Presentaciones para emprendedores: Guy Kawasaki y la regla del 10/20/30

febrero 1, 2011

GuyKawasaki“Nunca he oído una presentación que fuera demasiado corta. Una presentación no puede ser demasiado corta porque, si es buena, conseguirá que los oyentes hagan preguntas y la alarguen.”

—Guy Kawasaki, “El arte de empezar”

¿Eres un emprendedor en busca de financiación para tu idea de negocio? ¿Se te ha presentado la oportunidad de explicársela a un grupo de inversores? ¡No la desperdicies! En su libro El Arte de Empezar, el gurú del emprendimiento Guy Kawasaki ha concebido la regla del 10/20/30 para presentaciones de emprendedores que te puede resultar de gran ayuda.

10 transparencias

El propósito de la presentación es despertar el interés, no cerrar un trato. Quieres transmitir “lo bastante”, no todo. Si solamente usas 10 transparencias, te centrarás en lo esencial. “Cuantas menos diapositivas necesites, más convincente será tu idea”, afirma Kawasaki.

Los diez temas que más inquietan al inversor y que podrías tratar en diez transparencias son:

  1. Título
  2. Problema
  3. Solución
  4. Modelo de negocio
  5. La magia que hay detrás
  6. Marketing y ventas
  7. Competencia
  8. Equipo de dirección
  9. Proyecciones financieras e indicadores clave
  10. Estado actual, logros hasta la fecha, cronología y empleo de los fondos

“Cuantas menos diapositivas necesites, más convincente será tu idea” - Guy Kawasaki:]

20 minutos

Aunque te asignen una hora para tu presentación, no te alargues más de 20 minutos explicando tu idea mediante las 10 transparencias. Por un lado, puede que llegada la ocasión no dispongas de la hora completa. En segundo lugar, te conviene un margen amplio para los comentarios. Si tu idea es brillante y la has sabido presentar convincentemente, 40 minutos se volverán escasos para responder a todas las preguntas.

30 puntos de fuente para el texto como mínimo

Si necesitas una fuente pequeña para acomodar tu material es que estás poniendo demasiados detalles en la diapositiva. “Usa las diapositivas como hilo conductor, no para leerlas”, nos aconseja Kawasaki. Al usar un tamaño de fuente mayor de 30 puntos, no caerás en la tentación de llenarlas de texto. Las transparencias no están para ayudarte a ti, sino para amplificar tu mensaje y ayudar a la audiencia a captarlo.

Las reglas hay que conocerlas para poder romperlas

Tampoco te tomes esta regla demasiado en serio. Quédate con la filosofía general: no abrumes a la audiencia con montones de transparencias, sé breve permitiendo a la audiencia que exprese cuáles son sus inquietudes  y usa visuales que todo el mundo pueda leer usa visuales que todo el mundo pueda leer, incluso el señor mayor de la última fila. Lo demás adáptalo a la personalidad de cada presentación.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Las presentaciones del iWeekend

- Galería de grandes presentadores: Guy Kawasaki y el arte del encantamiento

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has presentado tu idea ante un grupo de inversores? ¿Cómo enfocaste la presentación?


El arte de empezar

julio 28, 2009

El arte de empezarTodas las personas deseamos emprender algo al menos una  vez en la vida. Si estás pensando en crear un nuevo proyecto o una nueva aventura empresarial, entonces el libro de Guy Kawasaki, “El arte de empezar” (“The Art of the Start” en el original), constituirá para ti una fuente de inspiración y ayuda. Cuantas más veces lo leas, más consejos útiles y pensamientos iluminadores encontrarás en él.

Uno de sus capítulos trata precisamente sobre el arte de venderte (the art of pitching en el original), es decir, sobre el arte de presentar. En este capítulo Guy Kawasaki ofrece una serie de recomendaciones de gran utilidad para crear presentaciones breves, sencillas y memorables, especialmente orientadas a la venta de nuevos proyectos ante potenciales inversores con el fin de conseguir fondos y recursos para ponerlos en marcha. En palabras del propio autor:

“El truco en una presentación de proyecto es arrancar rápidamente, explicar la importancia de lo que haces, mantener un nivel elevado, atender a la reacción del público y entonces atacar una y otra vez hasta que te salgas con la tuya.”

Aunque el siguiente consejo lo aplica al entorno de los negocios, bien podría aplicarse también a toda presentación: “Concéntrate en lo importante y olvídate de lo superficial”. Prueba de ello es su famosa regla del 10/20/30 para las presentaciones: 10 transparencias, 20 minutos y fuentes de tamaño 30.

Sin recetas mágicas ni leyes infalibles para el éxito, sino con sorprendente sinceridad y honradez, el libro reúne una serie de recomendaciones y pautas originadas en la extensa experiencia del autor en el mundo de los emprendedores de negocios. Al leerlo, uno tiene la sensación de estar sentado junto a Guy, quien en tono campechano y desenfadado abre las compuertas del torrente de su sabiduría para inundarnos y arrastrarnos a la creación exitosa de nuevos proyectos. Un libro imprescindible para todo emprendedor.

FICHA TÉCNICA

Autor: Guy Kawasaki
Título: El arte de empezar
Editorial: ILUSTRAE
Páginas: 229
Año: 2006
Lo mejor: Un libro pragmático y brillante, escrito con humor y llaneza. Los consejos sobre presentaciones no tienen desperdicio y pueden aplicarse a cualquier presentación que pretenda “vender” una idea o proyecto.
Lo peor: Su valor es discutible para alguien que empieza una pequeña empresa desde cero. Parece más bien orientado a una empresa de mediano o gran tamaño que pretende lanzar un nuevo producto.
Dónde comprarlo: Casa del Libro :: Amazon.com :: Amazon.es


Las presentaciones del iWeekend

enero 20, 2009

Ya están disponibles los vídeos de las presentaciones realizadas el viernes por la noche para seleccionar de entre ellas la idea más atractiva y más adecuada para ser puesta en marcha durante el iWeekend. En un fin de semana de intensa actividad varios equipos de trabajo repartidos en las áreas de marketing, diseño gráfico, negocio y programación web dieron forma a la idea ganadora: Tusiyu, un sitio web para organizar cenas de grupo.

Tusiyu

Las condiciones para las presentaciones resultaron ser muy severas: el tiempo disponible se redujo a tan sólo tres minutos, no se podía utilizar PowerPoint ni apoyos multimedia, los ponentes y el público estaban cansados. Se notaron los nervios y la improvisación.

A continuación he seleccionado las tres presentaciones más atractivas a mi juicio, desde el punto de vista del arte de presentar. Desde este blog no quiero dejar de felicitar a todos los emprendedores que el viernes tuvieron el coraje de salir a la palestra a defender su idea, aunque ésta no fuera finalmente elegida.

Jorge Araluce y herramientas web para la pyme

Antonio Martín y la gestión móvil del parking

Javier Grana y el mundo sin papeles

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

- Tu gran idea en 5 minutos

- El vídeo de la presentación “Seguridad en Aplicaciones Web”

- Para presentar mejor, grábate en vídeo


Tu gran idea en 5 minutos

enero 16, 2009

La prueba del ascensorImagínate la siguiente situación: tienes programada a las 10.00 h una presentación para exponer tu gran idea germen de una futura empresa a un importante inversor. Al entrar en su despacho lo encuentras poniéndose el abrigo y te dice: “Lo siento mucho, pero debo salir inmediatamente. Cuénteme su idea mientras bajamos a mi coche”. ¡Horror! Debes explicar tu mensaje a una persona decisiva durante el trayecto desde su despacho hasta el garaje, trayecto que en el caso mejor os llevará a lo sumo cinco minutos. ¿Podrías condensar en tan breve tiempo y sin transparencias tu presentación planificada para 45 minutos apoyada por un impresionante despliegue pirotécnico en PowerPoint?

El iWeekend llega a Madrid

Hoy, cincuenta emprendedores procedentes de toda España se reunirán en el Ayuntamiento de Madrid con motivo de la celebración del iWeekend para enfrentarse a la misma tesitura, conocida en el mundo anglosajón como elevator’s pitch. Estos emprendedores deberán realizar una presentación desnuda de un máximo de cinco minutos de duración, sin apoyo multimedia, armados únicamente con el poder de persuasión de su palabra y la fuerza creativa de sus ideas.

El problema de la mayoría de las presentaciones es que se pretende decir demasiado en demasiado poco tiempo. Como resultado, la audiencia recibe más información de la que desea, necesita o puede asimilar. El escenario inmisericorde descrito fuerza a clarificar el mensaje y hacer el contenido ajustado y simple. No hay tiempo para introducciones erráticas sin foco. No hay tiempo para historias, anécdotas, estadísticas, datos, cualquier elemento que no venga al caso. No hay tiempo para proporcionar detalles irrelevantes. El mensaje o se hace simple o no llega. Los ponentes deben esforzarse por encontrar cuál es su mensaje fundamental y expresarlo de manera que sea comprendido sin ambigüedades por la audiencia. Si no van directos al grano, no llegan a ningún sitio.

La próxima vez que prepares una presentación acuérdate de estos emprendedores y hazte la siguiente pregunta: ¿Sería capaz de sintetizar mi presentación en cinco minutos y sin PowerPoint? Puede que nunca te veas ante semejante reto, pero qué duda cabe que te beneficiarás enormemente de este ejercicio. Te ayudará a ver con claridad cuál es el mensaje fundamental de tu presentación y cuáles son los detalles secundarios. En palabras de Javier Reyero: “La síntesis es un proceso de renuncia y selección admirada por todos”. El buen orador se queda con lo imprescindible (selecciona) y elimina lo intrascendente (renuncia). Sólo así consigue comunicar su gran idea incluso en sólo cinco minutos.

Sintesis

¡Suerte a todos los emprendedores que esta tarde compartirán su gran idea con nosotros en el iWeekend!

Añadir a del.icio.us

ENTRADAS RELACIONADAS

Maximiza la relación señal a ruido en tus presentaciones

- La mucha información confunde más que orienta


A %d blogueros les gusta esto: