La inteligencia escénica o cómo ser listo en las presentaciones

octubre 11, 2011

Howard Gardner - Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences

En su controvertido libro “Frames Of Mind: The Theory Of Multiple Intelligences” publicado en 1983, el psicólogo de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, presentó por primera vez la teoría de las inteligencias múltiples: cada uno de nosotros poseemos como mínimo siete inteligencias medibles, más allá de la reduccionista visión de inteligencia medida por los típicos tests de inteligencia, centrados en las habilidades de razonamiento verbal y matemático. Estas siete inteligencias son según Gardner:

  • Inteligencia verbal-lingüística: La capacidad de usar las palabras.
  • Inteligencia lógica-matemática: La capacidad de trabajar bien con los números y/o basarse en la lógica y el raciocinio.
  • Inteligencia espacial-mecánica: La habilidad para visualizar imágenes mentalmente o para crearlas en alguna forma bi o tridiminensional.
  • Inteligencia musical: La capacidad de expresarse mediante formas musicales.
  • Inteligencia corporal cinética: Competencias que se destacan por la realización de acciones motrices, con todo el cuerpo o con las manos.
  • Inteligencia intrapersonal (autoconocimiento): La autocomprensión, el acceso a la propia vida emocional, a la propia gama de sentimientos, la capacidad de efectuar discriminaciones de estas emociones y finalmente ponerles nombre y recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta
  • Inteligencia interpersonal-social: La capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás, en particular, contrastes en sus estados de ánimo, temperamento, motivaciones e intenciones. La inteligencia interpersonal se basa en el desarrollo de dos tipos de capacidades, la empatía y la capacidad de manejar las relaciones interpersonales.

Posteriormente, Gardner y su equipo añadieron una octava:

  • Inteligencia naturalista: La competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos

Y yo me atrevería ahora a añadir una novena:

  • Inteligencia escénica: La capacidad de conectar con la audiencia, captar y mantener su interés, fomentar la comprensión y el recuerdo de tu mensaje e inspirar en ella un cambio duradero.

Existen muchas formas de ser listo

Una conclusión muy alentadora de los estudios de Gardner es que la inteligencia es una capacidad y por consiguiente no es innata sino que puede aumentarse a lo largo de nuestra vida. Igualmente ocurre con nuestra inteligencia escénica. El orador no nace, se hace. No se viene al mundo creando grandes presentaciones, es un proceso que se aprende con la práctica y con los errores. Es responsabilidad tuya desechar todas esas creencias autolimitadoras sobre falta de dones naturales. La falta de talento suele ser la justificación para la pereza.

Tienes la capacidad aquí y ahora para desarrollar tu inteligencia escénica y convertirte en un orador mucho mejor de lo que ya eres… si estás dispuesto a trabajar con la intensidad y durante el tiempo suficiente para lograrlo.

(Este post fue inspirado tras una conversación con mi gran amigo Igor Campillo)

ENTRADAS RELACIONADAS

- No hay ingrediente secreto

- Ensaya tus presentaciones

- Para presentar mejor, grábate en vídeo

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo andas de inteligencia escénica? ¿Te expresas como un libro abierto? ¿Da gusto escucharte? ¿Embelesas a tus audiencias? ¿Conoces gente así?

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: