con humor y simpatía.

4. Dinamismo: Mientras que el resto de ponentes hablaron sentados parapetados detrás de una larga y sobria mesa, Jonas actuó de pie y recorrió en varias ocasiones el escenario de un extremo al otro. Al eliminar barreras entre él y el público, logró una mayor conexión. Con un control remoto para avanzar transparencias podría haberse ahorrado las visitas al atril.

5. Teatralidad: Jonas demostró un gran dominio escénico. Acompañaba sus palabras de grandes gestos, afables y abiertos. Y no sólo eso: también gestos ridículos, muecas absurdas, comportamientos impensables en un ponente con el título de doctor, líder de opinión sobre empresa y management, ponente habitual ante administraciones públicas y grandes empresas.

6. Concreto: Jonas utilizó numerosos ejemplos para ilustrar sus ideas, no se quedó en lo abstracto. Enriqueció su discurso con metáforas e imágenes, historias y anécdotas, ejemplos de actualidad e incluso imitaciones de personajes variopintos. Lo concreto sobrevive.

La gente escribe sobre ti historias basadas en información completamente incompleta

7. Paleta paraverbal extraordinaria: Jonas rompió con la monotonía una y otra vez, incansablemente. Introdujo cambios de ritmo, alteraciones de volumen, pausas, cambios de voz y de acento para imitar jocosamente a todo tipo de personas, en definitiva, exprimió todo el jugo posible a su voz.

8. Transparencias con imágenes y poco texto: Como era de esperar, Jonas no utilizó listas de viñetas, sino transparencias con fotografías de calidad profesional y muy poco texto, si es que lo había.

Jonas Ridderstrale en 5º Congreso Dircom 2011 en Madrid

9. Emoción: Las charlas de Jonas constituyen una experiencia emocional: uno ríe, aprende y se cuestiona sus creencias. La charla fue profunda y liviana a un tiempo. Entre bromas, confrontó a la audiencia con su propia humanidad, con sus miedos y carencias. Uno se ríe, sí, pero también se plantea que hay aspectos de su vida que debe cambiar. A fin de cuentas, ¿cómo cambiarás el mundo si no te cambias a ti mismo antes? Para que una charla tenga éxito, hay que bajarla de la cabeza al resto del cuerpo (sí, incluidos los pies).

10. Reto: ¿Qué mejor forma de terminar una charla que con una afirmación motivadora? Jonas concluyó con una afirmación firme y decisiva: do it!. ¿Me has escuchado? ¿Me has visto? ¿Me has sentido? Pues ahora recoge todo lo que ha brotado de este encuentro y … ¡hazlo!

En un mundo donde sobreabundan las presentaciones, sólo destacarán y conectarán con la audiencia las que tengan una receta única. Como afirma Jonas Ridderstrale, “la normalidad engendrará resultados normales”. Debes replantearte tus creencias básicas y liberarte de la lógica del pasado. Me despido con una de sus reflexiones finales:

“El éxito se deriva de ser diferente y luego estar dispuesto a seguir cambiando”.

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

- Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Te sientes funky al presentar?


Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

noviembre 17, 2010

Ayer asistí a FICOD 2010 y gocé del privilegio de ver en directo a Guy Kawasaki. Pocos lectores del blog ignorarán quién es. Su fama comenzó a cimentarse hace más de 25 años como evangelista por excelencia de MacIntosh en los 80 durante su lucha por el mercado informático contra IBM y Microsoft. Posteriormente, tras su salida de Apple, se convirtió en referente mundial de emprendedores gracias a Garage Technology Ventures, especializada en poner en relación a inversores y emprendedores. También escribe libros en un estilo cercano y ameno, directos al grano, que rápidamente se convierten en best-sellers, como El Arte de Empezar.

Pero es que además de todo eso, Guy Kawasaki es un magnífico orador, arte que aprendió desde las trincheras, tras ver miles de presentaciones miserables de emprendedores en busca de dinero.

Las grandes virtudes de Guy Kawasaki como ponente

Podría citar muchas razones por las que las presentaciones de Kawasaki son excepcionales:

  • Sabe cómo conectar con la audiencia: se sirve de un estilo próximo y desenfadado, con numerosas bromas que le acercan al público. Durante la mayor parte de sus charlas, una sonrisa queda colgada de los labios de la audiencia. Guy da siempre lo mejor de sí mismo.
  • Sonríe con toda la cara, con lo que se conoce como “sonrisa de Duchenne”, la cual indica una emoción espontánea y genuina. Cuando Guy sube al escenario nos transmite con su sonrisa que no hay otro lugar en el mundo en el que preferiría estar en ese momento. Así demuestra su compromiso total con la audiencia.

  • Presenta un gran contenido, bien estructurado, rebosante de profundos pensamientos y consejos de innegable utilidad. Guy posee credibilidad. De sus charlas nunca te irás con las manos vacías. O mejor debería decir “con la cabeza vacía”.
  • Utiliza un diseño cautivador en sus transparencias, ya desde la de título: por supuesto, huye de las listas de viñetas; usa fotos de calidad profesional, a menudo a pantalla completa; utiliza el slideware sin llamar la atención sobre sí mismo, como una mera herramienta para comunicar mejor su mensaje. En definitiva, sus transparencias exhiben una elevada relación de señal a ruido.
  • Es capaz de reaccionar ante las dificultades con elegancia y rapidez: en FICOD, después de que el ministro Miguel Sebastián lo presentara como Kurosawa, de que le fallara repetidamente el control remoto que le habían proporcionado, ante una desagradable pantalla llena de publicidad y distracciones, e incluso cuando antes de que terminara se empezaron a oír anuncios por megafonía, Guy no perdió la sonrisa ni un solo instante: bromeó repetidas veces sobre los fallos de Windows, convirtió en un espectáculo humorístico las frecuentes desincronizaciones entre sus transparencias y la persona que las hacía avanzar, en ningún momento perdió la compostura ni arremetió contra la organización. La grandeza se demuestra ante la adversidad.

  • Personaliza las presentaciones para su audiencia: al empezar sus presentaciones suele utilizar una foto o alguna referencia a la empresa u organización donde da la charla.
  • Utiliza un formato de lista de 10 elementos. Una de las innegables virtudes de este formato es proporcionar un mapa sencillo de seguir para que la audiencia siempre sepa dónde está y cuánto le queda. En palabras de Guy: “La mayoría de directivos son aburridos, se alargan, se van por las ramas. Después de ver charla tras charla, he descubierto que si hay algo peor que un orador que no hay quien trague, es un orador que no hay quien trague y además no tengas ni idea de cuánto tiempo más habrás de tragártelo. Es una sensación horrible.” Con el formato de “Lista de 10” al menos sabes durante cuánto tiempo más tendrás que seguir tragando.

Las presentaciones de Guy Kawasaki poseen el poder de encantar a la audiencia. No dejes de ver alguna y comprenderás el porqué.

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

ENTRADAS RELACIONADAS

- Afeita tus presentaciones con la Navaja de Ockham

6 lecciones sobre presentaciones que aprendí sentado a la mesa de Coque

Diez mandamientos del buen diseño

My reign in Spain (reseña del propio Guy Kawasaki durante su estancia en España con motivo de FICOD 2010)

FICOD 2010 & Guy Kawasaki – El arte del encantamiento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has visto alguna charla de Guy Kawasaki? ¿Qué te han parecido?


Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

mayo 26, 2010

El doctor Hans Rosling es profesor de salud internacional en el Karolinska Institutet  de Suecia y director de la Fundación Gapminder, que desarrolló el sistema de visualización de datos Trendalyzer, posteriormente adquirido por Google. Tan poco excitante como parece esta breve descripción y sin embargo Hans Rosling es posiblemente el hombre que mejor ha sabido mostrar estadísticas en una presentación.

No muestres la partitura, toca la música

Suele afirmarse que “los datos hablan por sí mismos” o aquello de “los números cantan”. Y no es verdad. Los datos por sí mismos permanecen mudos, necesitan tu voz para que cuenten su historia en tus presentaciones. Hans Rosling utiliza una sugerente metáfora para ilustrar este punto:

“Poca gente apreciará la música si solamente se le muestran las notas. La mayoría de nosotros necesitamos escuchar la música para apreciarla en toda su belleza. Sin embargo así es como habitualmente presentamos estadísticas: nos limitamos a mostrar la partitura sin tocar la música.”

Presentar datos no tiene por qué ser inherentemente aburrido

Cuando mostramos datos, estadísticas y gráficos parece que nos sentimos obligados a cambiar nuestro estilo de presentación al modo “serio”. Sería una herejía presentar los datos de otra forma. Al igual que durante siglos se creyó que la Tierra era el centro del universo, se piensa que la forma “seria” de presentar estadísticas significa frialdad, racionalidad, agarrotamiento: nos cambia la voz, la postura y hasta el gesto. Hans Rosling desafía las creencias incuestionadas e inamovibles, demostrándonos con maestría que el rigor y la profundidad del mensaje no están reñidos con la pasión y la emoción.

No son los datos en sí, sino lo que hacemos con ellos, lo que convierte a una presentación en una experiencia cautivadora y enriquecedora o aburrida y desmotivadora.  Hans Rosling exhibe todo un arsenal de recursos escénicos y oratorios para satisfacer los tres objetivos de toda presentación:

  • Utiliza anécdotas personales.
  • Nos cuenta historias en primera persona.
  • Basa la mayor parte de su presentación en demos cuidadosamente ensayadas.
  • Tiene clara su idea o mensaje principal y los datos sirven para reforzarla en lugar de para sepultarla.
  • Apenas usa transparencias y en las pocas que aparecen, casi no hay texto. Sus presentaciones son predominantemente visuales. Él es el protagonista y no PowerPoint.
  • Sobre el escenario se nos muestra apasionado, divertido y natural.
  • Una causa, una misión más grande que él mismo le anima, le da fuerza y energía, que luego nos transmite y contagia desde el escenario.

Después de Copérnico la Tierra y con ella el hombre dejaron de ocupar el centro del Universo. Después de Hans Rosling, ya no tenemos excusas para que nuestras presentaciones con datos y estadísticas sigan siendo aburridas.

HANS ROSLING EN ACCIÓN

Hans Rosling nos muestra las mejores estadísticas que hayamos visto

Hans Rosling revela nuevas ideas acerca de la pobreza

Hans Rosling sobre el HIV: Nuevos datos y asombrosos gráficos

Hans Rosling: Dejen que mi conjunto de datos cambie su mentalidad

Hans Rosling: El ascenso de Asia – Cómo y Cuándo

Hans Rosling sobre el crecimiento de la población mundial

Hans Rosling: ¿las buenas noticias de la década?

Hans Rosling y la lavadora mágica

Hans Rosling: Las religiones y los bebés

Pueden encontrarse otros muchos vídeos de Hans Rosling en su página web.

BONUS: El domingo 30 de junio Eduard Punset invitó a Hans Rosling a su programa Redes, donde Hans derribó mitos sobre el mundo.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- No existen temas aburridos, sólo presentaciones aburridas

La Tierra en Miniatura: números y emoción

- No muestres datos, cuenta historias

- Grandes presentaciones: Shift Happens

- Lo concreto sobrevive

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué opinas de Hans Rosling? ¿Cómo muestras tú los datos en tus presentaciones? ¿Conoces otro gran presentador que debería figurar en esta galería?


Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

febrero 2, 2010

El reciente lanzamiento del iPad ha vuelto a poner en el candelero al CEO de Apple y sus extraordinarias habilidades de comunicación. Admitámoslo: las presentaciones de Steve Jobs se cuentan entre las mejores del mundo. Ha conseguido establecer el nuevo rasero de medida de las presentaciones comerciales de productos. De hecho, ha puesto tan alto el listón que pocos CEO en el mundo son capaces de presentar con su sinceridad y naturalidad, con sus transparencias de impactante diseño, encandilando al público durante hora y media. Sus apariciones no son meras presentaciones de información de nuevos productos. Son espectáculos multimedia con música, vídeos, demos y actuaciones en directo. Ejemplificando la exhortación de Paul Arden, Steve Jobs no da charlas, monta shows. Sin importar el contenido de nuestras presentaciones, todos tenemos mucho que aprender de las suyas.

Los secretos de las presentaciones de Steve Jobs

El experto en comunicación Carmine Gallo acaba de publicar un libro titulado “The Presentation Secrets of Steve Jobs: How to Be Insanely Great in Front of Any Audience”, donde revela detalladamente todos los entresijos de las presentaciones de Steve Jobs, desde la planificación y preparación de sus charlas con meses de antelación, hasta los días de ensayo previos a la exposición final. Aprendemos leyendo el libro algo que intuíamos viendo las charlas de Steve Jobs: semanas de preparación, nada abandonado a la suerte, riguroso trabajo y ensayo. No hay atajos para la excelencia.

¿Qué podemos aprender de las presentaciones de Steve Jobs?

Por resumirlo en una sola palabra: todo. Por ser más explícitos, repasaré algunas de las características de las presentaciones que Steve Jobs maneja magistralmente:

  • Pasión por el producto: A Steve Jobs se le nota emocionado con sus productos y lo contagia al público. Salen deseando comprarse uno. Siempre mira a la audiencia de frente, sin dar la espalda para leer transparencias (que por otro lado poco texto tienen que leer). Es capaz de cautivar a la audiencia como pocos presentadores. Si no muestras pasión por tu producto, no esperes que la audiencia lo haga.
  • Elimina el ruido de las transparencias: El diseño de sus transparencias es legendario: minimalismo puro, sin logos, ni cabeceras, ni pies, ni números, ni elementos decorativos ni nada que no contribuya a transmitir el mensaje de la transparencia. Difícilmente servirían como resumen de la charla.
  • Evita las listas de viñetas: Steve Jobs hace un uso moderado de las listas de viñetas al enumerar las características de un artículo. Su uso es tan sutil que cuesta darse cuenta de que las ha usado. Cuán lejos de las aburridas presentaciones en PowerPoint basadas en el patrón de la lista de viñetas.
  • Usa transparencias visuales: Sus presentaciones son visualmente simples, elegantes y atractivas, con muy poco texto que leer. Sus transparencias nunca sobrecargan a la audiencia porque mayormente están vacías.
  • Proporciona un mapa: Informa a la audiencia sobre los temas que va a tratar e informa en cada momento de dónde está para que nadie se pierda, creando transiciones claras entre las distintas partes de la charla.
  • Presenta un único tema o idea central: Con frases cortas y contundentes, presenta el tema o mantra de la charla, en torno al cual se estructuran todos los demás elementos.
  • No muestra estadísticas, cuenta historias: No se limita a mostrar gráficas y números, los pone en contexto, los relaciona con el pasado o con la competencia, presenta números con analogías, los dota de vida, los hace fáciles para la audiencia. Lo concreto sobrevive.
  • Rompe la monotonía: Mediante demos, vídeos de anuncios, cambio de presentador en el escenario y actuaciones en directo, nunca transcurren más de 10 minutos sin un nuevo giro de la presentación. Se evita así sobrecargar la capacidad cognitiva de la audiencia y aburrirla. Por muy bueno que seas, resulta difícil mantener el interés más allá de 20 minutos.
  • Ensaya, ensaya, ensaya: Dicen que Steve Jobs dedica interminables horas de ensayo anteriores a la presentación. Y se nota en la aparente y engañosa facilidad y fluidez con que todo transcurre. En ocasiones puede aparecer algún fallo que otro, sí, pero sin ensayo, nunca habría alcanzado la fama que merecidamente gozan sus presentaciones.

Las presentaciones de Steve Jobs no sólo informan, también inspiran. Empieza por ver una hoy mismo. Déjate inspirar por ellas. Tus presentaciones ya nunca serán las mismas.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENALCES RELACIONADOS

How to Present Like Steve Jobs

Steve Jobs’ Presentation Secrets

Presentaciones de Steve Jobs en iTunes

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué opinas de Steve Jobs como presentador? ¿Crees que sus presentaciones son tan buenas como dicen?


A %d blogueros les gusta esto: