Cómo tuitear en vivo directamente desde PowerPoint

noviembre 30, 2010

El uso del backchannel durante los últimos eventos de nuevas tecnologías y medios sociales se está disparando. No hay más que ver los recientes EBE 2010 con más de 36.000 tweets o FICOD con más de 27.000. Mientras los ponentes hablan, la audiencia no para de tuitear: las ideas más atractivas de los ponentes, informaciones adicionales que complementan lo expuesto por los ponentes, impresiones sobre el evento, mensajes a otros asistentes, preguntas para los ponentes, etc. Todo el mundo tuitea, menos el ponente, que bastante tiene con hablar. ¿O no?

Tuitea lo que quieres que otros retuiteen

¿Por qué esperar a que otros tuiteen tus palabras? Puedes ponérselo en bandeja tuiteando tú mismo tus propias ideas más interesantes a medida que las vas presentando, lo que facilitará a la audiencia el retuitearlas.

Autotweet es un complemento para PowerPoint que permite enviar tweets directamente desde las transparencias de una presentación a medida que éstas avanzan. El texto a enviar se escribe en las notas de las transparencias, entre las etiquetas [twitter] y [/twitter].

La configuración es muy sencilla: el usuario debe crear primero gratuitamente una cuenta en SuperTweet.Net, sitio que actúa de proxy para la Twitter de API, ya que Autotweet no soporta la autenticación mediante OAuth.

Una vez creada la cuenta en SuperTweet.Net, debe instalarse el complemento de Autotweet en PowerPoint. Si ya lo has descargado desde el sitio web de FREE PowerPoint Twitter Tools, haz clic sobre el botón de Office y pulsa el botón Opciones de PowerPoint. Selecciona Complementos y a continuación en la lista Administrar selecciona la opción Complementos de PowerPoint y pulsa el botón Ir. Pulsa el botón Agregar nuevo y añade el archivo Autotweet.ppam desde donde lo hubieras descargado.

Habrá aparecido una nueva opción de menú llamada Complementos. Selecciónala y pulsa sobre Autotweet. En la ventana de configuración de Autotweet deberás introducir el nombre de tu cuenta de Twitter y la contraseña que utilizaste al configurar tu cuenta de SuperTweet.Net. Acuérdate de pulsar el botón de activar el auto-tuiteo. Si lo deseas puedes hacer que Autotweet genere una ventana emergente cada vez que envía un tweet. Te lo recomiendo para hacer pruebas, pero no durante una presentación.

A partir de este momento, durante los eventos podrás tuitear en vivo desde tus transparencias sin más que encerrar el texto entre las etiquetas [twitter] y [/twitter] dentro de las notas. Los tweets sólo se enviarán cuando estés en modo presentación (y con conexión a Internet, huelga decir).

Yo uso Keynote, ¿qué hago?

Existe una aplicación similar para usuarios de Mac llamada Keynote Tweet, disponible en keynotetweet. Nótese que esta aplicación es para Keynote y no para PowerPoint.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Backchannel (I): Conversaciones en línea durante tus presentaciones

- Backchannel (II): 10 consejos para organizar un evento que facilite la creación de conversaciones en línea

- Backchannel (III): 9 pasos para transformar tus presentaciones en oportunidades de creación de comunidades

- Backchannel (IV): 15 formas de aportar valor como audiencia a un evento

- Backchannel (V): Alternativas a Twitter para transformar presentaciones en conversaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Conoces alguna otra herramienta similar? ¿Has probado alguna vez a tuitear desde tus transparencias? ¿Cómo fue tu experiencia?


Backchannel (V): Alternativas a Twitter para transformar presentaciones en conversaciones

noviembre 24, 2010

Siempre han existido conversaciones al margen del presentador/profesor, como aquellos papelitos que hacíamos circular por la clase de mano en mano. Gracias a las nuevas tecnologías, la formación de un backchannel supone una herramienta privilegiada para:

  1. Organizar un evento que facilite la creación de conversaciones en línea.
  2. Transformar tus presentaciones en oportunidades de creación de comunidades.
  3. Permitir que la audiencia aporte valor a un evento.

Twitter no siempre es la mejor opción

Asociamos backchannel con Twitter, pero no tiene por qué. De hecho, se me ocurren muchas razones por las que crear backchannels con Twitter durante un evento puede ser una mala idea:

  • ¿Cómo participar si no tienes cuenta en Twitter, aunque poseas un dispositivo con acceso a Internet? Y olvídate de crear una cuenta in situ: familiarizarse con Twitter lleva su tiempo.
  • Si a tus seguidores de Twitter no les interesa el evento, puedes inundarlos con mensajes que ni les van ni les vienen y que probablemente experimentarán como ruido.
  • Los mensajes no se agrupan en conversaciones o hilos, todo aparece mezclado en el timeline del usuario, aumentando la confusión.
  • Los 140 caracteres pueden representar una limitación considerable. Después de todo, ¿por qué las conversaciones en eventos deben estar así de limitadas?
  • Muchos usuarios publican exactamente las mismas frases y luego se retuitean unos a otros, lo que provoca información redundante cuando son seguidos por las mismas personas.
  • Si hay varias sesiones en paralelo resulta muy difícil, por no decir que imposible, hacer un seguimiento ordenado de todas ellas.
  • A menudo se echa en falta un contexto para los mensajes tuiteados: ¿quién dijo esa frase? ¿en qué charla? ¿de qué estaba hablando? El estilo telegráfico de Twitter termina produciendo anorexia informativa que resta valor a las aportaciones.
  • A veces parece que la gente está más pendiente de tuitear cosas retuiteables para acumular retuiteos que de la conversación.
  • Los que no están en Twitter nos ven como una secta.

Alternativas a Twitter para crear backchannels

Admitámoslo: Twitter se ha convertido en el estándar de facto para tuitear eventos, pero no es la mejor herramienta posible. ¿Qué pasaría si se diseñasen herramientas pensadas exclusivamente para crear backchannels en eventos, clases y reuniones?

BackNoise y TodaysMeet permiten crear “salas” de chat con pasmosa sencillez a través del navegador mediante un sencillo interfaz. Permiten además integrar en la sala el twitterstream asociado a un hashtag, así como todo lo que publica la gente que se une a la sala. La URL de la sala puede hacerse pública para que cualquiera pueda unirse y participar en la conversación. Son muy parecidos a Twitter, ya que exhiben muchas de sus limitaciones, salvo exigir una cuenta ya creada. A diferencia de lo que está pasando con la batalla por conseguir followers en Twitter, se centran más en la conversación que en los personajes que participan (no hay avatares).

BackNoise añade algunas características a TodaysMeet, como la posibilidad de silenciar una conversación hasta un determinado punto (buzzkill) o dejar de ver ciertas personas de la conversación. Por lo demás ambas son muy parecidas y gratuitas.

Cuando lo que importa es crear en dos segundos un sencillo backchannel accesible a cualquiera con un navegador y conexión a Internet, plantéate seriamente usar BackNoise o TodaysMeet.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Backchannel (I): Conversaciones en línea durante tus presentaciones

- Backchannel (II): 10 consejos para organizar un evento que facilite la creación de conversaciones en línea

- Backchannel (III): 9 pasos para transformar tus presentaciones en oportunidades de creación de comunidades

- Backchannel (IV): 15 formas de aportar valor como audiencia a un evento

- Habla menos y escucha más

Conoce la opinión de la audiencia durante tu presentación mediante votaciones en vivo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has vivido otros inconvenientes del uso de Twitter durante algún evento? ¿Has probado otras herramientas para crear backchannels?


Cómo descargar a tu disco los vídeos de TED con los subtítulos en español

noviembre 19, 2010

En mis cursos y conferencias utilizo habitualmente como complemento a mis explicaciones vídeos de conferencias TED. Como nadie me garantiza que todos los alumnos entiendan el inglés, reproduzco los vídeos directamente desde la página web de TED con los subtítulos en español activados.

No me gusta porque hacerlo así presenta varios inconvenientes:

  1. Debo abandonar las transparencias y conmutar al navegador, interrumpiendo el flujo natural de la presentación, lo que le resta elegancia
  2. En esos momentos dependo completamente de la conexión a Internet, la cual, obedeciendo a la ley de Murphy, podría dejar de funcionar en ese preciso momento. Y me ha pasado, aunque llevo plan B por si falla la WiFi: mi conexión 3G a través del iPhone.
  3. Quién sabe, hasta el sitio web de TED podría caerse. Aunque no me ha pasado nunca, podría: sin ir más lejos hace un par de semanas anunciaron una interrupción temporal del servicio. Mira que si te toca justo durante una conferencia…

En mi último curso sobre el Arte de Presentar, uno de los alumnos (¡gracias, John!) me explicó cómo podía descargar los vídeos de TED junto con los subtítulos en español, de manera que puedan reproducirse desde PowerPoint con entera libertad, sin fisuras ni costuras. El proceso de 3 pasos es bien sencillo.

Paso 1: Descarga el vídeo de TED a tu disco duro

Conéctate a la página del vídeo TED en cuestión y pulsa el enlace Download que aparece bajo el vídeo.

Se abre una nueva ventana. En ella haz clic con el botón secundario del ratón sobre Download video to desktop (MP4), o sea, descargar el vídeo al ordenador en formato MP4, y selecciona Guardar enlace como.

Guarda el archivo en algún lugar de tu disco duro, SirKenRobinson_2006.mp4 en mi ejemplo.

Paso 2: Descarga los subtítulos en español del vídeo a tu disco duro

Conéctate a la página Ted Talk Subtitle Download e introduce el URL del vídeo de TED que acabas de descargar y pulsa el botón Download. Aparacerá una lista con las abreviaturas de los idiomas a los que ha sido traducido el vídeo. Si está traducido al español, podrás hacer clic sobre el hiperenlace spa para obtener los subtítulos en español. Se cargará una nueva página con los subtítulos.

En la barra de herramientas del navegador selecciona Ver>Código fuente de la página si usas Firefox o Ver>Código fuente en Internet Explorer, o similar en otros navegadores. Se abrirá una nueva ventana con los subtítulos bien formateados en líneas separadas.

En Firefox selecciona Archivo>Guardar página actual como o en Internet Explorer selecciona Archivo>Guardar>Fuente HTML, o similar en otros navegadores. A continuación nombra el archivo con el mismo nombre que el MP4 recién descargado de TED, pero cambiando la extensión a .srt: por ejemplo, el archivo anterior quedará como SirKenRobinson_2006.srt. Para facilitar la reproducción, te recomiendo que los dos archivos los guardes en el mismo directorio.

Paso 3: Crea un vídeo con los subtítulos sobreimpuestos a la imagen

Para reproducir el vídeo junto con los subtítulos basta que utilices un reproductor que te permita hacerlo. Te recomiendo VLC, un fantástico reproductor de medios que lo reproduce (prácticamente) todo. Soy un fanático de este programa, que puedes controlar remotamente con tu iPhone o Android. Si has dado el mismo nombre al archivo de vídeo y al de subtítulos y los has alojado en la misma carpeta, basta con que abras el vídeo con VLC para que se reproduzca con los subtítulos perfectamente sincronizados.

¡Disfruta en cualquier sitio de vídeos de TED con subtítulos en español!

ENTRADAS RELACIONADAS

- Secretos del PowerPoint: Cómo insertar vídeos de Youtube en tu presentación

- TEDxSol: si podemos contarlo, podemos hacerlo

TEDxMadrid 2010 y el arte de propagar ideas valiosas

Los TED mandamientos: reglas que todo presentador debe obedecer

- TED: la presentación de tu vida en 18 minutos

DIÁLOGO ABIERTO

¿Tú también utilizas vídeos de TED en tus presentaciones? ¿Cómo los usas?


Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

noviembre 17, 2010

Ayer asistí a FICOD 2010 y gocé del privilegio de ver en directo a Guy Kawasaki. Pocos lectores del blog ignorarán quién es. Su fama comenzó a cimentarse hace más de 25 años como evangelista por excelencia de MacIntosh en los 80 durante su lucha por el mercado informático contra IBM y Microsoft. Posteriormente, tras su salida de Apple, se convirtió en referente mundial de emprendedores gracias a Garage Technology Ventures, especializada en poner en relación a inversores y emprendedores. También escribe libros en un estilo cercano y ameno, directos al grano, que rápidamente se convierten en best-sellers, como El Arte de Empezar.

Pero es que además de todo eso, Guy Kawasaki es un magnífico orador, arte que aprendió desde las trincheras, tras ver miles de presentaciones miserables de emprendedores en busca de dinero.

Las grandes virtudes de Guy Kawasaki como ponente

Podría citar muchas razones por las que las presentaciones de Kawasaki son excepcionales:

  • Sabe cómo conectar con la audiencia: se sirve de un estilo próximo y desenfadado, con numerosas bromas que le acercan al público. Durante la mayor parte de sus charlas, una sonrisa queda colgada de los labios de la audiencia. Guy da siempre lo mejor de sí mismo.
  • Sonríe con toda la cara, con lo que se conoce como “sonrisa de Duchenne”, la cual indica una emoción espontánea y genuina. Cuando Guy sube al escenario nos transmite con su sonrisa que no hay otro lugar en el mundo en el que preferiría estar en ese momento. Así demuestra su compromiso total con la audiencia.

  • Presenta un gran contenido, bien estructurado, rebosante de profundos pensamientos y consejos de innegable utilidad. Guy posee credibilidad. De sus charlas nunca te irás con las manos vacías. O mejor debería decir “con la cabeza vacía”.
  • Utiliza un diseño cautivador en sus transparencias, ya desde la de título: por supuesto, huye de las listas de viñetas; usa fotos de calidad profesional, a menudo a pantalla completa; utiliza el slideware sin llamar la atención sobre sí mismo, como una mera herramienta para comunicar mejor su mensaje. En definitiva, sus transparencias exhiben una elevada relación de señal a ruido.
  • Es capaz de reaccionar ante las dificultades con elegancia y rapidez: en FICOD, después de que el ministro Miguel Sebastián lo presentara como Kurosawa, de que le fallara repetidamente el control remoto que le habían proporcionado, ante una desagradable pantalla llena de publicidad y distracciones, e incluso cuando antes de que terminara se empezaron a oír anuncios por megafonía, Guy no perdió la sonrisa ni un solo instante: bromeó repetidas veces sobre los fallos de Windows, convirtió en un espectáculo humorístico las frecuentes desincronizaciones entre sus transparencias y la persona que las hacía avanzar, en ningún momento perdió la compostura ni arremetió contra la organización. La grandeza se demuestra ante la adversidad.

  • Personaliza las presentaciones para su audiencia: al empezar sus presentaciones suele utilizar una foto o alguna referencia a la empresa u organización donde da la charla.
  • Utiliza un formato de lista de 10 elementos. Una de las innegables virtudes de este formato es proporcionar un mapa sencillo de seguir para que la audiencia siempre sepa dónde está y cuánto le queda. En palabras de Guy: “La mayoría de directivos son aburridos, se alargan, se van por las ramas. Después de ver charla tras charla, he descubierto que si hay algo peor que un orador que no hay quien trague, es un orador que no hay quien trague y además no tengas ni idea de cuánto tiempo más habrás de tragártelo. Es una sensación horrible.” Con el formato de “Lista de 10” al menos sabes durante cuánto tiempo más tendrás que seguir tragando.

Las presentaciones de Guy Kawasaki poseen el poder de encantar a la audiencia. No dejes de ver alguna y comprenderás el porqué.

OTROS GRANDES PRESENTADORES EN LA GALERÍA

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Galería de grandes presentadores: Hans Rosling y el arte de narrar estadísticas

ENTRADAS RELACIONADAS

- Afeita tus presentaciones con la Navaja de Ockham

6 lecciones sobre presentaciones que aprendí sentado a la mesa de Coque

Diez mandamientos del buen diseño

My reign in Spain (reseña del propio Guy Kawasaki durante su estancia en España con motivo de FICOD 2010)

FICOD 2010 & Guy Kawasaki – El arte del encantamiento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Has visto alguna charla de Guy Kawasaki? ¿Qué te han parecido?


Cuanto más te preocupes por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectarás

noviembre 11, 2010

Sólo de pensar en la próxima presentación que tendrás que realizar ante un nutrido auditorio, ¿te pones enfermo? ¿Te produce una gran ansiedad hablar en público? Aunque la perspectiva no te atemorice, ¿percibes que no llegas a conectar sinceramente con la audiencia?

Si quieres aprender a superar tu miedo y a conectar mejor, tal vez deberías empezar por hacerte la siguiente pregunta:

Cuando preparas una presentación, ¿en quién estás pensando la mayor parte del tiempo? ¿En ti mismo o en tu audiencia?

El miedo sano te centra en la audiencia, el miedo insano te centra en ti mismo

Ante una futura intervención en público, phobos, el miedo patológico, nos inmovilizará, impidiéndonos vivir el ahora. En lugar de aprovechar nuestro tiempo y energías para investigar a la audiencia, acumular un buen material, crear una gran presentación, pasaremos las horas previas, ya sean de vigilia o de sueño, dándole vueltas a nuestros temores: ¿haré el ridículo?, ¿me pondrán en evidencia con preguntas difíciles?, ¿me quedaré en blanco?, ¿estaré a la altura?, ¿lo haré mejor que fulanito o menganito?, ¿obtendré una buena reseña?, ¿habré convencido al cliente? Yo, yo, yo y sólo yo. ¿Te das cuenta? Sólo piensas en ti mismo y en cómo lo harás. En ningún momento se te ha ocurrido pensar en las necesidades de la audiencia ni en cómo servirla mejor. Nunca olvides que en una presentación no hablas para ti, hablas para la audiencia. Phobos hunde sus raíces en el ego: tu propio temor te hace tener ojos sólo para ti. Pero si sólo te preocupas por ti mismo, ¿cómo esperas conectar con la audiencia?

Deimos, el miedo sano, nos mantiene alerta ante las necesidades de la audiencia: ¿qué necesita?, ¿me está siguiendo?, ¿estoy resolviendo su problema?, ¿cómo puedo ayudarle mejor?, ¿le aportará valor mi presentación? Cuanto más te preocupas por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectarás con ella. En lugar de ver a la audiencia como una amenazadora masa indiferenciada, aprenderás a verla como un conjunto de personas individuales, cada una de ellas con sus inquietudes, expectativas y valor intrínseco. En el momento en que empieces a valorar a la audiencia, podrás aportarle valor. Y el miedo se irá por sí mismo.

Puedes ser un orador técnicamente perfecto, pero el público siempre sabe cuándo te interesas por él

La inseguridad hace que busques la aprobación de tu audiencia. Cuanto más necesites su aceptación, más te esforzarás por impresionarla y menos por satisfacer sus necesidades. El miedo puede ser sutil. Muchos oradores no temen enfrentarse a una audiencia; temen no ser evaluados como el mejor ponente del evento o no apabullar al cliente. La madurez de un ponente no sólo se mide por la calidad de sus presentaciones, antes incluso por su capacidad para ver y actuar por y para la audiencia.

Cuando tu ego desaparece, deimos triunfa, phobos retrocede.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Habla menos y escucha más

- No conviertas tu presentación en una sesión de karaoke

- Si haces presentaciones habitualmente puedes desarrollar un sentido desproporcionado de tu propia importancia

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué es lo que más te preocupa cuando se acerca tu próxima presentación?


5 limitaciones que debes tener en cuenta a la hora de usar fotografías de stock en tus presentaciones

noviembre 4, 2010

Y yo me pregunto: ¿todas las teleoperadoras y recepcionistas son divinas de la muerte y pasan el día exhibiendo una preciosa sonrisa Profident? ¿A todas las reuniones de negocios asisten jóvenes apuestos y sonrientes embutidos en cara ropa de marca, con un equilibrio perfecto de género entre hombres y mujeres y de raza entre africanos, asiáticos, nórdicos y caucásicos? ¿Acaso todas las familias viven en casas con salones minimalistas más amplios que toda mi casa y sonríen mientras miran descalzos acariciando un perro de lanas una pantalla tan grande como la pared de mi salón?

Las fotografías de stock no retratan la vida

Las fotografías de stock presentan innumerables ventajas y recomiendo con entusiasmo su uso, pero cuidado: no están exentas de peligros. Exhiben numerosas limitaciones:

  • Falta realismo: Los sujetos que aparecen en las mismas son modelos profesionales, cuyos semblantes y apariencia a menudo nada tienen que ver con la realidad cotidiana de los escenarios que retratan. Busca “oficina” en iStockphoto y entenderás lo que digo: ¿alguna vez en tu vida has visto oficinas así?

  • Falta espontaneidad: El mismo hecho de que la mayoría de fotografías de stock estén tomadas en un estudio resta toda espontaneidad a la situación retratada. Son demasiado perfectas: perfecta composición, perfecta iluminación, perfecta pose, ¡ni un cabello fuera de lugar!

  • Falta exclusividad: Del mismo modo que tú puedes comprarlas para incluirlas en tu presentación o documento, ¡también puede el resto del mundo! Cada vez me resulta más frecuente encontrarme en presentaciones fotos que yo ya había usado o visto usar anteriormente. En algunos casos, el impacto o sorpresa de la foto ser verá resentido. En otro, se puede llegar al extremo de dos libros con la misma portada.

  • Falta originalidad: Cuando escribes una palabra en el buscador de los sitios de venta de fotografías de stock, aparecen muchas imágenes que no son más que clichés: el apretón de manos con una bola del mundo como telón de fondo, el dardo acertando en el centro de la diana, la pareja de hombre y mujer de negocios contemplando el monitor de ordenador, y así sucesivamente. Si te quedas con las imágenes de los primeros resultados, posiblemente te estés quedando con los clichés.

  • Faltan situaciones reales: Puesto que la práctica totalidad de las fotos de stock se realizan en estudio o ambientes artificiales, no encontraremos en estos sitios fotografías de escenarios reales: fiestas populares, conflictos bélicos, movimientos sociales, etc.

Si lo que persigues es algo especial, busca en otro lugar. Te sugiero que empieces por Flickr y que uses Compfight para tus búsquedas.

ENTRADAS RELACIONADAS

Siete secretos de la fotografía profesional aplicados a las presentaciones

13 ideas para cautivar a la audiencia con las fotografías de tu presentación

Utiliza fotos de calidad profesional en tus presentaciones

DIÁLOGO ABIERTO

¿Te has encontrado con otras limitaciones al usar fotografías de stock?


Pánico en el estrado (VIII): los circuitos cerebrales del miedo

noviembre 2, 2010

Cuenta el filósofo español José Antonio Marina en su obra Anatomía del miedo que el mariscal Henri de Turenne (1611-1675), famoso por su bravura, antes de entrar en combate se dijo:

¿Tiemblas, cuerpo mío? Pues más temblarías si supieras dónde te voy a meter.

Tenía miedo antes de cada batalla, pero no se dejaba intimidar por él. Es normal tener miedo antes de hablar en público, pero debemos ser nosotros quienes lo controlamos a él, y no al revés.

Tal vez pueda ayudarnos el comprender cómo funcionan los procesos neurológicos que desencadenan el miedo. ¿Cómo se puede aprender a no temerlo, sino a controlarlo?

Escenario biológico del miedo: la teoría del cerebro triuno de MacLean

El cerebro ha ido creciendo caóticamente, como una vieja casa a la que se le añade un corredor aquí, un porche allá y luego un desván. La parte más antigua de nuestro cerebro corresponde al tallo o tronco cerebral, compartida con los reptiles, de ahí que también se lo conozca como cerebro reptil. El tallo cerebral es el encargado de regular las funciones autónomas de nuestro cuerpo, como la circulación sanguínea, la respiración, la digestión, etc. Esta parte del cerebro es responsable de algunas reacciones somáticas ante las situaciones de peligro.

A lo largo de miles de años fue evolucionando sobre el anterior un segundo cerebro compartido con el resto de mamíferos: el sistema límbico o cerebro emocional, sede de las reacciones emocionales del miedo. El centro del miedo se localiza más concretamente en una pequeña zona denominada amígdala cerebral, por su forma ovalada de almendra. Ella es la responsable de disparar la señal de alarma en las situaciones de peligro.

Sobre este cerebro emocional arcaico, la evolución ha ido añadiendo un nuevo cerebro recubriendo al anterior, de ahí su nombre de neocórtex o nueva corteza cerebral, responsable de los complejos y avanzados procesos mentales humanos. Los mecanismos de regulación de las emociones en general y del miedo en particular se sitúan en esta capa más reciente de nuestro cerebro.

Nuestro cuerpo siempre siente miedo antes que nuestra mente

En Psicología del miedo, el experto en el tratamiento de miedos y fobias Christophe André explica el circuito biológico de activación del miedo. En primer lugar, nuestros órganos sensoriales (vista, oído, olfato, etc.) reciben información del entorno señalando la presencia o la posibilidad de un peligro. Estas informaciones activan la amígdala cerebral, la cual pone en marcha una primera alarma corporal bajo la forma de una reacción de despertar, sobresalto y tensión. Una vez activada esta alarma, el neocórtex se encarga de integrar todas las informaciones sensoriales, emocionales, culturales y personales para ejecutar un plan de acción que se adapte a las necesidades y al contexto de la situación de peligro. No podemos impedir la aparición de nuestras reacciones de miedo, pero sí podemos regularlas.

Sin embargo, si el neocórtex no frena la señal de alarma activada por la amígdala, el miedo se desboca: se instaura el pánico. Cuanto más se repite el pánico o sus comienzos, más se refuerzan los circuitos cerebrales del miedo hasta que éste se vuelve funcional. La amígdala aprende y memoriza perfectamente las experiencias y condicionamientos del miedo. Los temores excesivos responden a un desequilibrio en el diálogo entre la amígdala, centro del miedo, y la corteza, reguladora del miedo para su buen uso: demasiada activación e insuficiente regulación.

El aprendizaje del miedo es una vía de dos sentidos

La neuroplasticidad cerebral permite actuar sobre nuestro cerebro para lograr deshacer los caminos del miedo y que la amígdala desaprenda las reacciones ante estímulos prácticamente insignificantes.

Ahora bien, el cerebro emocional sólo cambia con la acción: evitar las situaciones temidas o reflexionar sobre nuestros temores no nos ayudará a librarnos de ellos. El cerebro emocional no escucha nunca al racional: sólo cree en lo que siente.

Sólo enfrentándote a tus miedos podrás superarlos

¿Cómo podemos desensibilizar el miedo? Mediante la terapia de exposición y de reestructuración cognitiva: viviendo nuevas experiencias que demuestren que muchos de nuestros prejuicios, creencias y supuestos sobre las situaciones que nos producen ansiedad son exagerados e irreales. La terapia de exposición hace que experimentemos de forma controlada nuestros temores y nos ayuda a descubrir y corregir nuestros pensamientos erróneos.

No elegimos tener miedo, pero podemos elegir hacerle frente para mantenerlo bajo control.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Pánico en el estrado (I): catálogo de reacciones ante al miedo

- Pánico en el estrado (II): cartografía de miedos al discurso

- Pánico en el estrado (III): índice de conductas ansiosas

- Pánico en el estrado (IV): ¿piensas negativamente?

- Pánico en el estrado (V): cambia tu forma de pensar

- Pánico en el estrado (VI): supera la ansiedad de hablar en público

- Pánico en el estrado (VII): El miedo es un maravilloso sistema de alarma

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo controlas tu miedo a hablar en público?


A %d blogueros les gusta esto: