12 razones para utilizar presentaciones en la nube (y II)

septiembre 22, 2009

Como continuación de la entrada anterior, se proporcionan otras seis razones por las que resulta beneficioso crear presentaciones en la nube.

7. Multiplataforma

Para ejecutar el slideware en la nube sólo se requiere un navegador de última generación, por lo que el software puede usarse en cualquier ordenador, incluso teléfonos móviles y PDAs. Esta característica resulta especialmente ventajosa en empresas en las que coexisten una gran variedad de plataformas de desarrollo, como Windows, Linux y Mac, ya que todos los empleados podrán trabajar simultáneamente en una presentación con independencia del sistema operativo o software instalado en sus equipos. Se beneficiarán asimismo los usuarios que usan cotidianamente muchos ordenadores con sistemas operativos diversos. Incluso aquellos que deseen trabajar en una presentación desde su BlackBerry o iPhone.

Multiplataforma

8. Acceso ubicuo

Dado que las presentaciones residen en Internet, no hay peligro de olvidarse el archivo en un ordenador cuando se quería trabajar en otro más adelante. La presentación siempre está disponible, sea cual sea su estado de desarrollo. Sólo se requiere una conexión a Internet. Mientras conserves la privacidad de tus credenciales de acceso, nadie podrá ver tus presentaciones, aunque te roben el portátil. De viaje o en la oficina de un cliente, siempre podrás acceder a ellas y mostrarlas. Por supuesto, pueden descargarse en cualquier momento en el formato elegido.

9. Remezcla

Solamente aquellos lectores que hayan intentado insertar un vídeo de YouTube en una transparencia de PowerPoint sabrán valorar en toda su extensión las ventajas de la remezcla o mashup que proporciona el utilizar un software en la nube. La mayoría de productos de slideware remoto proporcionan fácil integración con servicios de fotografía, como Flickr, o de vídeo, como YouTube, simplificando al máximo la inclusión de elementos multimedia en la presentación. Igualmente, pueden insertarse datos de otras fuentes en línea, como hojas de cálculo de Google Docs. Si está en la Web, es integrable.

10. Compatibilidad

Cuando se utiliza slideware de escritorio como PowerPoint, Keynote o Impress, uno siempre se encuentra con problemas de compatibilidad. Aunque todos los archivos pueden abrirse en los distintos programas, siempre surgen problemas con las fuentes, las autoformas, las transiciones, las animaciones, y no digamos ya los efectos visuales avanzados, campo en el que Keynote destaca sobre todos sus rivales. Sencillamente, es imposible visualizar la misma presentación en todos los programas conservando todas las características. En cambio, si todos los miembros utilizan la misma aplicación de slideware en la nube, desaparecen automáticamente todos los problemas. Además, la mayoría de aplicaciones en la nube permite tanto importar como exportar las presentaciones a diferentes formatos de archivo.

11. Reuniones remotas

Aprovechando que la presentación está en la nube, resulta más sencillo organizar conferencias virtuales. Algunas aplicaciones permiten que todos los que tengan acceso a Internet y sean invitados asistan a una presentación virtual, con audio y vídeo y sin necesidad de instalar software de videoconferencia adicional. Conferencias web sin WebEx.

dimdim

12. Biblioteca de recursos

Las aplicaciones de slideware en la nube sirven además como repositorio centralizado de recursos multimedia. Constituyen el lugar ideal donde almacenar todas las presentaciones pasadas, fotografías, vídeos y archivos de audio que se usan habitualmente, todo ello accesible desde cualquier ordenador en cualquier lugar y por todos los miembros del equipo de trabajo. Más aún, puede echarse un vistazo a las bibliotecas compartidas de otros usuarios.

Próxima entrega: SlideRocket, el cohete de las presentaciones

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- Presentaciones en la nube

- 12 razones para utilizar presentaciones en la nube (I)


Presentaciones en la nube

septiembre 7, 2009

Estás en las nubesCuando de pequeños nos sorprendían distraídos nos amonestaban: “Niño, estás en las nubes.” Hoy en día, la expresión “estar en la nube” ha cobrado además un nuevo significado completamente distinto que nada tiene que ver con la distracción, sino con la eficiencia.

De la tierra a las nubes

Cada día se crean y exponen millones de presentaciones en todo el mundo utilizando aplicaciones de diseño de transparencias o slideware, tales como PowerPoint de Microsoft Office, Keynote de Apple iWork o Impress de OpenOffice. Obviamente, exigen haber instalado previamente la suite ofimática en el equipo que vaya a utilizarse para crear las presentaciones, lo que en el caso de PowerPoint y Keynote lleva aparejado además un coste económico. Por supuesto, si se quiere trabajar en las presentaciones desde distintos equipos en casa, en la oficina o en un cibercafé, en todos ellos debe estar instalada la misma versión del software.

Computación en la nubeAhora bien, ¿por qué tener que instalar y mantener software para distintas plataformas en diferentes equipos, si puede usarse un software online de prestaciones similares, con el único requisito de poseer un navegador cualquiera y una conexión a Internet? En los últimos años se está popularizando el concepto de software como servicio, es decir, utilizar software que está instalado en servidores remotos en Internet y que ofrecen un interfaz de uso que apenas se diferencia del que poseería si el software estuviera instalado localmente. En definitiva, el usuario trabaja en un servidor web como si estuviera trabajando en un equipo local, pero aprovechando las ventajas de las aplicaciones web, principalmente la facilidad para compartir resultados y trabajar en grupo, así como las capacidades mejoradas de remezcla (mashup), tales como integración sin costuras con otros servicios en línea como Flickr o YouTube. Esta nueva filosofía de uso del software se conoce también popularmente como computación en nube (cloud computing), de ahí que las aplicaciones que funcionan exclusivamente en la nube reciban el nombre de cloudware.

Presentaciones también en la nube

Siguiendo esta tendencia creciente a migrar las aplicaciones hacia la nube y lejos del escritorio, a lo largo del 2009 se están consolidando nuevas alternativas para la creación de presentaciones sin necesidad de utilizar software instalado en el ordenador, sino utilizando aplicaciones en línea y disfrutando de todas las ventajas de la filosofía del cloudware.

Google DocsGoogle fue uno de los pioneros con su suite ofimática, Google Docs, la cual permite crear o importar documentos, hojas de cálculo y presentaciones. A la iniciativa de Google se han sumado otras muchas, ofreciendo productos exclusivamente relacionados con el diseño de transparencias para creación de presentaciones de alto impacto.

Próxima entrega: 12 razones para utilizar presentaciones en la nube

Añadir a del.icio.us


Analogízate antes de presentar

junio 23, 2009

Un extra que aprecio sobremanera en la edición de un buen cómic es la inclusión de bocetos de algunas de sus páginas, en los que se puede uno maravillar ante el proceso creativo del artista: cómo a partir de unos primeros bosquejos a lápiz, realiza después una primera versión también a lápiz que termina siendo entintada y pintada para aparecer como la versión final a todo color. ¡Fascinante! Uno comprende que antes de llegar al resultado final que todos vemos impreso, el artista ha ido pasando por distintas versiones a lápiz hasta que ha conseguido visualizar y plasmar la imagen de su cabeza.

Proceso creativo en la elaboración de una página de un comic

¡Aléjate del ordenador!

Una de las cosas más importantes que puedes hacer en las fases embrionarias de la preparación de la presentación es mantenerte alejado del ordenador. Un error fundamental que la mayoría de la gente comete es pasar todo el tiempo pensando acerca de la presentación y preparando su contenido sentado delante del ordenador.

Los programas de slideware como PowerPoint, Keynote, Impress, etc. son la peor herramienta para empezar un proyecto de presentación. No se trata de una crítica a PowerPoint y al resto de programas. Los adoro y no podría vivir sin ellos. Pero debemos comprender que se trata de herramientas para terminar presentaciones, no para empezarlas. Estas herramientas no son adecuadas para esbozar y representar un concepto creativo.

Antes de diseñar la presentación, debes destilar la imagen global e identificar tu mensaje principal. Si no tienes claro tu mensaje, PowerPoint no te ayudará a aclararlo. ¡Aléjate del ordenador!

Las mejores herramientas a la hora de preparar una presentación son lápiz y papel o una gran pizarra. A pesar de lo maravillosa que es la tecnología, nada es tan fácil, rápido e inmediato como bosquejar una idea usando el humilde lápiz y papel y nada proporciona tanto espacio para expresar ideas como una gran pizarra.

La mayoría de personas realizan todo su trabajo de preparación directamente en slideware. Sin embargo, los diseñadores profesionales realizan la mayor parte de su planificación y torrentes de ideas sobre papel.

1) Lápiz y papel

Resulta útil para plasmar ideas, para explorarlas, hacer listas y, en general, aclarar nuestras ideas. El hecho de tener un lápiz en la mano parece establecer una conexión más natural y fluida con nuestra creatividad y permite un flujo y ritmo más espontáneos a la hora de visualizar y registrar las ideas. Su uso resulta mucho más potente que el ordenador.

Ejemplo de boceto en papel

2) Pizarra

La pizarra permite esbozar ideas a una escala mucho mayor. Una ventaja adicional es que puede utilizarse con pequeños grupos de gente para mejor compartir ideas. Facilita el dibujo de imágenes que luego se incluirán en la presentación y ayuda a estructurar con claridad el flujo de la misma. El mero hecho de utilizar estos elementos contribuye a que el mensaje se solidifique y simplifique en la cabeza. Posteriormente, resultará mucho más sencillo expresar esas mismas ideas en slideware.

Nada proporciona tanto espacio para expresar ideas como una gran pizarra

3) Post-it

Los post-it pueden utilizarse a modo de slideware analógico, utilizando un papelito para cada transparencia. Los post-it pueden pegarse en la pared con pequeños dibujos y textos y luego reorganizarse. El hecho de que los post-it puedan permanecer en la pared durante días o semanas permite formarse mejor la imagen de conjunto de cómo será la presentación. También ayuda a decidir qué elementos pueden eliminarse de la presentación y cuáles resultan totalmente esenciales para transmitir el mensaje.

Los post-it pueden utilizarse a modo de slideware analógico

Para pensar mejor, apaga el ordenador. ¡Analogízate!

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

Principios universales de diseño

Diez mandamientos del buen diseño


A %d blogueros les gusta esto: