Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal

octubre 25, 2011

La semana pasada inicié mi colaboración periódica con el recién estrenado blog de la empresa Ákoras. En mi primera entrada traté el potencial de las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal cuando alejas el foco de ti mismo y lo centras en la audiencia. A lo largo de todos estos años como orador y formador, he descubierto los siguientes beneficios de hablar en público:

  • Te ayuda a sacar lo mejor de ti mismo en casa ocasión.
  • Te vuelves más atento a la vida en busca de fuentes de inspiración, aprendes a abrir todos tus sentidos, a apreciar las pequeñas cosas, a encontrar valor en lo aparentemente intrascendente.
  • Llegas a la esencia de las cosas, valoras las experiencias por encima de los objetos, disfrutas de lo práctico por encima de lo ostentoso, te fijas en lo que son las personas más que en lo que hacen.
  • Compartes experiencias auténticas, vas aprendiendo a ser tú mismo, sin máscaras.
  • Aportas valor; de hacer presentaciones en eventos pasas a hacer presentes en tu vida.
  • Ganas confianza y seguridad en ti mismo, te sientes más inclinado a abandonar tu zona de confort y seguir creciendo.

Puedes leer la entrada completa en el blog de Ákoras: Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal.

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Dónde está el arte en tus presentaciones?

- En cada presentación haz algo para salirte de tu zona de confort

- Cuanto más te preocupes por la audiencia y menos por ti mismo, menor será tu miedo a hablar en público y mejor conectaráspor la audiencia

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo te ha cambiado a ti hacer presentaciones a lo largo de los años?


10 ideas de PNL aplicables a presentaciones

julio 7, 2011

Paz GardeEsta entrada ha sido amablemente escrita por Paz Garde, coach de SUN (Success Unlimited Network), una de las organizaciones más reconocidas en el mundo del coaching, miembro de la ICF y Master Practitioner en Programación Neurolingüística por The society of NLP (Society of neuro-linguistic programming). Se ha especializado en Coaching para Jóvenes.

Para los que nunca hayáis oído hablar de la PNL (Programación Neurolingüística), os contaré que empieza en 1972 con la intención de John Grindler y Richard Bandler de estudiar los patrones de conducta empleados por los mejores terapeutas del momento y divulgarlos. Se trata de un modelo en evolución permanente, con aportaciones constantes de distintos autores.

Aunque la PNL requiere ser empleada de una forma integral, me ha parecido interesante hacer una recopilación de 10 ideas a tener en cuenta cuando te enfrentas a una presentación. Espero que te resulten de utilidad:

1– ¡Puedes hacerlo! Si es posible para alguien, es posible también para ti. Tienes la posibilidad de hacer una gran presentación porque cuentas con todos los recursos necesarios para ello. Eres capaz de superar con éxito cualquier circunstancia que se te presente.

2- Antes y durante la presentación, crea en ti el estado emocional y la actitud que te permita conseguir hacer con éxito la presentación que deseas.

3- Entra en sintonía con tu auditorio. La empatía es esencial para establecer un puente sólido en la comunicación.

4- Oriéntate a tus objetivos. Céntrate en lo que quieres comunicar más que en lo que quieres evitar y ajusta tu técnica hasta obtener la respuesta que esperas.

5- Mantén tus sentidos enfocados en recibir toda la información que las personas te están ofreciendo. Esto te permitirá ser flexible y ajustar tu forma de actuar en dirección a las necesidades de aquellos a los que estás haciendo la presentación.

6- Comunica con exquisito respeto por la individualidad y los modelos de aprendizaje del auditorio.

7- El resultado de nuestra comunicación se encuentra en la respuesta que obtenemos independientemente de nuestra intención.

8- Si algo no funciona, cámbialo. No esperes resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

9- Cuida la comunicación no verbal tanto como la verbal.

10- No existen los fracasos, tan solo los resultados. Si las cosas no salen como esperabas, busca la información útil que te ha aportado la experiencia y realiza los cambios necesarios para lograr tu resultado.

ENTRADAS RELACIONADAS

- Una presentación es un acto vivo de comunicación, no un documento muerto

- ¿Cuál es el estado emocional que quieres para ti y para tu audiencia?

- Las cuatro P’s del Pensamiento Positivo

- El coaching en el Arte de Presentar

DIÁLOGO ABIERTO

¿Utilizas la PNL en tus presentaciones?


El coaching en el Arte de Presentar

mayo 3, 2011

Fernando Álvarez

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Fernando Álvarez, emprendedor desde los 23 años. A través de su blog DesdeLaTrinchera ofrece información y entrenamiento a emprendedores que desean llevar su emprendimiento y su vida a un siguiente nivel de excelencia. Se ha formado en coaching, PNL, hipnosis Eriksoniana y otras habilidades del comportamiento humano con los mejores instructores a nivel mundial como son John Grinder, Stephen Guilligan, Robert Dilts, Anthony Robbins, etc.

El coaching y la gestión del comportamiento humano ayudan de muchos modos al Arte de Presentar y de comunicar. Una de ellas es a través del conocimiento de cómo las personas percibimos el mundo y cómo afecta a la recepción de un mensaje.

Decía Montaigne que en la comunicación eres el responsable del 50% de la misma, y el otro 50% es cosa del receptor. En este sentido para que nuestro mensaje llegue hemos de tener en cuenta cómo tiene por hábito el receptor recibir los mensajes. Esto que a priori puede parecer un tanto ridículo resulta crucial, porque no todos percibimos el mundo de igual forma.

Según la PNL (Programación Neurolingüística), recogemos la información del mundo a través de tres canales perceptivos: el Visual, el Auditivo y el Kninestésico (VAK). Todos utilizamos los tres canales, aunque según cómo seamos y según la situación tenemos más tendencia a unos o a otros. Podemos ser principal y mayoritariamente visuales, kinestésicos y auditivos en este u otro orden, y siéndolo en un 50%, 30% y 20% u en otras proporciones. Además, hay que tener en cuenta que la forma de procesar mentalmente la información también es distinta según cuál sea nuestra forma principal de percibir el mundo.

En este sentido, cuando como emisor te diriges a una persona es importante saber cuál es su canal prioritario o principal de recepción, y comunicarte por él. Y cuando te diriges a una audiencia múltiple, es preciso saber cómo comunicarte en los tres canales.

Para ello hay muchas formas de hacerlo, aunque por lo extenso de su explicación se escapan a un post, pero no por ello dejaré de enumerar algunas de ellas:

  • Utilizando el lenguaje apropiado (“mira” esta canción que buena es: lenguaje visual).
  • Además del lenguaje, también está la voz. Podemos utilizar las distintas posibilidades que nos ofrece: tono, volumen, velocidad, etc. Aquí os dejo un pequeño vídeo donde además de disfrutar de una versión de la conocida canción Bohemian Rhapsody, si vais al punto 0:45-0:52 y al 00:56-1:49 podréis comprobar cómo la misma palabra puede significar muy distintas cosas según sea el tono de voz, volumen, etc. empleados.
  • El cuerpo es tu gran aliado, el movimiento de manos, etc. todo ello transmite imágenes, sensaciones, orden, etc.
  • Por supuesto, el papelógrafo / pizarra, bien utilizado ayuda muchísimo para que las partes importantes del mensaje queden fijadas en la mente de nuestros oyentes.
  • La famosa y tan odiada/querida presentación, mal utilizada puede ser nuestro peor enemigo logrando la total distracción, pero bien empleada, puede convertirse en nuestro gran aliado, que puntualizará, pondrá orden a ideas, dará estructura, etc.

Como la clave para llegar a saber cómo son los demás parte de conocerse uno mismo, ¿cómo eres tú? ¿Qué canales tienes como prioritarios?. Una forma fácil es que respondas a las siguientes preguntas sin pensarlas, olvidándote de lo que hemos hablado, lo escribas rápidamente en un papel o en ordenador:

  • ¿Qué recuerdas de tus últimas vacaciones de verano?
  • ¿Describe cómo fue tu última noche vieja?
  • Háblame de un recuerdo de la infancia

Hazlo con total libertad, sólo lo vas a leer tú, y es muy importante que lo hagas por escrito antes de seguir leyendo. Hazlo ahora.

¿Ya lo hiciste? Si no es así, vuelve atrás y hazlo ahora. Si lees lo siguiente puede influirte en cómo realices el ejercicio y perdería su validez.

Si ya las has respondido, observa cuáles fueron tus respuestas. ¿Qué estas describiendo principalmente? ¿Imágenes? ¿Sonidos? ¿Emociones, sensaciones?

Este ejercicio es un poco más complejo y no es sencillo de realizar por uno solo, aunque sí puede ser un principio para tomar conciencia de cómo somos.

Tienes todo lo que necesitas para realizar una comunicación excelente, sólo precisas entrenarlo y desarrollarlo, está a tu alcance.

ENTRADAS RELACIONADAS

- ¿Cuál es el estado emocional que quieres para ti y para tu audiencia?

- Las cuatro P’s del Pensamiento Positivo

DIÁLOGO ABIERTO

Y tú, ¿qué canales usas principalmente al comunicarte en público?


A %d blogueros les gusta esto: