Regalos para presentaciones 2009

diciembre 24, 2008

Regalos

La llegada de las fiestas navideñas trae consigo la bonita costumbre de hacer regalos. Pero siempre surge la temida pregunta: ¿Qué regalar? Si conoces a una persona interesada en el tema de las presentaciones o tú mismo buscas mejorar como presentador y estás falto de ideas para regalar o para pedir que te regalen, aquí ofrezco cinco sugerencias.

1. Picoproyector

¿Te asalta la necesidad de hacer presentaciones en cualquier lugar y sólo tienes a mano tu móvil o PDA? Los picoproyectores pueden sacarte de cualquier apuro. Se trata de unos proyectores diminutos (de ahí el nombre de pico), aproximadamente del tamaño y peso de un iPod Classic. Funcionan con baterías y con tecnología de LED, pudiendo proyectar resoluciones de hasta 1280×768 a un tamaño de entre 15 cm y 1,5 m para distancias de 10 cm a 2,5 m, según modelos.

En España a fecha de hoy que yo sepa sólo pueden adquirirse productos de 3M y de Optoma.

2. Slide:ology y Presentation Zen

Si tuviera que elegir un libro sobre cómo mejorar en el arte de presentar, me quedaría sin dudarlo con Slide:ology de Nancy Duarte. Y si pudiera ampliar la lista a dos títulos, entonces añadiría Presentation Zen de Garr Reynolds. Si piensas en regalar uno o dos libros de primera, no busques más. Desgraciadamente, todavía no se encuentra ninguno de ellos traducido al español. Sólo para personas con conocimientos de inglés.

ology y Presentation Zen

3. Avance de transparencias

Si existe un dispositivo del cual no se puede prescindir durante una presentación, ése es seguramente el control remoto para avance de transparencias. Te ayudará a exponer tus presentaciones con mayor fluidez y comodidad, aportándote la flexibilidad de poder levantarte de la mesa y presentar de pie. Y para aquellos tentados por el Reverso Tenebroso de la Presentación, sí, también incorporan puntero láser.

4. Cámara de vídeo

Aunque quien más quien menos todo el mundo cuenta con una gracias al móvil o a la cámara compacta de fotos, lo cierto es que para grabar vídeo nada como una videocámara. Los precios se han abaratado drásticamente en los últimos años, pudiendo obtenerse productos de gran calidad por menos de 300 Euros. Más que suficiente si tu objetivo es grabarte durante las presentaciones o durante los ensayos con el fin de mejorar tu arte.

5. Fotografías de stock

Un bonito regalo para alguien necesitado de fotos de calidad profesional para incluir en las transparencias. Puede tratarse de un paquete de créditos en iStockphoto u algún otro servicio de venta de fotos libres de regalías.

iStockphoto

¡Felices Fiestas y Prósperas Presentaciones!

DIÁLOGO ABIERTO

¿Se te ocurren otros regalos para presentaciones? Comparte tus ideas con otros lectores.

Anuncios

Punteros láser y el Lado Oscuro de la Presentación

octubre 7, 2008

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, los presentadores usaban transparencias simples y claras y hablaban mirando al público a los ojos. El Emperador Palpatine, celoso del éxito de las presentaciones de la Alianza Rebelde, llamó a la Estrella de la Muerte a su discípulo Darth Vader y le consultó sobre cómo atraer a los presentadores rebeldes al Lado Oscuro de la Presentación. Darth Vader meditó largamente y finalmente llegó a la solución ideal: “¡Les repartiremos punteros láser!”

Pocas herramientas después del propio PowerPoint resultan más abusadas que estas minúsculas espadas láser, para nada inofensivas.

Por qué no utilizar puntero láser en una presentación

  • El Reverso Tenebroso de la Presentación es poderoso. Debido a su facilidad de uso, uno se siente tentado de utilizar el puntero innecesariamente para señalar cada boliche y cada elemento que aparece en pantalla, especialmente cuando se está nervioso, provocando tedio y fatiga en la audiencia. Con un puntero en la mano, debe ejercerse un poderoso autocontrol para no caer en este vicio irritante.
  • Cuando se está señalando compulsivamente cada elemento de la pantalla, el ponente se desvanece, transformándose en una voz en off que narra cada boliche o, mucho peor, los lee. La pantalla pasa a cobrar todo el protagonismo, ya que el ponente termina dando la espalda al público, limitándose a señalar y leer lo que aparece en pantalla. El puntero funciona como un ancla que amarra ponente y audiencia a la pantalla, destruyendo la magia de la presentación. ¿Se imaginan a un actor del Club de la Comedia dando la espalda al público y hablando para sí mismo?
Si señalas todo con el puntero, das la espalda al público

Si señalas todo con el puntero, das la espalda al público

  • Si la mano tiembla, el puntero amplificará estos temblores en la pantalla. El público lo percibirá y si el ponente también se da cuenta del temblor, se pondrá más nervioso todavía. Si el temblor ocurre, hay que tratar de apoyar el puntero en el cuerpo, de manera que se disminuyan los movimientos. O mejor aún, apagar el puntero y olvidarse de él.
  • Algunos oradores mantienen el botón presionado todo el rato y pasean inadvertidamente el haz por toda la sala, obligando al público a seguir hipnóticamente sus evoluciones por techo y paredes o a esquivarlo cuando se dirige a sus ojos.
  • Resulta casi imposible sustraerse a la tentación de juguetear con los objetos que tenemos en la mano. Sobre todo si se está nervioso, uno puede involuntariamente darle vueltas entre las manos, estrujarlo o, en el colmo del paroxismo, hacerlo girar al extremo de la cadenita.
  • Por último, si el ponente justificadamente necesita un puntero para señalar las distintas partes de una transparencia, entonces ésta es demasiado complicada y no se ha hecho un uso correcto de la simplicidad, la animación, la segmentación u otros principios básicos de diseño que garantizan la fácil comprensión de las transparencias y vuelven innecesario el uso de punteros.

No uses puntero láser. Y si de verdad crees necesitar uno puntualmente, tómalo, úsalo y déjalo donde estaba.

Añadir a del.icio.us


A %d blogueros les gusta esto: