22 fórmulas para aplicar con éxito la técnica AIDA a la creación de títulos que enganchen

abril 17, 2012

“Un buen título debería ser como una buena metáfora: debería intrigar sin ser demasiado desconcertante o demasiado obvio.”

‒Walker Percy

El título de una presentación es un espacio muy pequeño como para comprimir en él demasiada información. Y a pesar de todo, si las circunstancias de tu presentación permiten títulos de corte más sensacionalista, puedes probar algunos que incorporan a la perfección la técnica AIDA.

Puedes utilizar alguna de las siguientes fórmulas para crear títulos AIDA. Lo único que tienes que hacer es rellenar [x] con un sustantivo, número o verbo que haga referencia al tema de tu presentación:

  1. El secreto de [blanco] o Los [número] secretos de [blanco]
  2. El método que está ayudando a [blanco] a [blanco]
  3. La verdad sobre [blanco] y cómo puede ayudarte a cambiar tu vida
  4. Formas poco conocidas para [blanco] o [número] formas poco conocidas para [blanco]
  5. Libérate de [problema] para siempre
  6. Forma rápida de [solventar un problema]
  7. Los [número] problemas más frecuentes al [blanco] y cómo solucionarlos
  8. Ahora [objeto o circunstancia deseable] también puede ser tuyo
  9. [Haz algo] como [ejemplo de talla mundial]
  10. Ten un [o] Construye un [blanco] del que estar orgulloso
  11. Las [número] preguntas y respuesta más frecuentes sobre [blanco]
  12. Lo que todo el mundo debería saber acerca de [blanco] o Las [x] cosas que todo el mundo debería saber acerca de [blanco]
  13. Dame [corto período de tiempo] y yo te daré [blanco]
  14. Si no [blanco] ahora, te odiarás más adelante
  15. Las [número] técnicas que sólo los expertos en [blanco] conocen
  16. El camino del [blanco] perezoso hacia [blanco]
  17. ¿Reconoces los [número] síntomas de aviso de [blanco]?
  18. Descubre lo fácilmente que puedes [resultado deseable]
  19. No tienes que ser [reto difícil] para conseguir [resultado deseable]
  20. ¿Cometes alguno de estos [número] errores a la hora de [blanco]?
  21. Los errores que cometí en [blanco] y lo que aprendí de ellos
  22. Por qué [blanco] cambiará tu vida para siempre desde ya

Esta técnica AIDA de creación de títulos no sólo sirve para presentaciones, sino también para artículos de blogs, de revistas, de periódicos e incluso de libros. ¡Atrapa la atención de tu audiencia ya desde el título!

[Si quieres aprender nuevas técnicas para captar y mantener la atención, apúntate a mi próximo curso en abierto sobre Cómo crear presentaciones de alto impacto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

- Claves de un buen título para atraer en masa al público a tu presentación

- Lo que deberías saber para crear buenos títulos de transparencias para tus presentaciones

-  Deja claro tu mensaje al principio y al final de tu presentación

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cuáles son los títulos que mejor te funcionan? ¿Se te ocurren más ejemplos de fórmulas para títulos con gancho?


Aprende de la publicidad a crear títulos AIDA

abril 12, 2012

Vivimos en la Economía de la Atención. La cantidad de información a nuestro alcance crece exponencialmente, mientras que nuestra capacidad de atención, en otras palabras, la cantidad de tiempo disponible para procesarla, se mantiene constante.

Yo estoy suscrito a cientos de blogs. Por supuesto, no puedo leer los cientos de entradas nuevas que me encuentro cada día. ¿Cómo filtro todo este ruido informacional? Mi primer filtro es el título de la entrada: si no me incita a abrirla, directamente la borro.

A fuerza de leer millones de noticias y artículos en periódicos, blogs, revistas, uno va aprendiendo los ingredientes de los títulos que siempre dan buenos resultados. El título debe incitarte a leer la historia del artículo que existe detrás. Y las historias se alimentan de un ingrediente básico: el conflicto. Este conflicto debe aflorar en el título de manera que el lector se sienta impelido a leer la historia y saber cómo se resuelve. Y si el conflicto es sobre su propia vida, entonces mejor que mejor.

El esquema AIDA en el marketing

En el mundo del marketing se enfrentan continuamente al mismo desafío: hacer destacar un nuevo mensaje publicitario entre el maremágnum de anuncios en todo tipo de medios. Desde hace más de 100 años, los publicistas han empleado con éxito variantes del esquema AIDA, regla mnemotécnica ya enunciada por E. St. Elmo Lewis en 1896 y que explica el camino a seguir por un mensaje publicitario:

Utiliza títulos AIDA en tus presentaciones

  • Atraer la Atención, sorprender a la audiencia a través de la búsqueda constante de la novedad.
  • Despertar el Interés, gracias a una oferta con gancho orientada hacia el producto que se desea vender.
  • Suscitar el Deseo, destacando los beneficios que se supone derivan del uso de los productos anunciados.
  • Impulsar a la Acción, concretamente a la acción de comprar. No olvides que toda presentación es una venta, de una idea, servicio o producto. Sí, toda presentación.

¿Qué título te parece que sigue mejor el esquema AIDA? ¿“Herramientas de publicidad de Google” o “Cómo ganar más de 1.000 Euros al mes con las herramientas publicitarias de Google”?

Cuanto más claro quede el beneficio de tu presentación para la audiencia, ya desde el título, más gente atraerás a la misma y mayor interés despertarás antes incluso de empezar a hablar.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Lo que deberías saber para crear buenos títulos de transparencias para tus presentaciones

- Tu presentación es un servicio, no un producto

- Siete ideas para transformar tus presentaciones en experiencias

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué clase de títulos utilizas en tus presentaciones?


Claves de un buen título para atraer en masa al público a tu presentación

octubre 22, 2009

Advertising Headlines That Make You Rich: Create Winning Ads, Web Pages, Sales Letters and MoreEn cierto tipo de eventos en los que existen muchas charlas simultáneas, deberás competir con otros ponentes por la asistencia del público. Esta batalla se gana o se pierde en el título de la presentación. Con toda probabilidad, la única información sobre tu charla disponible para un gran público potencial será su título. Por consiguiente, se trata de un elemento de tu presentación con una importancia capital. Deberías ensayar un buen número de títulos y reexaminarlos más adelante.

Todo título encierra una promesa

El título de tu presentación encierra una promesa a los asistentes. Su deber es comunicar sin ambages qué beneficio obtendrán a cambio de su valioso tiempo. Esta recompensa puede oscilar desde obtener un rato entretenido hasta la solución a un problema acuciante. Cuanto más intrigante sea la promesa, más atraídos se sentirán por tu charla. Cuando prepares tu presentación no pienses en lo que tú quieres decir, sino en lo que ellos quieren escuchar.

El problema de las promesas es que resulta muy fácil hacerlas, pero difícil cumplirlas. Proponte el siguiente desafío. Una vez tienes clara la idea central, escribe el título en primer lugar. Después crea tu presentación de manera que cumpla la promesa encerrada en ese título. Te verás obligado a esforzarte más. Te llevarás al límite de tu creatividad.

Los títulos débiles suelen ser vagos, generales y asépticos

Consideremos varios ejemplos de posibles títulos débiles:

  • “Números primos y RSA”
  • “Protección en Internet”
  • “La crisis financiera”

Estos títulos no funcionarán por múltiples razones: son demasiado breves y generales, sólo anuncian el tema, pero desconocemos cuál será el enfoque de la charla, el nivel técnico requerido para seguirla, la postura del ponente respecto al tema e incluso el contexto en el que será tratado.

141.titulos

¿Qué debe tener un buen título para atraer a la audiencia?

  • Un buen título debe ser orientativo, es decir, comunicar de qué trata la charla e incluso el tono de la misma. Utiliza palabras clave en el título, evitando generalizaciones. “Una perspectiva macroeconómica de la crisis de mercados financieros en España” apunta a una charla técnica, posiblemente objetiva y neutral, en la que se manejarán conceptos económicos avanzados. “Las mentiras del gobierno de Zapatero sobre la peor crisis financiera de la historia española” apunta a una charla partidista de tintes políticos en la que posiblemente no se haga un uso profundo de tecnicismos económicos. “La crisis financiera” es un título inexpresivo, mudo.
  • Debe ser suficientemente descriptivo como para comunicar una idea aproximada de cómo se tratará el tema y con qué grado de profundidad. “Aplicación del álgebra modular a la selección de números primos para su uso en RSA” apunta a una charla técnica que posiblemente requerirá conocimientos avanzados, mientras que “Secretos de familia: Por qué todos los primos no son iguales y su impacto en la seguridad de las claves RSA” promete una charla divulgativa y posiblemente muy entretenida sobre el mismo tema. “Números primos y RSA” no apunta a ningún sitio.
  • El título debería ser conciso a la hora de determinar qué tema se va a tratar. Cuanto más específico, mejor. De esta manera se evita que muchos oyentes acudan a tu presentación atraídos por un título que promete un enfoque más general y resulta que te centras en un tema muy concreto (o al revés). “Herramientas gratuitas de protección en Internet para el hogar: configuración y uso del cortafuegos personal” no ofrece ninguna duda sobre el tema, el alcance, el enfoque, el nivel de conocimientos y el público destinatario. ¿Acaso te meterías por error en esta presentación? Sin embargo, “Protección en Internet” no dice nada: ¿está orientada a empresas?, ¿al particular?, en realidad, ¿de qué va a hablar?
  • Finalmente, un buen título debería ser tan corto como sea posible, siempre que cumpla las condiciones anteriores. Lo cual se puede expresar dándole la vuelta: tan largo como sea necesario, pero no más largo.

La calidad del contenido sigue siendo el ingrediente esencial de una presentación. Pero sin un buen título, mucha gente podría perderse el contenido. Aprende a crear títulos atractivos y atraerás más audiencia a tus presentaciones.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

Sun-Tzu y el Arte de Presentar

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo son los títulos que pones a tus presentaciones?


A %d blogueros les gusta esto: