La Maldición del Conocimiento: cuanto más sabes, peor te explicas

mayo 14, 2009

Pegar y pegarDescriben los hermanos Heath en su libro “Pegar y pegar” un sencillo experimento psicológico en el cual a los sujetos se les asignaba uno de sendos roles: “tamborileros” u “oyentes”. Los tamborileros recibían una lista de 25 canciones muy conocidas, como “Cumpleaños Feliz”. A cada tamborilero se le solicitaba que eligiera una canción y tamborileara golpeando con los dedos sobre la mesa el ritmo de la misma a un oyente. El trabajo del oyente consistía en adivinar la canción, basándose en el ritmo siendo tamborileado.

Durante el curso de los experimentos, se llegaron a tamborilear 120 canciones. Los oyentes adivinaron solamente el 2,5% de las canciones: 3 de 120. Para hacer el experimento más interesante, antes de que los oyentes dijeran el título de las canciones, se les pidió a los tamborileros que predijeran la probabilidad de que los oyentes las adivinasen. Aseguraron aquéllos que la probabilidad sería del 50%. Sin embargo, aunque los tamborileros predijeron que conseguirían hacer llegar su mensaje 1 de cada 2 veces, solamente lo consiguieron 1 de cada 40. ¿Por qué este fracaso tan estrepitoso?

Cuando el tamborilero tamborilea, oye la canción en su cabeza. En el experimento, los tamborileros se quedan estupefactos al comprobar lo difícil que les resulta a los oyentes adivinar la canción. ¿No es la canción evidente?

El problema radica en que los tamborileros han recibido información (el título de la canción) que vuelve imposible para ellos imaginarse lo que es carecer de esa información. Se trata de la “Maldición del Conocimiento”.

Una vez que conocemos algo, nos resulta muy duro imaginarnos cómo era no conocerlo

Hemos sido “malditos” por el conocimiento. En consecuencia, se nos hace difícil compartir nuestro conocimiento con otros porque somos incapaces de re-crear el estado mental de nuestra audiencia. Cuando presentamos, a menudo está sonando en nuestra cabeza una melodía que la audiencia no puede escuchar. Como en el experimento de los tamborileros y oyentes, existe un desequilibrio insalvable entre la información en poder de unos y de otros, lo que imposibilita la comunicación.

Cuando presentamos, a menudo está sonando en nuestra cabeza una melodía que la audiencia no puede escuchar

Si das por hecho que la audiencia posee la misma información (o el mismo conocimiento) que tú y no es así, no lograrás conectar con ella. Este es el problema de la mayoría de oradores que saben tanto sobre un tema que terminan quedándose solos cuando hablan sobre él: han olvidado cómo era vivir sin ese conocimiento que ahora dominan, han perdido la capacidad de empatía, es decir, de ponerse al mismo nivel que el otro.

Cómo exorcizar la Maldición del Conocimiento

Los hermanos Heath proponen en su libro seis principios para combatir la Maldición del Conocimiento y conseguir que tu mensaje llegue a la audiencia:

  1. La idea debe ser simple
  2. La idea debe ser inesperada
  3. La idea debe ser concreta
  4. La idea debe ser creíble
  5. La idea debe ser emotiva
  6. La idea debe contar una historia

Si nuestra presentación adopta estos principios, estaremos más cerca de haber roto la Maldición del Conocimiento que pesa sobre nosotros por el mero hecho de ser expertos en un tema.

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- Afeita tus presentaciones con la Navaja de Ockham

- Lo concreto sobrevive

La Tierra en Miniatura: números y emoción

Sun-Tzu y el Arte de Presentar

Presentaciones y el arte de narrar historias

Anuncios

Nueva mente, nuevas presentaciones

mayo 6, 2009

Una nueva menteSegún Daniel H. Pink, autor del libro “Una nueva mente” (“A Whole New Mind” en el original), ¿a quién pertenecerá el futuro? ¿A los abogados, contables, ingenieros de software? No. A una clase diferente de personas con una clase diferente de mente: diseñadores, inventores, maestros, narradores de historias: pensadores creativos y empáticos cuyas capacidades marcan la línea divisoria entre los que progresan y los que no.

¿Y cuáles son esas aptitudes que dominarán la Era Conceptual que se avecina, que complementarán nuestras habilidades de análisis y razonamiento, tan importantes en la caduca Era de la Información? ¿Qué relación guardan con el arte de presentar? Veámoslo.

No sólo función, sino también DISEÑO

No basta con crear una presentación que transmita información en interminables listas de viñetas. Cada día cobra mayor importancia crear presentaciones que sean además hermosas, inspiradoras, emocionantes. Debemos buscar un equilibrio entre los elementos textuales y visuales a través de un diseño sencillo pero eficaz, sin elementos innecesarios (sin ruido), que conecte con la audiencia.

No sólo función, sino también DISEÑO

No sólo argumento sino también HISTORIA

No debemos limitarnos a mostrar datos para presentar los hechos: gráficas, tablas, estadísticas, ecuaciones, … Es más importante presentar estos hechos en su contexto y exponerlos causando un impacto emocional. Las historias cautivadoras se encuentran en la raíz de la persuasión y la comunicación. Las buenas presentaciones no muestran datos, cuentan historias.

No sólo argumento sino también HISTORIA

No sólo especialización sino también SINFONÍA

La Era Industrial y la Era de la Información requerían especialización. Ahora, más importante que el análisis es la síntesis, lo que Pink llama Sinfonía: ver la gran foto, cruzar las fronteras, reconocer patrones ocultos, ser capaz de combinar piezas dispares en un todo significativo. Las grandes presentaciones eliminan lo superfluo centrándose en lo importante para comprender los hechos desde nuevas perspectivas, ponen en relación el tema especializado con otros generales. No sólo informan: también iluminan.

No sólo especialización sino también SINFONÍA

No sólo lógica sino también EMPATÍA

En un mundo en el que la creciente informatización y automatización de todos los procesos va extendiéndose a todas las disciplinas, la lógica y el análisis ya no son suficientes. Debemos ser capaces de ponernos en el lugar de los otros, es decir, de empatizar. No presentamos para nosotros mismos, sino para una audiencia. No presentamos al margen de las reacciones de la audiencia, sino respondiendo dinámicamente a ellas, leyendo en sus rostros, adaptándonos a sus sensaciones. No presentamos para lucirnos, sino para ayudar sinceramente a la audiencia.

No sólo lógica sino también EMPATÍA

No sólo seriedad sino también JUEGO

La risa, la ligereza, el juego, el humor, proporcionan enormes beneficios para la salud y la vida profesional. Hay un tiempo para la seriedad y un tiempo para el juego. Una presentación no tiene por qué ser aburrida porque el tema sea “serio” o “científico”. Incluso en las presentaciones científicas más duras existe cabida para el humor. Incluso los temas más áridos pueden presentarse de forma amena y entretenida.

No sólo seriedad sino también JUEGO

No sólo acumulación sino también SIGNIFICADO

Al menos en occidente, vivimos en mundo de superabundancia. Como consecuencia, millones de personas se han liberado de la lucha diaria por la mera supervivencia para perseguir anhelos más significativos: propósito en la vida, trascendencia, realización espiritual. Una presentación es una oportunidad para aportar nuestro grano de arena a un mundo mejor, para hacer un regalo a la audiencia. La norma es la muerte por PowerPoint, la gente no espera gran cosa de las presentaciones. Por eso puedes demostrar que hacer algo diferente es posible, puedes demostrar cómo te preocupas por la audiencia creando una presentación impactante, emocionante, inspiradora. El ser humano busca sentido. Nosotros podemos ayudar a encontrarlo.

No sólo acumulación sino también SIGNIFICADO

Cada uno de los capítulos que describen una por una las seis aptitudes va seguido de un portfolio con ejercicios, referencias bibliográficas y consejos muy valiosos que aportan un importante valor añadido a las tesis del libro.

FICHA TÉCNICA

Autor: Daniel H. Pink
Título: Una nueva mente
Editorial: ILUSTRAE
Páginas: 272
Año: 2008
Lo mejor: Desarrollar las aptitudes mencionadas (Diseño, Historia, Sinfonía, Empatía, Juego, Significado) puede ayudarnos a crear una nueva forma de presentar, de la cual nos beneficiaremos tanto presentadores como audiencia.
Lo peor: Psicología pop, demasiado simplista y superficial a veces, basada en una distinción (cerebro izquierdo vs cerebro derecho) que ninguna mente científica toma en serio actualmente.
Dónde comprarlo: Casa del libro :: Amazon.com :: Amazon.es


Presentaciones y el arte de narrar historias

abril 29, 2009

Érase una vez...Vivimos en una sociedad voraz consumidora de arte. Tanto si eres aficionado al cine como si no, seguro que a lo largo de tu vida has visto centenares de películas. Piensa en una que de verdad te haya gustado, una película que incluirías en tu ranking personal de obras maestras. ¿Ya la tienes? Bien. Para concluir, piensa en algún libro o cómic que te haya gustado especialmente. Y a continuación analicemos algunas de las semejanzas entre todas estas manifestaciones artísticas. ¿No te sentiste atrapado desde los primeros segundos por la trama de la historia en el caso del libro, cómic o película?

Los autores brillantes, los que crean obras maestras, poseen la habilidad de conectar inmediatamente con la audiencia, ya sea en el escenario, en la pantalla o sobre el papel. Pero no basta con despertar el interés inicial, hay que mantenerlo durante toda la obra. Todos hemos leído novelas o visto películas que empiezan muy bien para luego ir desinflándose y terminar como un globo arrugado. Es importante mantener la atención y el interés, desde el principio hasta el final. Como suele decirse, que “nos mantengan en vilo”. Por supuesto, todas esas artes narrativas cuentan con sus propios recursos para conseguirlo.

Por último, ¿no es curioso que algunos de esos libros, películas o cómics los disfrutaras posiblemente hace años y todavía te acuerdes de ellos? Vemos pues que otra característica que comparten las grandes obras es su perdurabilidad en la memoria. Por eso precisamente se habla de “clásicos inolvidables”.

En definitiva, las grandes obras narrativas alcanzan los tres objetivos de toda presentación: conectar con la audiencia, mantener su interés y fomentar el recuerdo.

Contar historias

El arte de narrar historias

¿Cómo podemos alcanzar esos tres objetivos en nuestras presentaciones? Los grandes narradores han conocido la respuesta desde el tiempo en que vivíamos en cavernas y contábamos historias alrededor del fuego. La narración de historias es un rasgo peculiarmente humano, común a todos los pueblos, épocas y lugares. Surgió como el método original de transmitir conocimiento de una generación a la siguiente y continúa siendo uno de los métodos más genuinos para comunicar información, emoción y empatía. Cuando se utiliza con maestría, una audiencia experimentará y recordará los eventos de la historia de una forma personal: pasará a formar parte de ella, será transportada a su universo narrativo. Se trata de un fenómeno psicológico sólo presente a través de la narración de historias, arte que afortunadamente todavía hoy se practica en algunos cafés, teatros y festivales.

Historias y el arte de presentar

Una buena presentación no es tan distinta de una buena historia. El libro “Principios universales de diseño” menciona la narración como otra de las formas de atrapar a la audiencia en un diseño, de evocar una respuesta emocional específica o de proporcionar un fértil contexto en el que fomentar el aprendizaje:

“Un método para crear imágenes vívidas, emociones y comprensión de eventos a través de la interacción entre un narrador y una audiencia.”

— Principios universales de diseño

En futuras entradas examinaremos algunas estrategias para transformar nuestras presentaciones en historias que enganchen, informen y sean recordadas.

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- El vídeo de la presentación “Seguridad en Aplicaciones Web”

- No muestres datos, cuenta historias

- Presentaciones pegadizas

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has contado historias durante una presentación u organizado tu presentación como una historia? ¿Has visto hacerlo? Comparte tus experiencias con otros lectores.


Presentaciones pegadizas

enero 28, 2009

Pegar y pegar¿Por qué unas ideas resultan memorables y prosperan mientras que otras mueren en el olvido? ¿Qué podemos hacer para que nuestras ideas más valiosas disfruten de mayores oportunidades de sobrevivir? El libro “Made to stick” (título traducido con poca fortuna al español como “Pegar y pegar“, cuando una traducción más feliz podría haber sido “Ideas pegadizas”) busca dar respuesta a estos importantes interrogantes. Los autores se lanzaron a la investigación de por qué unas ideas resultan pegadizas: se propagan, se entienden, se recuerdan y causan un efecto duradero, modificando las opiniones o las conductas de nuestro público. Tras analizar cientos de ideas pegadizas, observaron una y otra vez los mismos seis principios en funcionamiento.

Principio 1: La idea debe ser simple

Resulta fundamental encontrar el núcleo de nuestra idea o de nuestro mensaje, para lo cual debemos ser maestros de la eliminación. Debemos excluir sin piedad todo lo que no es importante, todo lo que no sea de la máxima prioridad. Si al leer un libro lo subrayas entero, es como si no hubieras subrayado nada. Y recuerda, simple no es sinónimo de vulgar. Podemos encontrar magníficos ejemplos de ideas simples y profundas a la vez en refranes y proverbios.

Simple

Principio 2: La idea debe ser inesperada

Para que nuestras ideas lleguen a la audiencia debemos ser capaces de atraer y mantener su interés. Podemos utilizar la sorpresa para captar el interés y la curiosidad para mantenerlo. Un buen método consiste en abrir lagunas en el conocimiento de la audiencia y llenar posteriormente esas lagunas, dando respuesta a los interrogantes planteados o ayudándoles a que las descubran por sí mismos. Podemos acompañar a la audiencia a través de una aventura de descubrimiento de nuevos conocimientos.

Inesperada

Principio 3: La idea debe ser concreta

Las abstracciones no se recuerdan. Las ideas pegadizas siempre rebosan de imágenes concretas. Hablar en un lenguaje concreto y visual es la única manera de asegurar que nuestra idea llegará con claridad a todos en la audiencia. Lo concreto sobrevive. Una vez más los refranes demuestran este principio concisamente: más vale pájaro en mano que ciento volando.

Concreta

Principio 4: La idea debe ser creíble

El público debe creer en nuestras ideas. Por desgracia, a menudo el único recurso que se nos ocurre es echar mano de datos y más datos, enterrando a la audiencia bajo montañas de estadísticas. Lo importante no son los números sino su contexto y su significado. Debemos buscar formas de ganar credibilidad ante la audiencia, pero sin aburrirla. En función de la ocasión servirá nuestro propio prestigio profesional o el de alguien a quien citemos, los datos que esgrimimos, los resultados de los experimentos, el material gráfico mostrado, etc.

Creible

Principio 5: La idea debe ser emotiva

¿Cómo conseguir que la audiencia se interese por nuestra idea, que le preocupe, que le afecte? Haciéndoles sentir algo. Sentimos emociones por la gente, no por abstracciones. La audiencia no está compuesta por procesadores mecánicos limitados a digerir listas de datos y hechos, la audiencia está compuesta por seres emocionales. Es más eficaz plasmar nuestras ideas en términos humanos.

Emotiva

Principio 6: La idea debe contar una historia

Los seres humanos somos narradores naturales de historias. Desde contar lo que nos pasó en el atasco durante el trayecto al trabajo hasta lo que nos respondió el profesor cuando no supimos la lección, las historias humanas llenan nuestras vidas. La historia es la forma de comunicación y expresión personal más eficaz desarrollada por el hombre. Nos sentimos atraídos de forma natural hacia las historias: cine, novelas, teleseries, dibujos animados, comics, chistes, … ¡amamos las historias! ¿Por qué nos olvidamos de ellas durante las presentaciones? En vez de mostrar datos, cuenta historias.

Contar historias

Paradójicamente, Pegar y pegar es uno de los libros donde más ideas valiosas he extraído para mejorar las presentaciones, teniendo en cuenta que no es un libro que hable sobre presentaciones en absoluto. Para destacar en el arte de presentar no necesitas dominar el funcionamiento de PowerPoint, sino saber crear y transmitir ideas. Eso sí, ideas pegadizas.

Añadir a del.icio.us

FICHA TÉCNICA

Autores: Chip Heath y Dan Heath

Título: Pegar y pegar

Editorial: Lid

Páginas: 267

Lo mejor: sin duda alguna, ayuda a diseñar presentaciones pegadizas.

Lo peor: excesivamente largo y repetitivo a veces, violando en cierta medida los principios que predica, especialmente el de la simplicidad.

Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.com :: Amazon.es


No muestres datos, cuenta historias

noviembre 28, 2008

Hoy he participado en la “II Jornada STIC CCN-CERT” con una ponencia invitada sobre la seguridad en aplicaciones web. Me he visto en un aprieto, porque acostumbrado a impartir cursos de entre 20 y 25 horas sobre la seguridad web, ¿cómo podía condensar en 30 minutos tanta información? El objetivo de la charla era concienciar sobre los problemas de la inseguridad en aplicaciones web. Después de darle muchas vueltas, se me ocurrió la siguiente idea: en vez de dar una conferencia, contaría una historia.

La primera parte de la historia de nuestro héroe, Julián Moreno, aparece recogida gráficamente en las transparencias siguientes, sobre las cuales yo he ido narrando sus peripecias:

Durante las primeras semanas de funcionamiento de su nueva tienda en Internet, Julián Moreno ha conseguido multiplicar por diez las ventas. Hasta que un mal día, se percata de que a pesar de despachar más y más jamones, sus ingresos disminuyen. ¿Qué ha podido ocurrir?

Aquí es donde he pasado al modo demo y he ido realizando en directo algunos ejemplos de ataques sobre la tienda electrónica de Julián: manipulación de campos ocultos, robo de credenciales mediante phishing a través de Cross-Site Scripting, envenenamiento de cookies, inyección de SQL, etc.

Lo concreto sobrevive

Finalizada la Jornada, la audiencia ha abandonado la sala. Sé que dentro de un par de días no se acordará de todos y cada uno de los detalles de las distintas técnicas de hacking explicadas ni retendrá los datos estadísticos sobre ataques que he proporcionado. Pero recordará la historia de Julián y cómo su tienda fue atacada de mil formas. Los datos abstractos se olvidan pronto. Sin embargo, lo concreto y tangible se recuerda durante largo tiempo. Tal es así, que los cuatro ponentes que me han sucedido han realizado continuas referencias improvisadas a Julián y su tienda: porque todos los presentes teníamos grabada vívidamente su imagen. Siempre resulta más efectivo personalizar una explicación, acudir al caso particular. Esta imagen concreta actúa como un ancla al cual asociar los recuerdos. Nadie se identifica con una estadística que revela que el 82% de los sitios web presentan la vulnerabilidad de Cross-Site Scripting; mientras que todos empatizamos con el pobre Julián al verlo asistir impotente al robo de credenciales de sus clientes por parte de atacantes desalmados.

La próxima vez que debas mostrar hechos o datos, cuenta una historia. Recuerda: lo concreto sobrevive.

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- Lo concreto sobrevive


Agua, diseño y caridad

octubre 9, 2008

Scott Harrison era un joven de éxito. Trabajaba como promotor de clubes nocturnos y eventos de moda en la ciudad de Nueva York, organizando fiestas para los ricos y famosos, inmerso en un mundo de lujo y glamour. Un día despertó en su loft sintiéndose miserable y decidió dar un golpe de timón a su vida. Pasó dos años como fotorreportero voluntario en África a bordo de uno de los hospitales flotantes de Mercy Ships, una organización humanitaria que ofrece servicios médicos gratuitos en los páises más pobres del mundo. El encuentro cara a cara con la realidad de la pobreza le impulsó a crear tras su regreso charity: water, una organización sin ánimo de lucro que construye pozos para llevar agua potable a gentes de los países en vías de desarrollo.

Diseño a chorros

El sitio web de charity: water, así como las campañas publicitarias para recaudar fondos para construir pozos y para la concienciación sobre la crisis del agua representan un ejemplo soberbio del diseño más efectivo. Desde la imaginativa e impactante forma de presentar estadísticas hasta la cuidada selección de imágenes y texto con un alto impacto emocional, todo en charity: water son lecciones de diseño para nuestras presentaciones y de humanidad para nuestras vidas.

Del folleto al PowerPoint

A continuación he recogido algunas imágenes de sus folletos, que bien pueden servirnos de ejemplo sobre cómo diseñar buenas transparencias. Son simples, concretas, emocionales e informativas. Resulta fácil imaginarnos a un apasionado Scott Harrison usando esas transparencias como telón de fondo para contarnos su historia.

Otra forma de presentar estadísticas

Existen gráficos más allá de las tartas y las barras del Excel. Sólo hace falta imaginación.

Una de cada seis personas del planeta no tienen acceso a agua potable

Una de cada seis personas del planeta no tienen acceso a agua potable

Proyectos de pozos completados y en curso

Proyectos de pozos completados y en curso

ENTRADAS RELACIONADAS

La fuerza visual de la campaña “Ante el maltratador, tolerancia cero”
Diseñar o morir


La fuerza visual de la campaña “Ante el maltratador, tolerancia cero”

octubre 3, 2008

La inspiración para el diseño de presentaciones con gancho puede encontrarse en los lugares más insólitos. Esta mañana, al acceder al andén del metro, me han mirado desde carteles de más de tres metros de altura los rostros severos y trágicos de seres maltratados. El Ministerio de Igualdad de Bibiana Aído Almagro ha lanzado una campaña contra el maltrato en el hogar. Los carteles me han llamado la atención por su gran fuerza visual, su simplicidad de diseño y su capacidad de transmitir emoción. Ponen rostro a la violencia. El mensaje es claro, sencillo y llega directamente al corazón de la audiencia. Todo un ejemplo de comunicación.

Del mural al PowerPoint

No resulta difícil imaginarnos esos carteles como transparencias impactantes para una presentación sobre la situación del maltrato en España. Contrastemos esas hipotéticas transparencias, con estas otras al uso, inspiradas en las plantillas habituales de PowerPoint.

Se ha aumentado el contenido textual en detrimento del visual. Como resultado, se ha perdido la sencillez, la emoción y toda la fuerza. El mensaje se diluye y la presentación se vuelve mediocre por muy bueno que sea el ponente. El objetivo, comunicar con el público, ya no se alcanza o sólo parcialmente.

La próxima vez, cuando diseñemos nuestras transparencias con el fin de llegar al corazón de la audiencia, debemos reflexionar si éstas son visuales, simples y comunican emoción. Sin una historia que contar, nuestra presentación se reduce a una mera transmisión de información y perdemos la oportunidad de inspirar a la acción.


A %d blogueros les gusta esto: