Huye de los archisílabos en tus presentaciones

Nunca use una palabra larga donde pueda usar una corta.”

George Orwell

El profesor de Lengua, Literatura y Comunicación José María Romera escribe en su blog Festina lente que actualmente hemos sucumbido víctimas de “la plaga de las sesquipedalia verba, como ya las llamó el poeta Horacio en su Arte poética: palabras ampulosas, alargadas a base de la acumulación sufijos y prefijos, vestidas de una falsa pompa o de un dudoso cientifismo que al parecer las hace sabrosas para su emisor y cautivadoras para sus oyentes”. Es significativo que el propio Horacio recomendara no ponerlas en boca de los héroes de tragedias, “pues en vez de llegar al corazón del espectador se distanciaban de él”.

Archisílabos es el nombre que en 1995 el profesor vasco de Filosofía Política y Teoría de la Democracia Aurelio Arteta acuñó para estas palabras “que se van incorporando al uso cotidiano del hablante, preferidas por su mayor largura o inventadas a fuerza de estirar el número de sus sílabas”. A lo largo de los años, ha publicado varios artículos en el diario El País denunciando el vicio archisilábico que ensucia el discurso público de políticos, periodistas y profesionales de todos los ámbitos. Estos archisílabos se están colando dentro de nuestro lenguaje “con tal naturalidad que ya casi nadie reconoce ni usa el vocablo más corto del que procede o al que viene a suplir”.

Tal y como denuncia Arteta, “rebosantes de términos ampulosos, nuestros discursos se vuelven a un tiempo más largos de palabras y menos sobrados de ideas”. Da la impresión de que salpicamos nuestras presentaciones con esta verborrea archisilábica en un intento desesperado por suplir la “pobreza de conceptos” mediante la “exuberancia en los términos”.

Conectar con la audiencia es pontificar: tender puentes. El lenguaje puede erigirse en una barrera para la comunicación entre tú y tu audiencia. El uso de un lenguaje excesivamente artificioso y pomposo esconde a menudo pedantería, charlatanería, pereza, ignorancia, o todas ellas. En definitiva, te distancia de tu audiencia, impidiéndote la conexión intelectual. ¿Por qué usar una palabra larga donde puedes usar una corta con el mismo significado? Es el principio de la simplicidad aplicado también al lenguaje. Este principio ya fue defendido por escritores de la talla de Ernest Hemingway, George Orwell y el español Azorín.

A modo de ejemplo, te muestro en la siguiente tabla una selección de archisílabos entresacados de los artículos de Arteta. A lo mejor te sorprende encontrar entre ellos archisílabos que usas a diario. ¡Evítalos! Revisa tu propio vocabulario cuando hables y elimina de tu presentación tantos archisílabos como descubras. Tu hablar será más claro y llegarás mejor a tu público.

PALABRA LLANA ARCHISÍLABO
abrir aperturar
acogida acogimiento
adorno adornación
análisis analítica
antes anteriormente
argumento argumentación
clima climatología
completar complementar
concierto concertación
concreción concretización
condición condicionamiento
confidencia confidencialidad
conflicto conflictividad
confusión confusionismo
crimen criminalidad
culpar culpabilizar
defecto deficiencia
después posteriormente
diferencia diferenciación
duración durabilidad
ejercer ejercitar
emoción emotividad
equipo equipamiento
fin finalidad
fundamento fundamentación
honor honorabilidad
impedir imposibilitar
individuos individualidades
influir influenciar
ley legalidad
límites limitaciones
lista listado
lluvia precipitación
llamada llamamiento
materializar plasmar
método metodología
múltiples multiplicidad
normas normativas
obligación obligatoriedad
peligro peligrosidad
potencia potencialidad
problema problemática
programa programación
recibir recepcionar
regla reglamentación
rigor rigurosidad
secreto secretismo
sentido significación
señal señalización
síntomas sintomatología
total totalidad
uso utilización
ver visionar
vínculo vinculación

Actualización 08/11/11

Os dejo el siguiente tweet con un enlace a un sitio que recopila archisílabos exhaustivamente:

(Mi agradecimiento a Carlos Salas por descubrirme los archisílabos en su libro Las once verdades de la comunicación)

 ENTRADAS RELACIONADAS

- El escándalo Sokal o cómo hablar durante horas sin tener nada que decir

- La Maldición del Conocimiento: cuanto más sabes, peor te explicas

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otros archisílabos monstruosos has escuchado últimamente? ¿Qué estrategias usas para evitarlos?

Anuncios

13 Responses to Huye de los archisílabos en tus presentaciones

  1. Yo creo que decir que “programación” es un archisílabo de “programa” está un poco cogido con alfileres ¿no?

    Para mi un programa es una aplicación, cualquier pedazo de código con la capacidad de ejecutarse y realizar una función; y la programación engloba todas las acciones relacionadas con la confección de dichos programas que, aunque muchos aún lo crean, no se limita a picar teclas…

    Buen artículo. Me ha gustado.

    • Yo lo entiendo más por la “programación del acto” y casos similares. Ahí deberíamos decir “programa”. Los políticos y demás archisilaberos posiblemente no sepan lo que es “programación” como tú la defines. La mayoría no saben ni lo que es un ordenador o lo que es Internet 😦

      • Ni se me había pasado por la cabeza ese significado de “programación”, pero si se utiliza de esa forma que indicas… efectivamente, justificaría la muerte de politicastros y poetas de todo a 100.

  2. ppsouto dice:

    Excelente artículo, hay una palabra de tu lista que me ha chocado; casi con total seguridad, el confusionismo no es un archisílabo de la confusión.
    Por lo demás el artículo está muy bien y si ya esto lo combinas con limitar al máximo el uso de los adverbios acabados en “mente” la redacción queda mucho más… ¿eficaz o eficiente? 🙂
    Saludos.

    • Para mí eficacia es la capacidad de cumplir un objetivo y eficiencia la capacidad de hacerlo gastando pocos recursos. Así que si pretendemos ahorrar saliva, yo hablaría de eficiencia.

      Y sí, efectivamente lo de frecuentemente eliminar tajantemente los adverbios pertinazmente terminados en “mente” que prácticamente no aportan nada absolutamente es completamente necesario para mayormente hablar más eficientemente en un mundo desesperadamente huérfano de discursos raramente compuestos inteligentemente 😉

  3. culpabilizar en lugar de culpar

  4. […] – George Orwell(Vía El Arte de Presentar) […]

  5. Grkk dice:

    Adornación…en lugar de adorno.

  6. […] las redundancias, los pasajes superfluos, las perífrasis y los archisílabos reduce drásticamente el número de palabras de un texto. Con un estilo directo y preciso, se […]

  7. Romina dice:

    consulta-consultación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: