Qué difícil es encontrar una opinión sincera sobre tu presentación

septiembre 20, 2011

“Desde lo alto de un cocotero, un mono arrojó un coco sobre la cabeza de un sufí. El hombre lo recogió, bebió el dulce jugo, comió la pulpa y se hizo una escudilla con la cáscara.”

―Anthony De Mello, “El canto del pájaro”

A ver, di la verdad. Cuando alguien ha hecho una presentación horrible y te pregunta qué te ha parecido, ¿cuántas veces se lo dices a la cara? No sé tú, la mayoría de la gente responde con un poco efusivo “muy bien, muy bien, me ha encantado”, sin atreverse a expresar su verdadera opinión: “Vaya mierrrrrrda de presentación. Macho, dedícate a otra cosa porque da pena verte”. Hace falta mucho coraje para decir lo que uno piensa de veras, ¿verdad? Y no digamos ya si quien te pide tu opinión es tu jefe. Tenemos mucho miedo a quedar mal.

¿Te has parado a pensar que si tú no dices a otros ponentes lo que de verdad piensas de ellos, resulta que tampoco nadie te dice a ti la verdad? Así que como ponente te enfrentas a un grave problema: ¿cómo recibir retroalimentación sincera de la audiencia? Es triste admitirlo: caminas por el mundo sin saber si lo haces bien o si lo haces mal. Las salas de conferencias rebosan de ponentes que creen que lo hacen muy bien porque nunca nadie se atrevió a decirles que lo hacen muy mal ni mucho menos cómo hacerlo bien. Ni decimos la verdad ni queremos oírla. No nos atrevemos a lanzar cocos sobre la cabeza de los demás ni queremos que nos los lancen.

Retroalimentacion

Las encuestas al uso sirven de bien poco

Seguro que más de una vez has rellenado esos cuestionarios que se pasan en los eventos para calificar la actuación de los ponentes. No sé quién diseña esas preguntas, porque la verdad es que parecen pensadas para no extraer información valiosa alguna. La más típica es la siguiente:

  • Evalúa al ponente en una escala de 1 a 5

Con esas preguntas no se puede obtener retroalimentación de valor de la audiencia. ¿De qué me sirve saber que mi nota media ha sido un 2 sobre 5 si nadie me explica por qué me han dado una puntuación tan baja?  Y si mi nota ha sido de 4,9 sobre 5, ¿cómo sé qué es lo que ha gustado tanto para poder repetirlo? ¿Cómo se compara mi nota con la de otros ponentes del evento?

Scott Berkun propone en su libro “Confessions of a Public Speaker” otro tipo de preguntas más acertadas para proporcionar retroalimentación valiosa:

  • ¿Qué cambio mejoraría drásticamente mi presentación?
  • ¿Qué cuestión esperabas que mi charla respondiera y quedó sin respuesta?
  • ¿Qué hice que impidió que pudiera ofrecerte lo que de verdad necesitabas?
  • ¿Consideras que asistir a esta charla ha supuesto un buen uso de tu tiempo?
  • ¿Recomendarías esta presentación a otros?
  • ¿Harás algo diferente a partir de ahora como resultado de esta presentación?
  • ¿Te sientes motivado o inspirado tras la charla?

Siempre puedes preguntar directamente a miembros de la audiencia y cuando te respondan que “lo has hecho muy bien”, agradéceselo y pídeles que te expliquen cómo podrías mejorar tu charla la próxima vez. No dejes que la conversación muera ahí: dales tu tarjeta de visita y anímales a que te escriban con sugerencias de mejora, utiliza el backchannel para solicitar retroalimentación valiosa, asegúrate de que tus charlas son grabadas en vídeo y examínalas después con objetividad, a poder ser junto a una persona de confianza que aporte sus comentarios.

La retroalimentación proveniente de los demás traza la vía rápida hacia nuestra mejora. Aunque nos duela, necesitamos recibir esos cocotazos. Sin crítica sincera no puedes crecer.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Sal de tu zona de confort y presenta como nunca

- Si puedes medirlo, puedes mejorarlo: la importancia del post-evento

- 45 preguntas que deberías hacerte tras tu presentación

DIÁLOGO ABIERTO

¿Dices la verdad a otros ponentes? ¿Te la dicen a ti? ¿Cómo puedes saberlo? ¿Qué preguntas crees que deberían hacerse en los cuestionarios de evaluación?


Conoce la opinión de la audiencia durante tu presentación mediante votaciones en vivo

octubre 8, 2009

Nos encanta votar. ¿Y a quién no?Tal y como han demostrado hasta la saciedad infinidad de frívolos programas de TV e innumerables encuestas populares en Internet, nos encanta votar. Ahora bien, ¿por qué limitar las votaciones al ámbito de la TV o de la web? ¿Por qué no incluir votaciones en medio de una presentación y mostrar en tiempo presente  con un atractivo diseño el resultado en vivo de la votación? Con Poll Everywhere es posible. Todo lo que se requiere de la audiencia es que sus miembros posean un teléfono móvil o cualquier otro tipo de dispositivo conectado a Internet.

Como ya mencioné en una entrada anterior sobre la participación de la audiencia, involucrarla activamente mediante preguntas a mano alzada constituye un recurso muy potente para romper con la monotonía y reavivar el interés, así como para escuchar su opinión. En algunos eventos a los que he asistido se nos proporcionaban a los miembros de la audiencia unos dispositivos de votación, que tienen el inconveniente de requerir del organizador la compra o alquiler de docenas o incluso cientos de unidades y software especializado. Muy útiles, pero con un coste elevadísimo. La incomparable ventaja de Poll Everywhere es que requiere dispositivos ya existentes en el bolsillo de cualquier audiencia: un teléfono móvil.

Cuatro formas distintas de votar con Poll Everywhere

Cuatro formas de votar con Poll Everywhere

  • Mensajes SMS. Este método no requiere conexión a Internet y está al alcance de todos.
  • Una página web a la que se accede con un navegador convencional desde un portátil o cualquier otro dispositivo que permita navegar por Internet.
  • Twitter.
  • Teléfonos móviles inteligentes, como el iPhone o la BlackBerry, para los que existe una página creada especialmente para este tipo de dispositivos.

Los datos enviados por los usuarios pueden visualizarse instantáneamente a medida que llegan sobre una transparencia de PowerPoint o de Keynote, hasta que paralices la encuesta, momento a partir del cual ya no se podrá votar más. Posteriormente, los resultados de la votación pueden verse públicamente a través de Internet o incrustarse dentro de tu propia página web o blog.

Resultados de la votación importados en vivo dentro de PowerPoint

Tres tipos de preguntas soportados en Poll Everywhere

  • Selección múltiple: Creas diversas opciones y los encuestados pueden seleccionar una de ellas.
  • Texto libre: Planteas una pregunta a la que los encuestados pueden responder con cualquier texto.
  • Objetivos: Permite realizar subastas.

Si necesitas conocer la opinión de la audiencia sobre cualquier tema durante tu próxima presentación, plantéate utilizar Poll Everywhere. Sabrás lo que opinan y los dejarás con la boca abierta.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si puedes medirlo, puedes mejorarlo: la importancia del post-evento

- Habla menos y escucha más

DIÁLOGO ABIERTO

¿Utilizas algún otro sofisticado mecanismo tecnológico para conocer la opinión de la audiencia? Comparte tus experiencias de votación durante presentaciones.


A %d blogueros les gusta esto: