No me lo cuentes si me lo puedes mostrar

noviembre 8, 2011

Las muestras u objetos (props, en inglés) se han venido utilizando en el teatro desde tiempos inmemoriales para dar más realismo a la puesta en escena. Del mismo modo, también puedes llevar muestras de tu producto o de un artículo representativo de tu presentación para realzar el impacto. Resulta mucho más eficaz mostrar el objeto real que una foto del mismo o que una mera descripción. El hecho de que se utilicen tan escasamente en las presentaciones hace que su uso sea aún más memorable.

http://www.flickr.com/photos/30724699@N04/3077655762

Si te decides a llevar un objeto a una presentación, ten en cuenta algunas recomendaciones que proporciona Dale Carnegie en su libro El camino fácil y rápido para hablar eficazmente para asegurar la atención absoluta del público:

1. Guarda el objeto fuera de la vista del público hasta que estés listo para usarlo.

2. Usa objetos grandes para que puedan ser vistos desde las últimas filas. Si es muy pequeño y la audiencia muy grande, te recomiendo mostrarlo a través de un primer plano en una gran pantalla.

3. Si resulta adecuado, puedes hacerlo circular entre los miembros de la audiencia, pero nunca mientras estás hablando.

4. Cuando muestres un objeto, levántalo lo suficiente para que el público lo pueda ver.

5. Si es posible, haz una demostración del objeto en funcionamiento: un objeto que se mueve vale por diez que no lo hacen.

6. No fijes la mirada en el objeto mientras hablas: te estás comunicando con la audiencia, no con el objeto.

7. Cuando hayas acabado con el objeto, colócalo donde pueda verse, siempre que sea posible.

8. Si el objeto que vas a presentar se presta a un tratamiento de misterio, tenlo tapado en una mesa a tu lado. Según hables, haz referencias que despierten la curiosidad sobre él, pero no digas qué es. Así, cuando estés listo para desvelarlo, habrás despertado la curiosidad, la expectación y un auténtico interés.

Steve Jobs presenta el MacBook Air

Un ejemplo de manual de cómo mostrar objetos en el escenario podemos encontrarlo en la manera como Steve Jobs presentó el MacBook Air en enero de 2008:

Después de todo, ¿por qué conformarte con contarlo si puedes mostrarlo?

(El viernes participaré en EBE11 con una conferencia titulada Presentaciones de infarto sin PowerPoint. ¡No te la pierdas si estás en Sevilla!)

ENTRADAS RELACIONADAS

- Galería de grandes presentadores: Los secretos de Steve Jobs y el arte de lanzar nuevos productos

- Si no cabe en Twitter, no tiene cabida en tu presentación

- No lo muestres todo: despierta la lujuria por más

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo usas objetos en las presentaciones? ¿Cuál es el uso más impactante de objetos que hayas visto?


A %d blogueros les gusta esto: