Muéstrame los números

agosto 31, 2009

Los números abstractos resultan difíciles de recordar, mientras que las imágenes concretas perduran largamente en la memoria. A la hora de presentar datos numéricos, no sepultes a la audiencia bajo carretadas de transparencias cargadas de números. Busca ejemplos concretos que permitan a la audiencia visualizar esos números, pinta con ellos un lienzo de imágenes tangibles, establece conexiones con objetos de la vida cotidiana, recurre a símiles del día a día con los que todos estamos familiarizados.

Me ha llamado la atención esta comparativa entre las capacidades de almacenamiento de dispositivos físicos y digitales, creada por Mozy. El uso de imágenes y ejemplos concretos ayuda poderosamente a recordar el mensaje. Aunque se trata de un póster gigantesco, bien podría cortarse por las sucesivas líneas de puntos para crear con las distintas partes las  transparencias de una posible presentación.

Physical Storage vs. Digital Storage

Anteriormente, los chicos de Mozy habían publicado otro póster semejante, explicando cuánto es un petabyte, igualmente fácil de transformar en una atractiva presentación altamente visual.

How Much Is A Petabyte?

Cuando presentes datos, usa imágenes. Lo concreto sobrevive.

(Via Microsiervos)

Añadir a del.icio.us

ENLACES RELACIONADOS

- Lo concreto sobrevive

La Tierra en Miniatura: números y emoción

- Las guerras de los navegadores

- El mundo de 100

- No muestres datos, cuenta historias

Anuncios

La Tierra en Miniatura: números y emoción

marzo 16, 2009

Presentar es un arte. Más si cabe cuando el presentador no está ahí para acompañar con su persona y su voz las transparencias que desfilan sobre la pantalla. Existen presentaciones sin presentador, las cuales podríamos denominar autopresentaciones. Cuando una presentación se presenta a sí misma, debe cumplir una serie de requisitos:

  • Utilizar fotografías grandes, impactantes, de calidad profesional, con una composición estética, por ejemplo aplicando la Regla de los Tercios.
  • Integrar grácilmente el texto con las imágenes. El texto debe ser breve, relevante y de tamaño grande.
  • Acompañar el conjunto con una música adecuada al mensaje y al humor de la presentación.

La siguiente presentación, titulada La Tierra en Miniatura, constituye un ejemplo excepcional de cómo crear una autopresentación capaz de transmitir no sólo datos sino también emoción.

The Miniature Earth

La Tierra en Miniatura es una presentación que informa e inspira. Difícilmente podría un orador añadir algo más a la presentación en sí misma. Y recuerda que en las presentaciones lo que no suma, resta.

The Miniature Earth

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

Dónde encontrar fotos de calidad profesional para tus presentaciones

- Lo concreto sobrevive

- No muestres datos, cuenta historias

- La vida sin extremidades: presentaciones con emoción


Lo concreto sobrevive

octubre 13, 2008

Esta mañana, con motivo del Día Europeo de la Seguridad Vial, he escuchado revelar en la radio cifras esperanzadoras que hablan del paulatino descenso del número de víctimas mortales en nuestras carreteras. Me ha llamado la atención la potente imagen que ha utilizado la locutora para anunciar sus cifras aterradoras:

“Desde 1992 han fallecido en las carreteras españolas más personas de las que cabrían en el Santiago Bernabeu”.

En lugar de proporcionar una cifra fría y abstracta, la periodista ha optado por utilizar una imagen que todos podemos concebir en nuestras mentes, especialmente si se ha asistido a un día de partido con el estadio lleno.

Gracias a esta forma tan visual de presentar la información incluso de viva voz sin servirse de imágenes, se ha transformado un número en un posible eslogan. La siguiente transparencia que he creado bien podría constituir un cartel de la próxima campaña de concienciación de la DGT.

Las ideas concretas se recuerdan mejor

Hablar de grandes números no ayuda al recuerdo. Mañana o dentro de una semana ya no me acordaré de la cifra exacta de muertos en las carreteras. Sin embargo, podré llevar durante toda mi vida la imagen del Santiago Bernabeu atestado de gente. No retenemos números, que no son más que abstracciones, pero sí ideas que podamos relacionar con objetos y situaciones que hayamos visto y vivido.

No presente datos, presente imágenes

Imagínate que durante una presentación debes explicar que la velocidad de transferencia de información de un dispositivo es de 1 Kbps. La mayoría de la gente no se representará en la cabeza si es mucho o poco, porque carece de un marco de referencia concreto. Sin embargo, si añadimos el siguiente dato visual: “Para transmitir un DVD a esa velocidad haría falta más de un año”, se hace repentinamente la luz. ¡Sería más rápido enviar ese DVD por mensajero! Ahora sí, todos podemos representarnos mentalmente lo baja que es esa velocidad. Y meses después podremos acordarnos de que la velocidad de transmisión era tan baja que hacía falta un año para transmitir la información contenida en un DVD.

Concreto. Tangible. Visual. Tal es la clave para que los datos se comprendan y perduren en la memoria. La próxima vez que tengas que presentar cifras, intenta hacerlas concretas: utiliza imágenes que ayuden a representarlas y fijarlas en la memoria, utiliza analogías, utiliza ejemplos. Nunca te limites a listar ristras de números que nadie recordará ni cuando pases a la siguiente diapositiva. Los números son abstracciones, pero la experiencia de la vida no lo es.

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

Agua, diseño y caridad

La fuerza visual de la campaña “Ante el maltratador, tolerancia cero”


A %d blogueros les gusta esto: