10 cosas divertidas que puedes hacer este verano para mejorar tus habilidades de hablar en público

julio 5, 2012

Paradiving en Vietnam

El verano ya está aquí. Para muchos representa tiempo libre para disfrutar con actividades lúdicas de todo tipo. También puede ser una oportunidad para trabajar esas capacidades que tenemos abandonadas y que siempre nos decimos que trabajaremos más adelante. Te propongo 10 cosas divertidas que puedes hacer para mejorar tus habilidades de comunicación.

1) Cuenta chistes hasta que no podáis más

Tanto si tienes gracia como si no, cuenta chistes en casa y con los amigos. Cambia las voces, imita acentos, gesticula, pon caras, muévete, explora distintos temas. No necesitas ninguna excusa para contarlos: “El otro día escuché este chiste divertidísimo…” y lánzate. Cuanta más gente esté delante, mejor. No tengas miedo al ridículo. Aprenderás a reírte de ti mismo, la forma suprema de humor.

2) Léeles cuentos a tus hijos, a tus sobrinos o a cualquier niño en tu radio de alcance

No pongas a los niños a ver la TV ni episodios de Pocoyó descargados de Internet. Ahora tienes tiempo para ellos. Dedícaselo leyéndoles en voz alta cuentos o libros adecuados a su edad. Haz las distintas voces, dramatiza los personajes, exagera las onomatopeyas. No leas, interpreta. ¡Excédete todo lo que puedas… y aún más! Perderás el miedo a pintar paisajes sonoros usando todo el rango de tu paleta paraverbal.

3) Cuentacuentos

Da un paso más allá y apúntate a un curso/taller sobre cómo contar cuentos. Si nunca has estado en un espectáculo de cuentacuentos, busca uno cerca de donde vivas. En fiestas veraniegas suelen celebrarse por los pueblos. Disfruta con cuentos para niños y para mayores. Súbete a un escenario y “érase una vez…”. Mejorarás tu capacidad de expresividad corporal y de narración de historias durante presentaciones.

4) Monólogos

Seguro que has visto monologuistas en la tele y hasta en directo. También existen cursos/talleres donde aprenderás a escribir y a poner en escena monólogos. Aprenderás a eliminar lo superfluo y centrarte en lo esencial.

5) Magia

Sorpresa, emoción, ilusión. Adoramos los trucos de magia. Aprende unos cuantos este verano y practícalos delante de familiares, amigos y extraños. La magia te enseñará qué hacer con las manos, cómo mirar a la audiencia y cómo entretenerla con tu diálogo.

6) Teatro

El teatro puede regalarte un tesoro de recursos: aprender a respirar, a moverte por el escenario, a proyectar la voz, a expresar las emociones, a ensayar, a gesticular, a usar el espacio, a memorizar, etc.

7) Improvisación

Nada disparará tu agilidad mental como la capacidad de improvisar. Te ayudará a salir de situaciones inesperadas, a buscar respuestas ocurrentes, a sacar partido de los recursos presentes, a mantener la calma ante la adversidad.

8) Cantar/tocar en un grupo

Ahora es el momento de desempolvar esa vieja guitarra o aquel tambor y cantar canciones alrededor de las hogueras en la playa o en el camping. Júntate con gente y canta, toca, baila. Aprenderás a superar los nervios del directo, a mirar  a la audiencia, a hacerla participar, a sentir cómo fluyen las emociones desde el público hacia ti, a leer sus rostros.

9) Habla con extraños

El verano es momento de viajes, de descubrimiento de nuevas gentes y lugares. No te limites a hablar con tus amigos y familiares cuando salgas fuera. Busca entablar conversaciones con extraños de todas las edades y condiciones. Aprenderás a gesticular y hablar con las manos, a abrirte a los demás, a superar la timidez.

10) Ve vídeos de grandes presentaciones

Si el día a día no te deja tiempo para ver vídeos de TED o de otras fuentes, ahora es el momento. Aprovecha a ver un vídeo al día o incluso más. Si tienes un teléfono inteligente o una tableta, carga varios para verlos en la playa, o en la terraza o en esos momentos de relax. Aprenderás las técnicas de los grandes presentadores que podrás incorporar en tus próximas presentaciones.

ENTRADAS RELACIONADAS

- 6 características que no deberían faltar en un ponente

- Nueve técnicas para transmitir una imagen positiva que te ayude a conectar con la audiencia

- Sal de tu zona de confort y presenta como nunca

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otras cosas divertidas puedes hacer en verano para mejorar tus presentaciones?


La magia de las presentaciones

junio 28, 2011

Jorge Blass y Fernando Botella son de esas personas que te dejan con una sonrisa en la boca cuando hablas con ellas. Transmiten ilusión por todos sus poros. En su libro La fuerza de la ilusión abordan las claves para despertar la ilusión en las empresas, esa energía que transformada en pasión y llevada a la acción produce resultados sorprendentes. Las reglas que nos desvelan en sus páginas son igualmente aplicables a las presentaciones. A continuación he recogido sus 10 principios y los he alterado ligeramente para adaptarlos al Arte de Presentar.

La fuerza de la ilusión

1. Nunca reveles tus secretos

La técnica es una pieza fundamental del mago, pero el verdadero poder de la magia radica en la mente del espectador. Es ahí donde se produce el efecto mágico. La puesta en escena, la técnica, el contenido es importante, pero lo realmente poderoso es la experiencia que con todo ello eres capaz de producir en tu público.

2. Practica, practica y practica

Afirmaba François de La Rochefoucauld que:

“Nada se improvisa mejor que lo que se ha practicado”

El éxito de los grandes magos (y deportistas, y artistas, y empresarios) no se debe tanto a capacidades extraordinarias como al esfuerzo y a la perseverancia. La prisa y la improvisación no son buenas compañeras.

No hay otro camino para huir de la mediocridad y salir airoso de los retos a que nos enfrenta cada nueva presentación. La consecución de nuestros objetivos requiere de perseverancia, de dedicación y de tiempo.

3. No te repitas, reinvéntate

El conformismo no puede tener cabida en nuestras presentaciones. De las peores cosas que le pueden pasar a una presentación es que sea previsible, que la audiencia sepa lo que va a venir a continuación. A cuántos ponentes vemos que repiten a piñón fijo presentación tras presentación, sin importar la ciudad o público al que se dirigen. Si te repites, la audiencia desconectará automáticamente porque ya se lo sabe. No hagas siempre lo mismo porque cosechó el éxito una vez.

Trabaja para sorprender al público en cada presentación. Buscar la sorpresa te obligará a innovar y a estar constantemente reinventándote. La sorpresa es el reclamo con el que consigues mantener la atención de tu público durante toda la presentación. Aprende a mejorar las técnicas de la magia y la sorpresa de la mano de magos de las presentaciones como Steve Jobs.

4. Personaliza: Adapta tu repertorio a cada tipo de público

Cada audiencia es diferente, de ahí que debas adaptar tu presentación a cada tipo de audiencia. El público busca experiencias únicas y diferenciadoras. Construye una relación especial con tu audiencia. Dale afecto, en el sentido más amplio de la palabra.

5. Cuida a tu público

El protagonista de una presentación no eres tú: ¡es tu audiencia! No puede existir presentación sin audiencia. Aunque parece una perogrullada, muchos ponentes parecen ignorarlo cuando salen a hablarse a sí mismos delante de una audiencia, no para servirla, sino para impresionarla. Todo lo que hagas debe estar orientado a ayudarla, a aportarle valor, a satisfacer sus necesidades, resolver sus problemas, sanar su dolor. Si te centras en ti mismo en lugar de en la audiencia, pasarás desapercibido a sus ojos. ¡Escúchala!

6. Busca efectos extraordinarios

Lo ordinario es invisible mientras que lo extraordinario no pasa desapercibido. Lo previsible no funciona en las presentaciones. Para presentar debes convertirte en mago: una persona ordinaria capaz de cosas extraordinarias, de buscar nuevas alternativas y nuevos enfoques, en definitiva, capaz de abrir nuevas ventanas a la oportunidad.

7. Convierte los errores en éxitos

El miedo al error bloquea nuestra capacidad de correr riesgos. Nos educan y entrenan para ser perfectos en todo lo que hacemos, lo que nos empuja a una autoexigencia desmedida. Nos volvemos extremadamente intolerantes ante los fallos. Ignoramos que éstos son parte del proceso de aprendizaje y mejora continua. Terminamos asociando ERROR con FRACASO.

Por muchas tablas que tengamos sobre el escenario, siempre podemos cometer fallos. Bien gestionados, los fallos se convierten en magníficas oportunidades de mejora y desarrollo. Debemos considerarlos como fuente de aprendizaje y mejora. Gestionar el error significa analizarlo, aprender de él para que no vuelva a repetirse y solucionarlo. Debes tener siempre un buen plan de contingencia preparado: un plan B y hasta C.

8. Trabaja en equipo

Debemos reconocer la necesidad del aspecto colaborativo para las grandes presentaciones. Muchas presentaciones son verdaderas obras colectivas. Únicamente desde la colaboración y la participación surge el compromiso.

9. Cree en tu magia

Nuestra actitud basada en nuestras creencias, potenciadoras o limitadoras, serán las que den cobijo a una presentación que transmita o que resulte desilusionante. Sólo el ponente que cree en lo que dice es capaz de transformar las presentaciones en magia. Creer en la magia significa creer en el equipo, en el producto, en los procesos y procedimientos, … Es una cuestión de actitud. Ésta es la verdadera magia y la magia que todos poseemos en nuestro espacio interior. Somos nosotros los que elegimos nuestra actitud. Si elegimos la correcta, empezarán a desaparecer las barreras.

10. No hay nada imposible

La magia nos lo enseña: por imposible que parezca, no hay nada imposible. Solemos confundir los términos IMPOSIBLE y DIFÍCIL. Cuando calificamos algo de imposible y nos reiteramos en ello, terminamos convirtiéndolo en imposible. Las palabras tienen una importancia básica en nuestra generación de ilusión. IMPOSIBLE limita y paraliza. Ante las dificultades, nos queda seguir luchando y consiguiendo. Muchas puertas se cierran en nuestra mente por un error del lenguaje que usamos.

"La magia no está en el truco, ni siquiera en el mago, sino en la mirada de un espectador ilusionado" - Jorge Blass

Si quieres aprender a transformar tus presentaciones en actos mágicos, no dejes de leer esta estupenda obra. ¡Que la fuerza de la ilusión te acompañe!

FICHA TÉCNICA

Autores: Jorge Blass y Fernando Botella
Título: La fuerza de la ilusión
Editorial: Alienta
Páginas: 192
Año: 2011
Lo mejor: Ofrece ideas atractivas y bien hilvanadas en un estilo claro y directo, sazonadas con muchísimas anécdotas del mundo de la magia y de la empresa. De verdad ilusiona.
Lo peor: Aunque las ideas son inspiradoras, se echan en falta pistas más concretas sobre cómo aplicarlas a la situación de cada uno.
Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.es

OTROS LIBROS QUE PUEDEN INTERESARTE

- El arte de empezar

- Nueva mente, nuevas presentaciones

- Presentaciones pegadizas

No hagas una presentación, monta un show

DIÁLOGO ABIERTO

Un mago es capaz de volar. Y tú, ¿eres capaz de volar en tus presentaciones?


Las presentaciones mágicas de Jorge Blass

junio 2, 2011

"La fuerza de la ilusión" de Jorge Blass y Fernando Botella en Casa del LibroAyer en la primera jornada de Expomanagement asistí a la charla del joven mago Jorge Blass, presentando su libro “La fuerza de la ilusión“, escrito y presentado mano a mano con Fernando Botella, CEO de Think&Action. A Jorge Blass lo conocía y admiraba desde hacía muchos años, del programa de TV “Nada por aquí”.

Tal y como prometía su pasión por la magia, su charla no fue una presentación al uso. ¡Muy al contrario! Jorge Blass nos deleitó con una conferencia show, fiel al principio de Paul Arden:

“No des una charla, monta un show”.

Entre los dos, con muy buena compenetración, Fernando Botella y Jorge Blass combinaron magistralmente los conceptos teóricos a aplicar en la empresa con la metáfora de la magia, hábilmente ejecutada por el gran mago.

Encuentra una buena metáfora

¿Qué tienen en común la magia y la gestión empresarial? La presentación giró en torno a la magia como metáfora del management. Todo mago debe respetar una serie de principios para llegar a ser excelente, los mismos que toda organización eficaz ha de vivir, transmitir y comunicar a su equipo y a sus clientes.

En tus presentaciones, puedes usar metáforas para conectar lo conocido con lo desconocido, lo familiar con lo nuevo. El conocimiento previo de la audiencia actúa como ancla para el conocimiento nuevo que pretendes transmitir.

Filtra el contenido

Aunque en su libro hablan de diez principios, en su charla sólo explicaron cuatro. Conscientes de la limitación de tiempo a 40 minutos, seleccionaron lo más interesante de entre todo su material y presentaron cuatro ideas en lugar de 10. De esta manera, nos quedamos con ellas, las disfrutamos y no salimos aturullados por exceso de información.

No puedes contarlo todo, así que filtra y sintetiza. Despierta la lujuria por más.

Haz participar a la audiencia

Su presentación no se quedó en una exhibición de sus extraordinarias habilidades como mago. Hizo participar a la audiencia continuamente con pequeños juegos y pidiendo voluntarios. Como colofón, nos hizo tomar parte en un truco de magia colectiva, en el que todos realizamos bajo su dirección un llamativo juego de magia con cartas.

Cuando presentes, busca siempre alguna forma de participación de la audiencia.

Contagia ilusión

Todo el discurso de Fernando Botella y Jorge Blass fue positivo y optimista, transmitió ilusión y esperanza. En palabras de Botella: “Observar en positivo es el lubricante perpetuo de la mente; es la gasolina de la vida, que se alimenta de la alegría, que permite expulsar las tensiones, las preocupaciones y la melancolía.”

Céntrate en la solución y no en el problema. Piensa en lo que puedes hacer con tus recursos en lugar de lamentarte de lo que no puedes hacer con ellos. Transmite esperanza. Habla de tus sueños.

Muestra tu humanidad

Fernando Botella nos contó algunas historias personales de Jorge Blass sobre sus ilusiones y sueños y cómo los fue realizando. Entre ambos se ganaron al público desde el primer momento gracias a su simpatía, sencillez y gran humanidad.

Muéstrate vulnerable sobre el escenario. Como nos sugiere John C. Maxwell en El poder de las relaciones:

“Si quieres impresionar a tu audiencia, háblale de tus éxitos; si quieres que se identifique contigo, háblale de tus fracasos”

Lleva la magia a tus presentaciones

No todos somos magos ni podemos incorporar vistosos trucos y juegos de manos para ilusionar y encantar a la audiencia. Lo que sí podemos hacer todos es crear ilusión, lograr un efecto memorable y único en la audiencia, como hacen los grandes magos.

Cuando presentes, transmite ilusión, esa fuerza tan importante y tan escasa en estos tiempos de crisis.

ENTRADAS RELACIONADAS

 Deja de presentar como siempre y empieza a innovar en todas tus presentaciones

Aperturas heterodoxas que no encontrarás en ningún manual

DIÁLOGO ABIERTO

¿Llevas la magia a tus presentaciones? ¿Cómo?


A %d blogueros les gusta esto: